Es noticia
Menú
Sentencia a favor de Tesla en Alemania: podrá seguir anunciando 'conducción autónoma'
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Le permiten hablar de 'piloto automático'

Sentencia a favor de Tesla en Alemania: podrá seguir anunciando 'conducción autónoma'

Con varios frentes abiertos en EEUU en torno a la posible publicidad engañosa sobre las capacidades del sistema Autopilot, Tesla logra al menos una nueva victoria judicial en Alemania, donde otro tribunal da la razón a la firma de Elon Musk

Foto: Los cuatro coches comercializados por Tesla ofrecen el sistema Autopilot. (Tesla)
Los cuatro coches comercializados por Tesla ofrecen el sistema Autopilot. (Tesla)

Tesla podrá seguir utilizando en su publicidad y material promocional en Alemania referencias a la "funcionalidad potencial completa para la conducción autónoma", el término 'Autopilot' (es el nombre del sistema de asistencia a la conducción de la marca, y puede traducirse como 'piloto automático') o frases como "navegar en piloto automático", después de que un tribunal del país haya rechazado una demanda en contra de todas esas prácticas que planteó en su día Wettbewerbszentrale, una organización alemana patrocinada por la industria local que vigila las actividades contrarias a la competencia.

Pero el Tribunal de Justicia de Alemania considera en su sentencia que Tesla podrá seguir refiriéndose en los mismos términos empleados hasta ahora a las capacidades de su sistema de asistencia Autopilot y a la 'conducción autónoma', desestimando así la demanda de Wettbewerbszentrale, promovida como respuesta a un fallo del Tribunal Regional Superior de Munich, que en octubre del pasado año aceptó la apelación de Tesla contra una sentencia anterior de un tribunal local, de rango inferior, que prohibía el uso de las frases y los términos ahora nuevamente respaldados.

Siguen sus problemas en EEUU

Una nueva victoria en los tribunales alemanes que, sin embargo, no apacigua las aguas en torno a su sistema 'Autopilot' y, especialmente, su última evolución: el software FSD Beta 9.2 (Full Self Driving, o conducción autónoma completa), al que el propio Elon Musk se refería a finales del pasado año afirmando que "no es realmente genial". Las declaraciones del magnate sudafricano llegaban cuando el sistema de asistencia a la conducción de Tesla empezaba a ser investigado por parte de la NHTSA americana, organismo encargado de la seguridad vial, tras una serie de accidentes en los que se habían visto involucrados varios coches de la marca cuando, presuntamente, llevaban activada la función de conducción autónoma.

A raíz de la polémica, dos senadores estadounidenses solicitaron a la Comisión Federal de Comercio que investigara al fabricante de Austin por si había engañado a los consumidores y había puesto en peligro a los usuarios al comercializar sus sistemas de conducción automatizada como totalmente autónomos. Como respuesta, días después Musk explicó que solo dejarían usar el software FSD Beta 9.2 "a los buenos conductores", y que comprobarían si los usuarios se adecuaban a los estándares exigidos por la marca basándose en los datos de telemetría de sus coches. Pero el pasado mes de mayo el máximo responsable del fabricante de eléctricos volvía a la carga al anunciar que un millón de vehículos Tesla podrían circular ya sin conductor en 2023 tras actualizarlos con un sistema Autopilot que ya no requiere supervisión por parte del usuario. Es decir, la conducción autónoma de los Model 3, Model Y, Model S y Model X pasaría del actual Nivel 2, que ya emplean vehículos de otras muchas marcas en todo el mundo y que viene denominándose 'conducción semiautónoma', a un Nivel 4: los coches siguen teniendo puesto de conducción, con volante y pedales, pero ya no necesitan la intervención humana.

placeholder Tesla define como 'conducción autónoma' el Nivel 2 de su sistema, que en realidad es semiautónomo.
Tesla define como 'conducción autónoma' el Nivel 2 de su sistema, que en realidad es semiautónomo.

Pero su vaticinio aún resonaba cuando un informe del NHTSA estadounidense publicado semanas después, el pasado mes de junio, volvía a enceder las ascuas de la polémica al documentar en su estadística sobre accidentes de tráfico en 2021 que en 273 de los 392 siniestros protagonizados por vehículos dotados de asistentes de conducción había intervenido un Tesla: un 69,6% del total. Por detrás se situaban Honda, con 90 accidentes (23,0% del total), y Subaru, con 10 casos (2,6%). El propio organismo encargado de velar por la seguridad pedía, no obstante, que no se sacaran conclusiones apresuradas, pues Tesla cuenta actualmente con un parque circulante en Estados Unidos compuesto por 830.000 unidades, y gran parte de ellos equipan Autopilot o el más avanzado Autopilot con función FSD, de manera que la utilización de la asistencia a la conducción de los usuarios de Tesla podría ser mucho mayor que en modelos de otras marcas, lo que se reflejaría en la estadística.

Para salir de dudas, el NHTSA investigaba en ese momento 42 accidentes de tráfico calificados de 'especiales', de los que 30 involucraban a un Tesla. Pero se trata de procesos muy largos, ya que los expertos deben demostrar en cada caso si los asistentes de conducción estaban activados o no en el momento del accidente, y en caso de estar operativo, si funcionó mal o no lo hizo.

Como ocurre en Alemania, la web española de Tesla anuncia su sistema Autopilot de asistencia a la conducción como 'piloto automático', que explica con la siguiente frase: "Las características avanzadas de seguridad y comodidad del Piloto automático se han diseñado para ayudarle con las partes más agotadoras de la conducción". Y añade: "El Piloto automático permite que su coche gire, acelere y frene automáticamente dentro del carril. La capacidad de conducción autónoma total introduce nuevas funciones y mejora la funcionalidad existente para hacer que su coche sea más seguro y versátil con el paso del tiempo".

Acusación formal en California

Para complicar aún más la situación, el pasado 28 de julio el Departamento de Vehículos a Motor de California (DMV), un organismo regulador del tráfico en ese estado similar a nuestra DGT, acusó a Tesla de información falsa por referirse a una capacidad 'full self-driving' (conducción autónoma completa) de su sistema Autopilot, ya que la marca de Elon Musk, según la denuncia del DMV, estaría "engañando a los clientes con publicidad que exagera lo bien que funcionan sus avanzados sistemas de asistencia al conductor". Y añade: "Tesla realizó o difundió afirmaciones que son falsas o engañosas, y no se basan en hechos".

Según los responsables del organismo californiano que presentó la denuncia, los coches dotados de sistema Autopilot, e incluso los que ya montan su versión más avanzada FSD, no podían operar como vehículos autónomos en el momento de realizarse esos anuncios, y ni siquiera pueden hacerlo ahora. Por ello, el DMV está estudiando una serie de medidas, que podrían incluir la suspensión de la licencia de Tesla para vender vehículos en California y exigir al fabricante que compense a los conductores. California es actualmente el mayor mercado para Tesla en Estados Unidos, pues de las 352.000 unidades que matriculó la marca de Musk en ese país, 121.000 se registraron en ese estado, del que recientemente quitó su sede central Tesla para instalarse en Texas.

Tesla podrá seguir utilizando en su publicidad y material promocional en Alemania referencias a la "funcionalidad potencial completa para la conducción autónoma", el término 'Autopilot' (es el nombre del sistema de asistencia a la conducción de la marca, y puede traducirse como 'piloto automático') o frases como "navegar en piloto automático", después de que un tribunal del país haya rechazado una demanda en contra de todas esas prácticas que planteó en su día Wettbewerbszentrale, una organización alemana patrocinada por la industria local que vigila las actividades contrarias a la competencia.

Elon Musk Seguridad California Texas Industria automóvil Tecnología
El redactor recomienda