Del Kapital al capital ¡Adiós socialismo, hola capitalismo!

  • Pantalla completa
Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)
1 de 10
Comparte la fotografía

Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)

Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)
2 de 10
Comparte la fotografía

Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)

Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)
3 de 10
Comparte la fotografía

Scipion Nasice Sisters Theatre, 1986. (Marko Modic)

'Vade retro' (1981) IRWIN
4 de 10
Comparte la fotografía

'Vade retro' (1981) IRWIN

Laibach, 'Sympathy for the Devil', 1989 (Antonio Zivkovic)
5 de 10
Comparte la fotografía

Laibach, 'Sympathy for the Devil', 1989 (Antonio Zivkovic)

Laibach Kunst. Muerte de la ideología, 1981
6 de 10
Comparte la fotografía

Laibach Kunst. Muerte de la ideología, 1981

Nuevo Colectivismo, Día de la Juventud, propuesta de póster rechazado, 1987
7 de 10
Comparte la fotografía

Nuevo Colectivismo, Día de la Juventud, propuesta de póster rechazado, 1987

'Pájaros de plumas' (1985) IRWIN
8 de 10
Comparte la fotografía

'Pájaros de plumas' (1985) IRWIN

Nuevo Colectivismo. Buy Victory. 28 de junio de 1991
9 de 10
Comparte la fotografía

Nuevo Colectivismo. Buy Victory. 28 de junio de 1991

"Con el totalitarismo y con la democracia, bailamos con el fascismo y con la anarquía roja". Así nos invita a bailar Laibach, el grupo esloveno de industrial y cara más popular del movimiento NSK —Neue Slowenische Kunst, es decir, Nuevo Arte Esloveno— que surgió en la Yugoslavia del año 84 —más concretamente en la República Socialista de Eslovenia— y que aunó inicialmente música, artes visuales y artes escénicas. Hasta el 8 de enero del 2018, el Museo Reina Sofía acoge la primera retrospectiva en España del NSK con la exposición 'NSK, del Kapital al Capital'.

Junto a Laibach, el grupo de artistas visuales IRWIN —que abogaba por el eclecticismo enfático— y el grupo teatral THEN —Teatro de las Hermanas de la Escisión Násica— se reunieron en torno al principio estético de la retro-vanguardia, que se basaba en la apropiación, bebiendo de la Vanguardia rusa, la Bauhaus y Fluxus como principales fuentes. Más adelante, se abrieron también a otros campos disciplinares, como el diseño gráfico, la literatura, la filosofía, la producción audiovisual o la arquitectura.

La retro-vanguardia que predica el NSK se oponía abiertamente a la invención de novedades, adoptando la lógica del 'ready-made', renunciando a la autoría individual, al gusto y al juicio personal en favor de la noción de grupo. 

Su nacimiento, en plena caída del gobierno socialista yugoslavo y de la entrada paulatina e inexorable del capitalismo, marcó el carácter indiscutiblemente político del arte del NSK, que criticaba las contradicciones y las debilidades de los sistemas socialistas en el crepúsculo de la Guerra Fría y anticipaba la amenaza de que el nuevo orden capitalista se convirtiese en un nuevo totalitarismo tecnológico. Y jugando además con una ambigüedad ideológica alrededor de los totalitarismos.

La muestra, organizada por el Museo Reina Sofía y la Moderna Galerija de Liubliana (Laibach es, de hecho, el nombre con el que se bautizó a la ciudad durante la ocupación nazi), recoge una amplia y variada selección de materiales (cerca de 350 pinturas, fotografías, videos, posters, catálogos, revistas, vinilos, etc.) de la experiencia NSK en todas sus manifestaciones (actos públicos, conciertos, exposiciones, producciones teatrales, performances, manifiestos, entrevistas y numerosos documentos y testimonios) desde 1980 hasta 1992.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios