Que no te engañen: 8 comidas grasas que son geniales para tu salud

  • Pantalla completa
Mantequilla
1 de 9
Comparte la fotografía

Mantequilla

Hasta hace unos años la mantequilla era considerada un alimento a evitar, dado su alto contenido en grasas saturadas. Hoy sabemos que su sustituto, la margarina, aunque tiene bastante menos grasas saturadas, no va a ser de ninguna ayuda si lo que buscamos es adelgazar. Además, tanto la mantequilla como algunos quesos tienen notables beneficios en la prevención de la obesidad y, especialmente, en la prevención de diabetes tipo 2. (Foto: iStock)
Pollo
2 de 9
Comparte la fotografía

Pollo

Todo el mundo sabe que la pechuga es una carne magra la mar de sana, pero mucha gente le sigue quitando la piel al resto del pollo y huye de otras partes de éste pensando que son menos saludables. Del pollo, como del cerdo, puede aprovecharse todo, y su grasa no es peor que la de la ternera. (Foto: iStock)
Huevos
3 de 9
Comparte la fotografía

Huevos

Los huevos contienen más vitaminas y minerales por caloría que casi cualquier otra comida. Son además una de las mejores fuentes de colina, una sustancia que el cuerpo necesita para obtener energía de la grasa. Los huevos son especialmente recomendables en el desayuno, pues nos ayudarán a consumir menos calorías el resto del día. El huevo tuvo mala fama en el pasado, pero hoy podemos afirmar que no existe ninguna relación entre su consumo y el riesgo cardiovascular. (Foto: iStock)
Ternera
4 de 9
Comparte la fotografía

Ternera

La mayoría de personas piensan que el pollo, el pavo y el pescado son sanos, pero no la ternera, que es rica en grasas saturadas. La realidad es que, dependiendo del corte, gran parte de la grasa de la ternera es monoinsaturada (como la que encontramos, por ejemplo, en el aceite de oliva) y mucha de la grasa saturada realmente ayuda a reducir el colesterol malo y aumentar la presencia del bueno. La ternera tiene además importantes nutrientes como el hierro, el zinc y la vitamina B. (Foto: Foodcollection/the food passionates/Corbis)
Coco
5 de 9
Comparte la fotografía

Coco

Aunque no lo parezca, el coco está compuesto en un 30% de grasas saturadas, por lo que se trata de una fruta que suele excluirse de la mayoría de dietas. Pero se trata de un error, más de la mitad de la grasa del coco es ácido láurico, que aunque eleva en algo el colesterol malo, incrementa en mayor medida el colesterol bueno, lo que hace que, en conjunto, sea saludable. (Foto: Elin Lindv©n/Snapwire/Corbis)
Crema agria
6 de 9
Comparte la fotografía

Crema agria

El 90% de las calorías de la crema agria provienen de la grasa, y la mitad es saturada. En lo que no solemos reparar es en las cantidades que tomamos de este tipo de condimentos. Vale, la crema agria no es lo más sano del mundo, pero, al igual que la mantequilla, no nos la comemos a cucharadas, por lo que el número total de calorías que aportan es moderado. (Foto: Diana Miller/cultura/Corbis)
Queso
7 de 9
Comparte la fotografía

Queso

Al contrario de lo que piensa casi todo el mundo, el queso es bueno para nuestra dieta pues es rico en proteína y grasas, que te llenan, y funciona como el complemento ideal para nuestras comidas. Si añadimos queso, por ejemplo, a la ensalada, estaremos comiendo una comida sana sin empezar a tener hambre sólo una hora después de tomarla. (Foto: Lew Robertson/Corbis)
Cerdo
8 de 9
Comparte la fotografía

Cerdo

Muchas partes del cerdo son magras, e igual de saludables que las de pollo o el conejo (que tienen mejor fama). El lomo de cerdo, por ejemplo, tiene menos grasa que una pechuga de pollo. Por supuesto, hay cortes del cerdo que tienen mucha grasa, como el bacón, la panceta o el jamón, pero no hay razón para eliminarlos por completo de nuestra dieta. Eso sí, cuando menos procesados estén, mejor. (Foto: Tetra Images/Corbis)

Durante décadas las recomendaciones nutricionales oficiales han insistido en la importancia de evitar las grasas saturadas, que, supuestamente, eran las principales culpables del sobrepeso y el colesterol. Pero, como llevan advirtiendo los científicos desde hace unos años, la estigmatización de la grasa sólo ha conducido a que consumamos más carbohidratos que son los que en realidad provocan nuestros problemas metabólicos.

Tal como explica el doctor Jeff Volek en Men´s Health, el consumo de estos 8 alimentos ricos en grasa  se prohibía hasta hace poco en muchas dietas, cuando en realidad su ingesta es muy recomendable para adelgazar, pues tienen un poder saciante que no pueden aportar la mayoría de las comidas. Como siempre, es necesario recordar que una buena alimentación es moderada, variada y equilibrada y no debemos abusar de ninguna de estas comidas, pero no hay ninguna razón para desterrarlas de nuestra dieta, de hecho, haríamos bien en incluirlas.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios