Es noticia
Menú
Semáforos salvavidas: se pondrán en verde ante la llegada de vehículos de emergencia
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Proyecto de Ford en Alemania

Semáforos salvavidas: se pondrán en verde ante la llegada de vehículos de emergencia

Según los expertos, una ambulancia que llegue cuatro minutos antes puede aumentar un 40% la probabilidad de supervivencia de un herido. Bajo esa premisa, Ford trabaja en que ganen tiempo en cada cruce

Foto: Cuando un vehículo de emergencia se acerca al semáforo, este priorizará su paso. (Ford)
Cuando un vehículo de emergencia se acerca al semáforo, este priorizará su paso. (Ford)

Cuatro minutos. No parece mucho tiempo, pero todo depende de la situación. Y cuando se trata de atender una emergencia, cuatro minutos más para que llegue a su destino una ambulancia, un camión de bomberos o un vehículo policial pueden tener una enorme trascendencia de cara al resultado final. Los expertos, por ejemplo, estiman que las tasas de supervivencia de las víctimas de accidentes de tráfico pueden mejorar hasta en un 40% si reciben tratamiento solo cuatro minutos antes, y ese tiempo, e incluso más, es lo que se puede perder en cruces de calles o carreteras regulados por semáforos.

placeholder Los semáforos son especiales, pues envían información sobre sus cambios de luces.
Los semáforos son especiales, pues envían información sobre sus cambios de luces.

De ahí que Ford esté probando una tecnología de semáforos conectados que podría ir despejando el tráfico ante la llegada de los vehículos de asistencia a esas intersecciones, pues las luces podrían ponerse automáticamente en verde para despejar la ruta y permitir que el tráfico fuera más fluido. "Tanto si se trata de un camión de bomberos que acude a un incendio como de una ambulancia que se dirige al lugar de un accidente, lo último que se quiere es que estos conductores se vena atrapados entre otros vehículos esperando a que cambie el semáforo", explicaba Martin Sommer, ingeniero de investigación de Conducción Automatizada de Ford Europe.

placeholder Una vez que el vehículo de emergencia pasa el cruce, los semáforos recuperan la normalidad.
Una vez que el vehículo de emergencia pasa el cruce, los semáforos recuperan la normalidad.

Además, el nuevo sistema podría ayudar a reducir el riesgo de accidente provocado por los vehículos de emergencia que se saltan los semáforos en rojo. Aunque en esa situación tienen prioridad, no es menos cierto que se producen siniestros con frecuencia. Por ejemplo, en 2017 las ambulancias de Londres se vieron implicadas en una media de seis accidentes diarios, y un estudio alemán concluye que el 39% de los accidentes de ambulancias en cruces se produjeron cuando el semáforo estaba en rojo para el vehículo sanitario.

Cómo funciona

Los ingenieros de Ford han probado esta tecnología desde enero de 2020 hasta este mes de marzo como parte del proyecto 'Corridor for New Mobility Aachen-Düsseldorf (ACCorD)', financiado por el ministerio alemán de Digitalización y Transporte, y apoyado por la Universidad RWTH de Aachen, Vodafone, la autoridad sobre tráfico de Renania del Norte-Westfalia y la ciudad de Aachen, y el sistema se basa en el intercambio de datos entre coches, vehículos de emergencia y semáforos en tiempo real, garantizando el control inteligente de los semáforos mediante la utilización de la última tecnología de telefonía móvil C-V2X (cellular Vehicle-to-Everything), una plataforma unificada que conecta los vehículos con la infraestrucutra de la carretera, otros vehículos y otros usuarios de la vía.

placeholder El vehículo dotado de control de crucero adaptativo modula su velocidad para tratar de encontrar el semáforo en verde.
El vehículo dotado de control de crucero adaptativo modula su velocidad para tratar de encontrar el semáforo en verde.

En los ensayos, Ford empleó una vía de la localidad alemana de Aachen con ocho semáforos consecutivos, más dos tramos a las afueras de la ciudad, cada uno con tres semáforos consecutivos; todos ellos instalados por los socios del proyecto. Durante las simulaciones, el Ford Kuga que oficiaba como vehículo de emergencia enviaba una señal al semáforo para que este se pusiera en verde, y este se mantenía así hasta que el Kuga pasaba por el cruce o zona regulada, volviendo a funcionar los semáforos con normalidad a partir de ese momento.

placeholder El vehículo que se acerca a un semáforo 'sabrá' a distancia si está en rojo o en verde.
El vehículo que se acerca a un semáforo 'sabrá' a distancia si está en rojo o en verde.

No obstante, la investigación de la firma del óvalo no se ha limitado a estos supuestos, pues se encuadra en un proyecto más amplio que incluía pruebas de vehículos automatizados y conectados, y de infraestructuras en red de autopistas, zonas urbanas y rurales, de cara a mejorar la experiencia de conducción mediante el uso de la conectividad. Porque en el futuro los semáforos también podrían reducir los atascos con solo enviar a los vehículos que se acercan una sencilla información: está en verde o está en rojo. De modo que el Kuga empleado en el estudio sabe en qué momento el semáforo al que se aproxima pasa de rojo a verde o de verde a rojo, y mediante su control de crucero adaptativo modula la velocidad para tratar de encontrar el semáforo en verde. Pero como podrían ser muchos los vehículos que se estén acercando a ese semáforo y sería imposible que todos lo encontrasen en verde, el sistema garantiza que lo encuentren en verde la mayor proporción posible de vehículos, lo que serviría para incrementar la fluidez del tráfico.

placeholder El sistema también serviría para reducir el tiempo que los coches están parados en un semáforo.
El sistema también serviría para reducir el tiempo que los coches están parados en un semáforo.

Cuando el semáforo estaba en rojo, la velocidad del vehículo se reducía mucho antes del cruce (por ejemplo, de 50 a 30 km/h) para programar la aproximación y tratar de que llegara al semáforo en el momento en que pasa de rojo a verde. En lo casos en que el vehículo se detiene en el semáforo rojo, la tecnología podría ayudar a minimizar las frenadas bruscas y el tiempo que el vehículo está detenido, lo que además de agilizar el tráfico reduciría las emisiones y aumentaría el confort de uso.

Cuatro minutos. No parece mucho tiempo, pero todo depende de la situación. Y cuando se trata de atender una emergencia, cuatro minutos más para que llegue a su destino una ambulancia, un camión de bomberos o un vehículo policial pueden tener una enorme trascendencia de cara al resultado final. Los expertos, por ejemplo, estiman que las tasas de supervivencia de las víctimas de accidentes de tráfico pueden mejorar hasta en un 40% si reciben tratamiento solo cuatro minutos antes, y ese tiempo, e incluso más, es lo que se puede perder en cruces de calles o carreteras regulados por semáforos.

Tecnología Bomberos Transporte Eficiencia energética Seguridad Emergencias
El redactor recomienda