Es noticia
Menú
Los taxis autónomos bloquean dos horas un cruce en San Francisco: ¿avería o rebelión?
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Algunos fueron retirados por conductores

Los taxis autónomos bloquean dos horas un cruce en San Francisco: ¿avería o rebelión?

La pasada semana, varios taxis sin conductor de la compañía Cruise colapsaron un cruce de calles en San Francisco, y en la ciudad ya se preguntan si solo fue un fallo o se cumplen las predicciones de algún guion de Hollywood

Foto: Un taxi autónomo de la compañía Cruise circulando por San Francisco. (Cruise)
Un taxi autónomo de la compañía Cruise circulando por San Francisco. (Cruise)

En 'Yo robot', la película de 2004 dirigida por Alex Proyas e inspirada en los relatos sobre robots del escritor Isaac Asimov, el agente de policía Del Spooner, al que da vida Will Smith, es atacado por los nuevos robots humanoides NS-5 mientras conduce por un túnel su futurista Audi, en una recordada escena en la que varios vehículos autónomos de transporte maniobran para arrinconar y tratar de destruir el coche del protagonista de la cinta, un momento trepidante que muchos han vuelto a rememorar días atrás en California, tan marcada por la industria del cine, tras el extraño caso ocurrido el pasado martes en pleno centro de San Francisco, y que estuvo protagonizado por numerosos taxis sin conductor (según las fuentes, entre 10 y 20) de la compañía Cruise, que hace unos meses también saltaba a la actualidad después de que una patrulla policial diera el alto a uno de sus robotaxis por circular sin luces, y el vehículo 'escapara' en un momento inicial para detenerse poco después decenas de metros adelante.

placeholder Una usuaria accede a uno de los robotaxis de Cruise que ya operan en San Francisco.
Una usuaria accede a uno de los robotaxis de Cruise que ya operan en San Francisco.

Que algunos en esa ciudad hayan recordado 'Yo, robot', 'La rebelión de las máquinas' o la saga 'Transformers' tiene todo el sentido, porque muchos de los taxis sin conductor de Cruise empezaron a dirigirse al cruce de las avenidas Gough y Fulton, que acabaron bloqueando por completo debido a que los robotaxis, que al parecer viajaban sin clientes en ese momento, se detuvieron en la intersección ocupando diversos carriles, lo que no tardó en ocasionar el caos en el tráfico de la zona, situada a medio camino entre el puente Golden Gate y el de Oakland, dos de las principales arterias circulatorias de la urbe.

placeholder El cruce de las calles Gough y Fulton que colapsaron durante dos horas los taxis de Cruise.
El cruce de las calles Gough y Fulton que colapsaron durante dos horas los taxis de Cruise.

Los viandantes y los conductores afectados llegaron a pensar inicialmente en algún tipo de protesta o concentración del personal de la empresa, hasta que se comprobó que todos los taxis que colapsaban el cruce y sus aledaños estaban vacíos, y que sin motivo aparente habían elegido aquel punto para detenerse, una situación que se prolongó por espacio de dos horas hasta que Cruise puedo retirar algunos de los vehículos de forma remota, mientras que en otros casos tuvieron que ser conductores enviados por la empresa los encargados de mover los vehículos, que tienen mecánica 100% eléctrica y son fabricados por el principal accionista de la compañía, General Motors.

Cruise: "Tuvimos un problema"

Cruise, que tiene su sede en San Francisco y cuenta en su accionariado con gigantes como Microsoft, Honda, Walmart y la citada GM, emitió días después un comunicado oficial en el que reconocía la situación y pedía disculpas, pero sin entrar en detalles sobre las causas del extraño suceso: "Tuvimos un problema a principios de esta semana que causó que algunos de nuestros vehículos se agruparan. Si bien se resolvió y ningún pasajero se vio afectado, nos disculpamos con cualquiera que haya sufrido inconvenientes". El percance, no obstante, sucede solo una semana después de que el servicio de taxis autónomos sin conductor entrara en su etapa comercial, tras una larga fase de pruebas por las calles de San Francisco.

placeholder La estampa de los taxis de Cruise se ha convertido en otra imagen icónica de la ciudad.
La estampa de los taxis de Cruise se ha convertido en otra imagen icónica de la ciudad.

Durante el tiempo que duró el sorprendente bloqueo en el cruce de Gough y Fulton, varios vehículos de servicio municipales que trabajan por la zona resultaron obstaculizados en sus tareas de limpieza, lo que podría ocasionar fuertes sanciones económicas para Cruise, aunque las autoridades de la ciudad no se habrían pronunciado todavía al respecto, a la espera de una investigación. No obstante, los protocolos de actuación de la compañía de robotaxis vuelven a ser puestos en tela de juicio, y en este caso con un incidente que ha sembrado dudas y ha echado a volar la imaginación de los sanfranciscanos sobre la seguridad real y la confiabilidad de estos vehículos, que en una primera etapa operan de 10 de la noche a 6 de la mañana, los horarios con menos densidad de tráfico en la ciudad californiana.

En 'Yo robot', la película de 2004 dirigida por Alex Proyas e inspirada en los relatos sobre robots del escritor Isaac Asimov, el agente de policía Del Spooner, al que da vida Will Smith, es atacado por los nuevos robots humanoides NS-5 mientras conduce por un túnel su futurista Audi, en una recordada escena en la que varios vehículos autónomos de transporte maniobran para arrinconar y tratar de destruir el coche del protagonista de la cinta, un momento trepidante que muchos han vuelto a rememorar días atrás en California, tan marcada por la industria del cine, tras el extraño caso ocurrido el pasado martes en pleno centro de San Francisco, y que estuvo protagonizado por numerosos taxis sin conductor (según las fuentes, entre 10 y 20) de la compañía Cruise, que hace unos meses también saltaba a la actualidad después de que una patrulla policial diera el alto a uno de sus robotaxis por circular sin luces, y el vehículo 'escapara' en un momento inicial para detenerse poco después decenas de metros adelante.

San Francisco Tecnología Movilidad del futuro Desarrollo sostenible Transporte General Motors
El redactor recomienda