Motivos para no olvidar a Eduardo Galeano

  • Pantalla completa
 Ahora las torturas se llaman 'apremios ilegales'. A la traición, 'realismo'. Al oportunismo, 'pragmatismo'. Al imperialismo, 'globalización'. Y a las víctimas del imperialismo, globalización.
1 de 12
Comparte la fotografía

"Ahora las torturas se llaman 'apremios ilegales'. A la traición, 'realismo'. Al oportunismo, 'pragmatismo'. Al imperialismo, 'globalización'. Y a las víctimas del imperialismo, globalización".

La historia de América Latina es la historia del despojo de los recursos naturales. (EFE, 2013, con Nicolás Maduro)
2 de 12
Comparte la fotografía

"La historia de América Latina es la historia del despojo de los recursos naturales". (EFE, 2013, con Nicolás Maduro)

Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos. (EFE, 2012)
3 de 12
Comparte la fotografía

"Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". (EFE, 2012)

Culto no es aquel que lee más libros. Culto es aquel que es capaz de escuchar al otro. (EFE, 2009, con José Mujica)
4 de 12
Comparte la fotografía

"Culto no es aquel que lee más libros. Culto es aquel que es capaz de escuchar al otro". (EFE, 2009, con José Mujica)

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar. (EFE, 2012)
5 de 12
Comparte la fotografía

"La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar". (EFE, 2012)

Con el dinero ocurre al revés que con las personas: cuanto más libre, peor. (EFE, 2009)
6 de 12
Comparte la fotografía

"Con el dinero ocurre al revés que con las personas: cuanto más libre, peor". (EFE, 2009)

Ojala podamos tener el coraje de estar solos y la valentía de arriesgarnos a estar juntos. (EFE, 2012)
7 de 12
Comparte la fotografía

"Ojala podamos tener el coraje de estar solos y la valentía de arriesgarnos a estar juntos". (EFE, 2012)

La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo (EFE, 2012, con Juan Gelman)
8 de 12
Comparte la fotografía

"La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo" (EFE, 2012, con Juan Gelman)

Uno sobrevive en los demás: en la memoria y en los actos de los demás. (EFE, 2013)
9 de 12
Comparte la fotografía

"Uno sobrevive en los demás: en la memoria y en los actos de los demás". (EFE, 2013)

Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué. (EFE, 2013)
10 de 12
Comparte la fotografía

"Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué". (EFE, 2013)

Hugo Chávez obsequia a Barack Obana, en 2009, con el libro de Galeano 'Las venas abiertas de América Latina'. (EFE)
11 de 12
Comparte la fotografía

Hugo Chávez obsequia a Barack Obana, en 2009, con el libro de Galeano 'Las venas abiertas de América Latina'. (EFE)

Con Eduardo Galeano aprendimos a soñar y a hablar de la “utopía” sin avergonzarnos. Cuando imaginaba el mundo del mañana, el escritor uruguayo, fallecido a los 74 años, veía que la gente trabajaba para vivir, en lugar de vivir para trabajar. Anunciaba que los políticos dejarían de creer que a los pobres les encanta comer promesas, que la educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla, que la policía no será la maldición de quien no pueden comprarla, que la Iglesia dictará un undécimo mandamiento que olvidó el Señor: “Amarás a la naturaleza, de la que formas parte”. ¿Por qué no olvidar a Eduardo Galeano? Para seguir caminando, a pesar de los obstáculos. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios