Los científicos se meten en nuestro cerebro para saber cuándo desconectamos al volante
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Estudio de Ford sobre neurología

Los científicos se meten en nuestro cerebro para saber cuándo desconectamos al volante

Ford quiere que sus futuros vehículos reconozcan mucho antes que el conductor va distraído, está fatigado o tiene sueño. Y como la respuesta está en el cerebro, lo está estudiando

Foto: El objetivo de la investigación es averiguar qué señales tempranas del cerebro del conductor pueden ayudar a descubrir los primeros síntomas de distracción o fatiga.
El objetivo de la investigación es averiguar qué señales tempranas del cerebro del conductor pueden ayudar a descubrir los primeros síntomas de distracción o fatiga.

Ford está trabajando con un grupo de neurocientíficos para desarrollar una forma más rápida y eficaz de detectar cuándo los conductores están cansados, distraídos o poco concentrados, ya que según diversos estudios el cansancio del conductor es un factor que interviene en el 25 por ciento de los accidentes de circulación graves y mortales, y 4 de cada 10 conductores reconocen que no se toman un descanso cada dos horas al volante en los trayectos largos. Y como es fundamental que los conductores permanezcan atentos mientras circulan, preparados para responder a las situaciones que se presenten o anular la acción de las tecnologías de asistencia si fuera necesario, Ford está desarrollando una investigación pionera sobre el cerebro que podría dar como resultado una forma más rápida y precisa de detectar cuándo el conductor está empezando a 'desconectar' al volante, para que el vehículo genere también una alerta más temprana que ayude a mantener la seguridad de conductores, pasajeros y el resto de usuarios de la vía.

placeholder La investigación que Ford está desarrollando en Alemania somete a los participantes a una simulación de conducción en autopista por la noche, y analiza sus reacciones a situaciones imprevistas.
La investigación que Ford está desarrollando en Alemania somete a los participantes a una simulación de conducción en autopista por la noche, y analiza sus reacciones a situaciones imprevistas.

"El cerebro procesa enormes cantidades de información cuando conducimos, pero eso puede cambiar a medida que las tecnologías de asistencia al conductor hagan parte de la conducción por nosotros. Los conductores también se cansan, y sus mentes pueden divagar. Identificar más rápidamente cuándo ocurre esto podría ser de vital importancia", explica Stefan Wolter, ingeniero de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford Europa. Los responsables de la firma del óvalo confían en que al identificar las respuestas cerebrales que revelan los lapsos de concentración sea posible relacionar los escaneos con sus manifestaciones físicas, como los cambios en el ritmo cardíaco o la respiración; de modo que si se detectara una pérdida de concentración, por ejemplo, en un cambio en la variabilidad de los latidos del corazón a través de la tecnología embarcada, el vehículo podría alertar al conductor.

placeholder Los 'conductores' son escaneados en una máquina de resonancia magnética, en la que un espejo especialmente adaptado les permite observar situaciones de tráfico a las que deben reaccionar.
Los 'conductores' son escaneados en una máquina de resonancia magnética, en la que un espejo especialmente adaptado les permite observar situaciones de tráfico a las que deben reaccionar.

Aunque las tecnologías de asistencia al conductor (ADAS) ofrecen niveles crecientes de ayuda a la persona que está al volante, sigue siendo crucial que los conductores se mantengan alerta y no se vuelvan excesivamente dependientes de esas tecnologías de asistencia. Por eso Ford investiga, en colaboración con neurocientíficos de la Uniklinik RWTH Aachen, en Alemania, sobre el mapeo de patrones cerebrales a las reacciones del conductor. Durante los ensayos, los participantes completan una simulación de conducción mientras su actividad cerebral es escaneada por una máquina de resonancia magnética, en la que un espejo especialmente colocado permite a los participantes observar la simulación en la pantalla.

placeholder Durante todo el proceso, el cerebro del participante es escaneado para comprobar qué partes reaccionan en cada momento, de cara a descubrir cuáles son los primeros síntomas de distracción, cansancio o sueño.
Durante todo el proceso, el cerebro del participante es escaneado para comprobar qué partes reaccionan en cada momento, de cara a descubrir cuáles son los primeros síntomas de distracción, cansancio o sueño.

El escenario, diseñado con tecnología de videojuegos, consiste en una autopista de tres carriles por la noche en la que un vehículo del carril central frena repentinamente y el participante tiene que tomar el control y mover el coche hacia la izquierda o la derecha, utilizando un dispositivo de mano. Los participantes también reciben indicaciones de los sonidos del motor para saber a qué carril es seguro desplazarse. La máquina de resonancia magnética escanea el cerebro antes y durante estas acciones, mientras los investigadores miden la rapidez con la que el participante reacciona y comprueban si toma la decisión correcta, controlando en todo momento los cambios en el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y otras medidas fisiológicas. "Creemos que captando estos datos podremos algún día generar 'huellas dactilares fisiológicas' únicas de los usuarios, para que los conductores de los vehículos del futuro puedan estar preparados para reaccionar e intervenir inmediatamente en caso de que sea necesario", afirma al respecto el profesor Klaus Mathiak, jefe de Psiconeurobiología y asesor principal de Medicina Psicosomática de la Uniklinik RWTH Aachen.

Desde hace más de una década, el símbolo de una taza de café que aparece en el cuadro de instrumentos advierte a los conductores de los vehículos de Ford que pueden estar mostrando signos de fatiga, y que deberían tomarse un descanso. Ahora, este proyecto de investigación único podría llevar la monitorización del conductor un importante paso más allá, ayudando a garantizar una transición más eficaz y segura hacia la conducción de vehículos con funciones avanzadas de asistencia al conductor.

Tecnología Neurología Seguridad Víal Seguridad Autopistas
El redactor recomienda