Es noticia
Menú
Un estudio sobre híbridos enchufables encargado en Suiza los califica de "estafa"
  1. Motor
  2. Tráfico
El cantón de Valais deja sin ayuda a los PHEV

Un estudio sobre híbridos enchufables encargado en Suiza los califica de "estafa"

Los vehículos híbridos enchufables (PHEV) dejarán de disfrutar de ayudas en un cantón tras los resultados de un informe encargado sobre sus emisiones reales en esa montañosa región del sur del país

Foto: Según los autores del informe, el Volvo XC60 fue uno de los modelos usados en el test. (Volvo)
Según los autores del informe, el Volvo XC60 fue uno de los modelos usados en el test. (Volvo)

Impact Living es una pequeña compañía suiza dedicada a la asesoría en proyectos de arquitectura moderna, materiales de construcción de base biológica, energías renovables, movilidad eléctrica y soluciones de eficiencia en general, y a ellos acudieron hace unos meses las autoridades del cantón de Valais, uno de los 26 en que está dividido Suiza y el situado en el extremo suroccidental del país, una región muy montañosa con 51 picos que superan los 4.000 metros de altitud y donde encontramos el glaciar más grande de los Alpes: el Aletsch. Los responsables del cantón querían saber si realmente eran tan ecológicos como se anunciaban los vehículos híbridos enchufables a los que estaban ayudando con unos incentivos a la compra llamados 'supercréditos', y encargaron a Impact Living un informe sobre ello.

El caso no sorprende, realmente, pues desde hace tiempo hay 'ruido de fondo' en torno a los híbridos enchufables, y es reiterada la aparición de rumores sobre la posible exclusión de esos vehículos, también llamados PHEV ('plug-in electric vehicles', o vehículos eléctricos enchufables) del grupo de automóviles menos contaminantes. La 'liebre' saltaba hace unos años en Holanda, país donde se daban enormes ayudas para la compra de híbridos enchufables (PHEV) y eléctricos puros (BEV), y en el que un estudio descubrió que buena parte de los que compraban los primeros no recargaban nunca o casi nunca sus baterías, y circulaban sistemáticamente en modo combustible. Al parecer, alguien tuvo acceso a los datos de compra de carburante de aquellos miles de usuarios y al kilometraje de sus coches y solo tuvo que calcular el consumo medio. Fue un primer golpe a esa tecnología.

placeholder El Mitsubishi Outlander fue el híbrido enchufable del que más unidades se emplearon en el estudio.
El Mitsubishi Outlander fue el híbrido enchufable del que más unidades se emplearon en el estudio.

Los fabricantes de vehículos PHEV, por su lado, siempre han mantenido que la mayor eficiencia de un híbrido enchufable se logra circulando la mayor cantidad de kilómetros posible en modo eléctrico, y que, por tanto, carece de sentido hacer lo contrario. Básicamente, porque estás 'cargando' con una pesada batería constantemente sin aprovechar las ventajas de llevarla, como pueden ser circular 30, 40, 50 e incluso más kilómetros en modo eléctrico y sin emisiones, y rebajar el coste por kilómetro porque, en condiciones normales, moverse con electricidad es más económico que hacerlo con gasolina o gasóleo. Aunque tras las últimas subidas de la energía, podría haber dudas al respecto, y todo depende de lo habilidosos que seamos para conseguir tarifas domésticas 'económicas'. En cualquier caso, el usuario puede ver otros beneficios del PHEV al margen de un menor consumo, como ventajas de movilidad y acceso a determinadas zonas, estacionamientos más baratos o gratuitos, ayudas a la compra suculentas... Hasta el punto de adquirir un PHEV que nunca cargará con electricidad, lo cual sucede más veces de lo que imaginamos.

En este sentido, algunos fabricantes también están planteando soluciones para devolver a los híbridos enchufables el prestigio que su avanzada tecnología merece cuando el uso es el correcto, como la iniciativa de Peugeot de dotar a sus PHEV (los 3008 Hybrid y 508 Hybrid fueron pioneros) de una lucecita azul que se enciende en la zona central superior del parabrisas cuando el coche circula en modo eléctrico, lo que serviría para descubrir qué vehículos se mueven sin emisiones y cuáles no en entornos donde conviene bajar los humos, como las ciudades. Y BMW ofrece para todos sus híbridos enchufables la función eDrive Zones, que pasa automáticamente el funcionamiento del coche de híbrido a eléctrico cuando accedemos a las zonas céntricas de 138 ciudades europeas, entre ellas, Madrid y Barcelona.

Híbridos enchufables: "Una farsa"

Pero volviendo al informe suizo, Impact Living realizó un estudio de emisiones reales a partir del consumo de combustible medido durante un periodo de tres meses a 35 vehículos, de los cuales 20 eran híbridos enchufables (usaron al parecer varias unidades de Mitsubishi Outlander Plug-in, Volvo XC60 Recharge, Ford Explorer PHEV y Opel Grandland Hybrid) y 15 equipaban motores de combustión convencional, lo que permitiría una comparación final. Realmente no hay muchos más datos sobre el procedimiento, salvo que los vehículos eran conducidos por sus respectivos propietarios y que al final del trimestre se realizó una entrevista personal. Sobre tipos de recorrido, kilometrajes diarios o hábitos de recarga, nada se ha hecho público. Lo que sí ha trascendido es el resultado, donde la empresa encargada del estudio califica de "farsa" a los vehículos de tecnología PHEV, lo que ha llevado al cantón de Valais a anunciar que deja de subvencionar la compra de los híbridos enchufables por incumplir una de las condiciones de sus 'supercréditos': que las emisiones de CO₂ sean inferiores a 50 g/km.

Y es que, siempre según Impact Living, no aportan ninguna ventaja medioambiental y suponen "una estafa al consumidor", pues entre los resultados del estudio se destaca que las emisiones reales de dióxido de carbono llegaron a multiplicar prácticamente por cuatro, en determinadas situaciones, los datos de la homologación WLTP en ciclo combinado, que es la anunciada por todos los fabricantes. Y, de media, los vehículos PHEV estudiados consumieron y emitieron un 116% más que lo homologado, mientras que en los vehículos con motor de combustión analizados el incremento frente al ciclo WLTP fue solo del 26%.

La decisión de las autoridades del cantón suizo de Valais constituye un caso aislado, pero podría no ser el último. La razón esencial radica en la enorme diferencia de consumo de combustible entre circular en modo 100% eléctrico (cero litros cada 100 kilómetros en recorridos cortos o urbanos) y hacerlo principalmente con el motor de combustión, que normalmente es de gasolina aunque también hay modelos diésel PHEV (dependiendo del vehículo pueden superarse los 10 litros cada 100 kilómetros). Terreno abonado, quizás, para quienes no desean o no creen en soluciones intermedias entre el modelo de combustión convencional y el 100% eléctrico.

Impact Living es una pequeña compañía suiza dedicada a la asesoría en proyectos de arquitectura moderna, materiales de construcción de base biológica, energías renovables, movilidad eléctrica y soluciones de eficiencia en general, y a ellos acudieron hace unos meses las autoridades del cantón de Valais, uno de los 26 en que está dividido Suiza y el situado en el extremo suroccidental del país, una región muy montañosa con 51 picos que superan los 4.000 metros de altitud y donde encontramos el glaciar más grande de los Alpes: el Aletsch. Los responsables del cantón querían saber si realmente eran tan ecológicos como se anunciaban los vehículos híbridos enchufables a los que estaban ayudando con unos incentivos a la compra llamados 'supercréditos', y encargaron a Impact Living un informe sobre ello.

Suiza Energía Desarrollo sostenible Subvenciones
El redactor recomienda