Atín Aya, el fotógrafo de la clase obrera que inspiró ‘La isla mínima’

  • Pantalla completa
1 de 14
Comparte la fotografía
2 de 14
Comparte la fotografía
3 de 14
Comparte la fotografía
4 de 14
Comparte la fotografía
5 de 14
Comparte la fotografía
6 de 14
Comparte la fotografía
7 de 14
Comparte la fotografía
8 de 14
Comparte la fotografía
9 de 14
Comparte la fotografía
10 de 14
Comparte la fotografía
11 de 14
Comparte la fotografía
12 de 14
Comparte la fotografía
13 de 14
Comparte la fotografía
Si la clase obrera se ha extinguido, aquí están los últimos especímenes. Hombres y mujeres del sur, personas de una absoluta importancia marginal, que fueron el objetivo de la corta vida de Atín Aya (1955-2007), mientras peleaban por exprimir los frutos de la tierra y del mar para seguir penando. Fue fotógrafo en blanco y negro en un país que no conseguía coger color. Se interesó por los protagonistas de la parte de atrás de la historia, los de la España sin Transición, los que no lograron pasar de la humildad y la escasez al bienestar. Alberto Rodríguez, director del filme La isla mínima, y su director de fotografía, Alex Catalán, encontraron en el trabajo del fotógrafo sevillano honda fuente de inspiración, sobre todo, en las imágenes de las marismas del Guadalquivir.
Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios