Toyota anuncia un motor de hidrógeno y otra nueva generación de pila de combustible
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Dos aplicaciones distintas del hidrógeno

Toyota anuncia un motor de hidrógeno y otra nueva generación de pila de combustible

Japón apuesta por el hidrógeno y Toyota es su punta de lanza. El gigante automovilístico desvela ahora más avances en ese campo, como un motor de gasolina... que funciona con hidrógeno

Foto: Buscan acelerar la implantación de esta tecnología en Europa. (Toyota)
Buscan acelerar la implantación de esta tecnología en Europa. (Toyota)

Toyota parace tener entre ceja y ceja, y de hecho se lo ha fijado como objetivo, alcanzar una sociedad neutral en carbono. Para lograrlo, la compañía japonesa se encuentra desarrollando múltiples tecnologías enfocadas a la reducción del CO2, tanto electrificadas como de otro tipo, pues según sus responsables no todas las necesidades se pueden cubrir con idénticas soluciones, por lo que buscan diversificar su oferta para adaptarse a los distintos tipos de clientes, pero siempre con soluciones que reduzcan su huella de carbono.

En lo relativo a tecnologías electrificadas el hidrógeno tiene gran protagonismo, pues Toyota ve esa fuente de energía una de las piezas clave para la reducción del CO2. La apuesta de la firma japonesa por el hidrógeno va mucho más allá de los turismos, y de hecho está ofreciendo su tecnología de pila de combustible en módulos fáciles de usar para aplicaciones de terceros. Por ello, y con el fin de facilitar la expansión de su tecnología de hidrógeno desde la automoción a usos diversos, han rediseñado el sistema del Toyota Mirai en unos compactos módulos que constituyen la segunda generación de esta pila de combustible, y que la marca pondrá en marcha a partir de enero de 2022.

placeholder A la derecha la primera generación de la pila de combustible, al lado la segunda (dos formas).
A la derecha la primera generación de la pila de combustible, al lado la segunda (dos formas).

El nuevo sistema, contenido en unos módulos bastante más compactos y ligeros que los de la primera generación, también proporciona una mayor densidad energética, y se ofrece en dos formatos: uno cúbico (más sencillo de adaptar a camiones, por ejemplo) y otro rectangular y plano (para distribuirse por el techo de los autobuses, por ejemplo). Con eso se consigue una mayor flexibilidad para que se adapten de manera más sencilla a diferentes aplicaciones.

Con esta segunda generación de pilas de combustible Toyota deja claro que sigue apostando fuertemente por una tecnología que empezó a desarrollar en 1992. Desde entonces ha continuado perfeccionando este sistema, hasta llegar a la nueva generación que ahora inicia sus andadura. Una nueva generación, por cierto, que también será ensamblada en Europa, concretamente en el centro de investigación y desarrollo de Toyota Motor Europe en Zaventem, cerca de Bruselas.

Toyota tomó la decisión de montar sus módulos de combustible de segunda generación en Europa al constatar el considerable incremento de la demanda en la región. De esa manera buscan ser pioneros y desarrollar las primeras aplicaciones comerciales en este tipo de tecnología, ayudando a la expansión de una economía europea del hidrógeno que será un elemento crucial para hacer posible el objetivo del Pacto Verde de Cero Emisiones Netas para 2050.

GR Yaris y Corolla Sport con H2

Sin embargo, Toyota no solo entiende el hidrógeno como aplicable a la pila de combustible, que genera electricidad haciendo reaccionar ese gas con el oxígeno del aire. Porque ahora la marca japonesa también lleva su tecnología experimental del motor de combustión a base de hidrógeno a su exitoso Yaris. A diferencia del Mirai, con el que comparte depósitos de almacenaje y proceso de repostaje, este GR Yaris experimental cuenta con un motor de combustión interna que, en lugar de gasolina, usa hidrógeno como combustible, mientras que el Mirai se mueve realmente con un motor eléctrico que obtiene su energía de la pila de combustible en la que el hidrógeno realmente no se quema, sino que reacciona con el oxígeno, generando exclusivamente agua como residuo.

placeholder El motor sustituye la gasolina por el hidrógeno.
El motor sustituye la gasolina por el hidrógeno.

Esta tecnología del motor de combustión de hidrógeno está aún en una fase inicial de desarrollo y pruebas, y todavía no está lista para su comercialización, pero ya se encuentra en uso también en un Toyota Corolla Sport experimental, alimentado exclusivamente de hidrógeno, que está compitiendo a pleno rendimiento en competiciones automovilísticas en Japón.

placeholder Comparte el combustible, los depósitos y el proceso de repostaje con el Mirai.
Comparte el combustible, los depósitos y el proceso de repostaje con el Mirai.

Kiichiro Toyoda, fundador de Toyota Motor Corporatión, afirmaba al presentar sus últimas innovaciones que ''el éxito de la industria japonesa del automóvil radica en la producción de turismos. Por ello, los fabricantes deben participar en competiciones automovilísticas. Con la competición llega el progreso, además de la emoción entre los aficionados al motor. El propósito de la competición no es solo satisfacer nuestra curiosidad''.

placeholder Aún está en fase experimental, pero un Corolla Sport ya compite en Japón con este motor.
Aún está en fase experimental, pero un Corolla Sport ya compite en Japón con este motor.

Tanto el GR Yaris como el Corolla Sport propulsados por hidrógeno están equipados con el mismo motor G16E-GTS de 1,6 litros, una mecánica de tres cilindros en línea con turbocompresor tomada del GR Yaris normal, aunque en vez de quemar gasolina, lo que se inyecta es hidrógeno, que tiene una combustión más rápida y que, para satisfacción de los más entusiastas, hace ruido como un motor convencional. Además, es un tecnología prácticamente con cero emisiones, puesto que por el escape solo sale vapor de agua y una cantidad prácticamente inapreciable de gases procedentes del aceite lubricante.

placeholder Es el mismo 1.6 turbo que monta el GR Yaris, pero inyecta H2, que explota más rápido.
Es el mismo 1.6 turbo que monta el GR Yaris, pero inyecta H2, que explota más rápido.

''Hemos dado el primer paso para competir e ir desarrollando nuestro motor a base de hidrógeno. Imagino que las cosas serán algo distintas en diez años y espero que, al echar la vista atrás, la gente vea que asumimos un reto con actitud positiva y lo disfrutamos al máximo'', concluía el presidente de Toyota, Akio Toyoda.

Tecnología Japón Ecología Desarrollo sostenible I+D+I
El redactor recomienda