Las comidas que te ayudarán a vivir durante más tiempo

  • Pantalla completa
Aceite de oliva
1 de 11
Comparte la fotografía

Aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los componentes claves de la dieta mediterránea, el régimen alimenticio tradicional cuyos beneficios para la salud están mejor demostrados. El oleocantal, un compuesto presente en el aceite de oliva, está relacionado con un menor riesgo de padecer alzhéimer, envejecimiento en la piel y osteoporosis. (Foto: iStock)
Vino
2 de 11
Comparte la fotografía

Vino

El alcohol es un arma de doble filo para nuestra longevidad. Su consumo excesivo está directamente relacionado con todo tipo de problemas de salud y, por tanto, con una menor esperanza de vida, pero la ingesta moderada de bebidas de baja graduación, como el vino o la cerveza, tiene ciertas ventajas… El resveratrol, un compuesto presente en el vino tino, es un conocido antioxidante que ha sido relacionado en numerosos estudios animales con una mayor salud y longevidad. Ahora bien, cualquier beneficio se revierte si tomamos más de dos copas al día. (Foto: Corbis)
Arándanos
3 de 11
Comparte la fotografía

Arándanos

En España no consumimos muchos arándanos (ni otras frutas del bosque) algo que deberíamos cambiar cuanto antes. Los compuestos antioxidantes presentes en las frutas rojas están relacionados con un menor riesgo de padecer cáncer y problemas cardiovasculares. Un estudio de la Universidad de Cincinnati descubrió que una dieta rica en arándanos mejoraba el rendimiento cognitivo de los ancianos con problemas de memoria, un hallazgo que fue refrendado por otra investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard. (Foto: iStock)
Frutas y vegetales
4 de 11
Comparte la fotografía

Frutas y vegetales

En general, una dieta en la que prima el consumo de frutas y verduras es siempre más saludable. Un reciente estudio de la University College London mostró que comer más de siete piezas de fruta y verdura al día reduce el riesgo de morir de cáncer o enfermedad cardiovascular en un 25 y 31 por ciento, respectivamente. (Foto: Corbis)
Vegetales de hoja verde
5 de 11
Comparte la fotografía

Vegetales de hoja verde

El mismo estudio de la University College London que animaba al consumo de fruta mostró también que los vegetales (sobre todos los de hoja verde) son más beneficiosos que la fruta. La espinaca, la col, el repollo, la acelga… Todos ellos contienen unos nutrientes que las convierten en la mejor herramienta para prevenir el cáncer. Los estudios han mostrado que comer estos vegetales dos o tres veces por semana reduce notablemente el riesgo de padecer cáncer de estómago, pecho y piel, y, además, disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. (Foto: iStock)
Cereales integrales
6 de 11
Comparte la fotografía

Cereales integrales

El consumo de cereales integrales (de grano entero) está relacionado con un menor riesgo de morir por cáncer, enfermedad cardiovascular, diabetes y trastornos respiratorios. Un estudio elaborado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, y publicado en la revista BMC Medicine, analizó las dietas de más de 365.000 personas mayores durante 14 años. Los investigadores descubrieron que las personas que consumen 34 gramos de cereales integrales (pan integral, arroz integral, avena, quinoa…) todos los días tienen un riesgo un 17% menos de morir de forma prematura que aquellos que toman menos o no toman. (Foto: iStock)
Frutos secos
7 de 11
Comparte la fotografía

Frutos secos

Según un estudio publicado recientemente en la revista New England Journal of Medicine, consumir un puñado de frutos secos siete veces por semana puede reducir la mortalidad en una media del 20%. Comer estos alimentos disminuye en un 29% el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular y un 11% por cáncer. Además de beneficiarse de este efecto, las personas con este hábito se mantienen más delgadas. (Foto: iStock)
Chocolate
8 de 11
Comparte la fotografía

Chocolate

Chocolate Bars Close up Los beneficios del chocolate para la salud, o más bien de los flavonoides y polifenoles que contiene, han sido demostrados en multitud de estudios. Sus propiedades antioxidantes, anticoagulantes y antinflamatorias se asocian a la prevención de problemas cardiovasculares y al retraso del envejecimiento de la piel, además de convertir al cacao en uno de los remedios más eficaces contra la tos crónica. Por si fuera poco, puede ayudar a estimular la memoriade las personas mayores. (Foto: iStock)
Café
9 de 11
Comparte la fotografía

Café

Las propiedades del café han sido ampliamente estudiadasy, aunque su consumo excesivo tiene algunos peligros, parece claro que se trata de una bebida saludable siempre que sea consumida con moderación. El consumo de dos o tres tazas de café al día está relacionado con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2, párkinson, problemas hepáticos y enfermedades cardiovasculares. (Foto: Corbis)
Pescado azul
10 de 11
Comparte la fotografía

Pescado azul

El consumo de pescado azul rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón, la caballa, o las sardinas, ha sido relacionado en multitud de ocasiones con la longevidad. Un completo estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard y la Universidad de Washington mostró que los ancianos que consumían una cantidad elevada de omega-3 tenían un riesgo de mortalidad un 27% menor y vivían de media 2,2 años más que las personas que lo consumían menos. (Foto: Corbis)

Hay muchos factores que influyen en nuestra esperanza de vida: los genes juegan su papel, pero también la calidad del aire que respiramos, el sistema de salud del que disfrutamos, el deporte que hacemos… En los últimos años se ha avanzado mucho en el estudio del envejecimiento y parece que nuestros hábitos de vida son determinantes para tener una vida larga y saludable pero, entre ellos, la dieta es quizás el más importante y, además, aquel que podemos modificar con más facilidad.

Ninguna comida en concreto puede hacer por sí sola que vivamos más, pero si priorizamos la ingesta de unos alimentos y reducimos la de otros estaremos ganando en salud y en años de vida. El consumo de estas viandas ha sido relacionado en diversos estudios científicos con la reducción del riesgo de padecer importantes enfermedades y, por tanto, con la protección frente a una muerte prematura.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios