Es noticia
Menú
Metaverso, robots y vehículos voladores: ¿se nos va de las manos la movilidad del futuro?
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Hyundai revoluciona el CES de Las Vegas

Metaverso, robots y vehículos voladores: ¿se nos va de las manos la movilidad del futuro?

Hyundai Motor acude al CES de Las Vegas con un arsenal de propuestas tecnológicas que dibujan una movilidad tan apasionante como compleja. ¿Futuro real o pura ciencia ficción?

Foto: Entre las ideas, figura un vehículo lanzadera con cuatro microutilitarios dentro. (Hyundai Motor)
Entre las ideas, figura un vehículo lanzadera con cuatro microutilitarios dentro. (Hyundai Motor)

El CES, la feria sobre la electrónica de consumo que se celebra estos días en Las Vegas, es un muestrario ideal para conocer lo que llega o podría llegar en el campo de las comunicaciones, la energía, el hogar o la movilidad, entre otros. Y términos como inteligencia artificial (IA), robótica, nube o automatización, a los que empezábamos a habituarnos, se codean ahora con otros que, acelerados por las especiales condiciones de vida asociadas a la pandemia, saltan ahora a la palestra, como metaverso, ese nuevo espacio que podría ser cotidiano en el futuro y donde se borran las fronteras entre lo real y lo virtual, e incluso entre lo real y la realidad virtual, de manera que los usuarios podrían llegar a tener libertad absoluta de movimientos entre ambos mundos. ¿Ciencia ficción? Seguramente no. O seguramente la misma dosis de ciencia ficción que habría atribuido un ciudadano de 1920 a la explicación de un televisor OLED 8K de 85 pulgadas o un avión F-22 Raptor.

El caso es que hasta los fabricantes de automóviles se preparan para ese metaverso o metauniverso, como prefieren llamarlo algunos, y nace un nuevo concepto de la 'metamovilidad' que Hyundai Motor quiere hacer suyo. Porque el gigante coreano, que engloba las marcas Hyundai, Kia y Genesis, ha acudido a la popular ciudad de Nevada con todo tipo de propuestas innovadoras que trazan un futuro realmente distinto en materia de movilidad: robots, vehículos voladores, transportes de tipo lanzadera que contienen cochecitos para liberarlos en las ciudades, todo tipo de aparatos y objetos motorizados para que las personas eviten los desplazamientos... y mucho metaverso. ¿Caminamos hacia eso o nos quedan aún varias décadas de modelo tradicional a la hora de desplazarnos?

placeholder El metaverso abrirá nuevas posibilidades a lo que hoy llamamos teletrabajo, incluso en procesos de producción.
El metaverso abrirá nuevas posibilidades a lo que hoy llamamos teletrabajo, incluso en procesos de producción.

Bajo el título 'Expanding Human Reach' (ampliando el alcance humano), Hyundai Motor ha preparado un sinfín de ideas que, según el caso, combinan tecnologías robóticas como la inteligencia artificial y la conducción autónoma, explorando variadas fórmulas de desplazamiento como los coches y los vehículos aéreos urbanos (hace dos años, ya presentó un taxi volador desarrollado con Uber), y generalizando el uso de robots como medio de unión entre el mundo real y el virtual. Con la adquisición de Boston Dynamics, una vanguardista compañía dentro de ese campo, Hyundai Motor centra su enfoque en el avance de la robótica para mejorar la vida de las personas mediante el desarrollo de una serie de soluciones de movilidad hoy inexistentes.

¿Qué son los gemelos digitales?

La firma coreana explica, por ejemplo, que un coche que se conecte a espacios virtuales podría permitir a los usuarios disfrutar de distintas experiencias de realidad virtual dentro del vehículo, y que según las necesidades de la persona el coche podría transformarse en un espacio de entretenimiento, en una sala de reuniones para trabajar o en una plataforma de videojuegos en 3D. A diferencia de la realidad virtual que conocemos hoy, en la que las experiencias del usuario no se reflejan en el mundo real debido a las limitaciones tecnológicas, los futuros usuarios del metaverso podrán influir en el mundo real mediante la robótica y la tecnología de los gemelos digitales, una representación virtual de un objeto, lugar o proceso físico que será posible gracias a los próximos avances en sensores y actuadores.

Así, por ejemplo, un usuario que esté lejos de su casa podría acceder a un gemelo digital de su hogar en el metaverso, y de este modo alimentar o abrazar a su mascota mediante el uso de un robot avatar, de forma que las personas disfrutarían de experiencias del mundo real a través de la realidad virtual. Y mediante la metamovilidad, los robots ayudarán a las personas a superar las limitaciones físicas del tiempo y el espacio, permitiéndoles cambiar y transformar cosas en el mundo real a través de una conexión robótica y el ya famoso metaverso. Una conexión metaverso-robot que, por ejemplo, nos permitirá guiar un robot en el mundo real por una fábrica inteligente, posibilitando el desarrollo de un nuevo modelo digital para la gestión de fábricas, pues los especialistas podrían conectarse de modo remoto a todas las máquinas y realizar tareas a distancia. Sería posible, según eso, que un operario interactuara con un avatar robótico en el metaverso mediante una interfaz de realidad virtual y controles manuales para manipular cosas en el mundo real utilizando una representación robótica en el lugar de trabajo remoto. O sea, el teletrabajo pero llevado al extremo.

placeholder Según la firma coreana, en el futuro no moveremos las cosas, sino que los objetos se desplazarán alrededor nuestro.
Según la firma coreana, en el futuro no moveremos las cosas, sino que los objetos se desplazarán alrededor nuestro.

El objetivo es que el espacio, el tiempo y la distancia pasen a ser conceptos irrelevantes, y que al conectar robots con el metaverso podamos movernos libremente entre el mundo real y la realidad virtual, pues los robots se convertirán en una extensión de nuestros propios sentidos físicos. Y si llegados a este punto alguien sigue preguntándose qué tiene que ver esto con la movilidad, la respuesta es sencilla: gracias a la metamovilidad, la movilidad no será tan necesaria.

Pero seguirá habiendo movilidad

Que la metamovilidad ahorre desplazamientos no significa que Hyundai Motor dibuje en el CES un futuro de ciudadanos estáticos. Pero sí esboza una nueva movilidad que poco tiene que ver con la actual. Por ejemplo, exhibe un diminuto vehículo robótico para el transporte individual, el L7, que mide solo 125 centímetros de largo por 133 de ancho y 189 de alto. Además, no hay que conducirlo, pues equipa sensores LiDAR y cámaras, y se desplaza de forma autónoma sobre cuatro 'ruedas'. Aunque tampoco se trata de ruedas al uso, sino de plataformas modulares PnD (Plug&Drive), cada una con una rueda, su dirección inteligente, su sistema de frenado y su propulsión eléctrica con una autonomía de una hora, y dos horas como tiempo de recarga.

placeholder La idea de Hyundai Motor es motorizar casi todo basándose en sus módulos de tracción PnD y DnL.
La idea de Hyundai Motor es motorizar casi todo basándose en sus módulos de tracción PnD y DnL.

Podríamos preguntarnos si ese vehículo individual L7, que viene a ser por su forma como una de las antiguas cabinas telefónicas y se desplaza circulando sobre cuatro módulos PnD, tiene sentido para cubrir largas distancias, pero Hyundai Motor le asigna un papel meramente urbano, y de hecho ha creado también un vehículo logístico complementario para transportar los pequeños L7 de transporte personal en recorridos mayores. Se trata de una plataforma de tipo lanzadera, que a modo de nave nodriza puede acoger hasta cuatro L7 individuales para distribuirlos o captarlos por la ciudad. Y si en lugar de vehículos de pasajeros transportara L7 comerciales (también dotados de cuatro PnD bajo su plataforma), esa lanzadera de mayor tamaño podría recorrer la ciudad soltando o recogiendo los diminutos vehículos robóticos y autónomos encargados de realizar tareas de 'última milla'.

Además, el módulo eléctrico PnD, que viene a ser una rueda eléctrica, inteligente y autónoma, proporciona una flexibilidad y una escalabilidad casi infinitas, pues podría proporcionar movilidad a cosas normalmente inanimadas, como pequeños objetos. Según los ingenieros y diseñadores de Hyundai Motor, en el futuro no moveremos mucho las cosas, sino que serán las cosas las que se muevan a nuestro alrededor: cartelería móvil, contenedores con equipaje... Y también servirá para proporcionar mayor libertad de movimientos a personas con discapacidad o de edad muy avanzada, o para abrir nuevas posibilidades a la logística automatizada.

placeholder El robot cuadrúpedo Spot puede equipar un brazo y una cámara para tareas de vigilancia y toma de datos.
El robot cuadrúpedo Spot puede equipar un brazo y una cámara para tareas de vigilancia y toma de datos.

Hyundai Motor también expone en el CES la plataforma de movilidad MobED (Mobile Eccentric Droid), dotada para desplazarse de un módulo parecido al PnD que se denomina DnL (Drive&Lift) y que también cuenta con su propia rueda, su tracción, su dirección, sus frenos... La diferencia es que en este caso la rueda es excéntrica, y que con el DnL la plataforma puede moverse hacia arriba y hacia abajo, de manera que la estructura superior permanece completamente nivelada cuando atraviesa terrenos irregulares o salva pequeños obstáculos como escalones o bordillos, de modo que incluso puede subir o bajar escaleras. Y eso vuelve a tener posibilidades de cara a mejorar la movilidad de personas mayores o discapacitados.

Y los visitantes del CES pueden conocer también a Spot, un robot cuadrúpedo de gran agilidad que puede equiparse con un brazo y una cámara, lo que permitirá automatizar las tareas de inspección rutinaria o la captura de datos de forma segura, precisa y frecuente, incluso en escenarios con condiciones difíciles. O a Atlas, un robot humanoide de 1,5 metros de altura y 80 kilos capaz de levantar cargas de 11 kilos y moverse a una velocidad de 1,5 metros por segundo con una potencia, agilidad y equilibrio que sus creadores definen como 'de nivel humano'.

El CES, la feria sobre la electrónica de consumo que se celebra estos días en Las Vegas, es un muestrario ideal para conocer lo que llega o podría llegar en el campo de las comunicaciones, la energía, el hogar o la movilidad, entre otros. Y términos como inteligencia artificial (IA), robótica, nube o automatización, a los que empezábamos a habituarnos, se codean ahora con otros que, acelerados por las especiales condiciones de vida asociadas a la pandemia, saltan ahora a la palestra, como metaverso, ese nuevo espacio que podría ser cotidiano en el futuro y donde se borran las fronteras entre lo real y lo virtual, e incluso entre lo real y la realidad virtual, de manera que los usuarios podrían llegar a tener libertad absoluta de movimientos entre ambos mundos. ¿Ciencia ficción? Seguramente no. O seguramente la misma dosis de ciencia ficción que habría atribuido un ciudadano de 1920 a la explicación de un televisor OLED 8K de 85 pulgadas o un avión F-22 Raptor.

Movilidad del futuro Energía Desarrollo sostenible Taxi Seguridad
El redactor recomienda