Es noticia
Menú
Conducimos el Toyota GR86, un deportivo manual de tracción trasera a buen precio
  1. Motor
  2. Pruebas
Estará en producción hasta el 2024

Conducimos el Toyota GR86, un deportivo manual de tracción trasera a buen precio

Toyota releva al GT86 con el nuevo GR86, tercer miembro de su familia GR y que llega a España con más potencia, más par, sensaciones deportivas acentuadas y un precio más que interesante

Foto: El nuevo modelo también estrena nombre: GR86 en vez de GT86. (Toyota)
El nuevo modelo también estrena nombre: GR86 en vez de GT86. (Toyota)

En 2012 llegaba al mercado el Toyota GT86, un deportivo compacto desarrollado en colaboración con Subaru (su vehículo, casi un calco, era el BRZ) que nacía como cupé divertido pero asequible, con el que pasarlo bien sin necesidad de una potencia ingente y de una factura de concesionario con múltiples ceros. Sin embargo, aquel modelo fue, en palabras de los propios responsables de Toyota, ‘’un poco una decepción’’, porque tenía muchas cosas buenas, pero el motor aparecía como punto más débil en aquella receta, y un deportivo donde el motor no acompañe, se traduce en esa 'pequeña decepción' de la que hablan. Pero ahora la firma japonesa ha lanzado su sucesor, el GR86, que cambia de nombre porque nace con el emblema GR, correspondiente a la división deportiva Gazoo Racing de la firma nipona, convirtiéndose en el tercer modelo de Toyota en esa exclusiva gama, tras el GR Supra y el aclamado GR Yaris. Y El Confidencial ha podido probar ya este nuevo GR86, tanto en carretera como en circuito.

placeholder Es el tercer miembro de la familia GR, tras el GR Supra y el GR Yaris.
Es el tercer miembro de la familia GR, tras el GR Supra y el GR Yaris.

En lo que a carrocería se refiere, el tamaño de este nuevo GR86 permanece prácticamente inalterado, pues solo crece 25 milímetros de largo, hasta los 4.265 milímetros, y en ese estiramiento solo 5 milímetros corresponden a la mayor distancia ente ejes. Además, mantiene su anchura en 1.775 milímetros y rebaja su altura en 10 milímetros, hasta los 1.310. El maletero, por su parte, reduce su volumen, pasando de 246 a 226 litros, aunque si abatimos los respaldos traseros sigue habiendo espacio para llevar... cuatro ruedas. Como vemos, se nota el afán por complacer a quienes quieran utilizarlo en circuito.

placeholder Si se abaten los respaldos traseros sigue habiendo hueco para cuatro ruedas extra.
Si se abaten los respaldos traseros sigue habiendo hueco para cuatro ruedas extra.

El concepto de diseño del GR86 es simple y se basa en lo que Toyota llama 'belleza funcional'. El nuevo modelo luce unos voladizos cortos que potencian su imagen de agilidad, mientras que su presencia deportiva se ve en la forma de los pasos de rueda y en unas caderas muy anchas que acentúan su carácter. Delante, los nuevos faros cuentan con tecnología LED y presentan una disposición interna en forma de L, similar a la que encontramos en su hermano mayor, el GR Supra, mientras que la nueva parrilla frontal incorpora el emblema GR. En la zona trasera, la matrícula se ha trasladado bajo el paragolpes y cuenta con dos salidas de escape y unos pilotos que se fusionan con un embellecedor de extremo a extremo del vehículo.

placeholder Crece 25 milímetros de longitud, mantiene su anchura y es 10 milímetros más bajo.
Crece 25 milímetros de longitud, mantiene su anchura y es 10 milímetros más bajo.

En el habitáculo, el nuevo GR86 se caracteriza por una disposición horizontal del salpicadero que busca la simplicidad y la orientación hacia el conductor. El cuadro de instrumentos digital coloca en el centro el cuentavueltas, dejando a la izquierda distintos controles que podemos personalizar, como un medidor de fuerzas G, el mapa del par y de la potencia, los consumos, etc. El cuadro cambia en función del modo de conducción, y por ejemplo en modo Sport presenta unos detalles en rojo, mientras que en modo Track varía la configuración de la pantalla, de manera que el cuentavueltas pasa a estar en posición horizontal, como en un coche de competición. Y en el centro del salpicadero, bajo unas salidas de aire horizontales también, va la nueva pantalla táctil de 8 pulgadas, compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

placeholder El cuadro de instrumentos es digital y la pantalla central tiene 8 pulgadas.
El cuadro de instrumentos es digital y la pantalla central tiene 8 pulgadas.

Por su parte, los asientos delanteros también son de nueva factura, pues incorporan unos refuerzos acolchados independientes, y están acabados en tela, que es la única tapicería que vendrá a España, mientras que para otros mercados la parte central del asiento puede ir terminada en piel Alcantara. En la parte superior de los respaldos sendas palancas permiten abatirlos para acceder a la parte posterior, aunque el espacio de esa segunda fila únicamente se ha homologado para niños.

placeholder En España solo se ofrecerán asientos de tela y sin calefacción.
En España solo se ofrecerán asientos de tela y sin calefacción.

Para reducir los niveles de ruido y vibraciones en el habitáculo se ha incrementado el uso de materiales absorbentes y aislantes del sonido, con más cantidad en el túnel de transmisión y nuevos aislantes en el capó y detrás del cuadro de instrumentos, así como unas nuevas láminas en las alfombrillas.

Más potencia y más par

Pero la pieza sobre la que gira todo este GR86 es, en definitiva, su motor, un bóxer (cilindros horizontales y opuestos dos a dos) de origen Subaru que mantiene su peso y sus dimensiones a pesar de la optimización de su arquitectura básica y los distintos componentes. Y a pesar, también, del aumento de la cilindrada, que pasa de 1.998 a 2.387 centímetros cúbicos. Así, el nuevo 2.4 desarrolla un 17% más de potencia que el anterior 2.0, pasando de los 200 CV del GT86 a los 234 que ofrece el GR86. El par también ha mejorado, alcanzando ahora los 250 Nm, y toda esa energía extra sigue enviándose solo a su eje posterior, pues se conserva la tracción trasera.

La mejora de prestaciones es notable, pues la aceleración de 0 a 100 km/h ha disminuido en más de un segundo, hasta conseguir homologar 6,3 segundos en dicha maniobra, y la velocidad máxima es de 226 km/h. Y aunque en otros mercados podrá elegirse entre transmisión automática y manual, en España se ha optado por importar exclusivamente la versión con caja manual de seis velocidades, que ha sido revisada para adaptarse a los niveles superiores de potencia y par. La palanca de cambios, por su parte, se ha rediseñado y presenta ahora unos movimientos aún más cortos y precisos entre marchas.

placeholder Su motor bóxer de origen Subaru genera un 17% más de potencia: 234 CV.
Su motor bóxer de origen Subaru genera un 17% más de potencia: 234 CV.

Y si el motor es una de las novedades importantes en el GR86, el chasis, la suspensión y, en definitiva, todo aquello que puede convertir la conducción de un coche en una gozada han recibido también pinceladas que redondean el conjunto. Así, el chasis y la carrocería se han renovado con el uso de materiales ligeros y muy resistentes, que consiguen una mayor rigidez pero sin aumentar el peso total. Con estas medidas, la rigidez torsional global del coche se ha incrementado un 50% respecto al GT86, mientras que su peso apenas se ha visto afectado, pues se anuncian 1.339 kilos.

placeholder Todos los caballos del motor se envían al eje posterior.
Todos los caballos del motor se envían al eje posterior.

El GR86 conserva el esquema de suspensión independiente de tipo MacPherson delante y doble horquilla detrás que ya empleaba su antecesor, pero todo ha sido reajustado por los ingenieros de Gazoo Racing para alcanzar mayores cotas de respuesta y estabilidad. Y como el nuevo motor 2.4 genera más par, la suspensión trasera se ha reforzado con la conexión directa de la barra estabilizadora al bastidor auxiliar.

También nuevo es el sistema de dirección asistida eléctrica, bastando solo dos vueltas y media de giro para llegar de tope a tope, lo que mejora la maniobrabilidad. En el volante van integrados los mandos para las funciones de uso más comunes, e incluso tiene control de velocidad de crucero. Además, por el habitáculo se reparten hasta siete airbags, y en el equipamiento de seguridad encontramos, además, protección contra impactos laterales o sistema de control de arranque en pendiente, entre otros elementos.

placeholder El diseño es tan simple como funcional, y su parrilla luce ahora el emblema GR.
El diseño es tan simple como funcional, y su parrilla luce ahora el emblema GR.

En nuestro país, Toyota únicamente ofrecerá el nuevo GR86 con la terminación RZ, que tiene la simplicidad por bandera: llantas de aleación de 17 pulgadas, frenos de disco ventilados delante y detrás, y cambio manual de seis relaciones; pero sin opción, como explicábamos antes, a caja automática ni a montar llantas de mayor diámetro. Sencillez en su dotación con la que se ha obtenido una ficha técnica más favorable, pues el GR86 que llega a España homologa unas emisiones medias WLTP de 198 gramos de CO2 y, por tanto, paga un 9,75% de impuesto de matriculación.

placeholder Aunque de serie trae llantas de 17 pulgadas, como accesorio en dos packs hay de 18.
Aunque de serie trae llantas de 17 pulgadas, como accesorio en dos packs hay de 18.

Pero no hay que alarmarse por la ausencia de opciones, pues Toyota ha pensado en eso. En España se ofrecerán dos packs, exclusivos para nuestro país, que se montarán en concesionario como accesorios. Es decir, nos llevamos el coche de serie más un paquete de accesorios que nos monta Toyota y que ya está homologado, manteniendo así en la ficha técnica tanto las emisiones como la cantidad a pagar en el impuesto de matriculación. Una solución práctica e inteligente.

placeholder España recibirá la versión manual de seis marchas del GR86, no la automática.
España recibirá la versión manual de seis marchas del GR86, no la automática.

El primero de esos packs se llama Touring, cuesta 3.000 euros y añade pastillas de freno GR, neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S en lugar de los Michelin Primacy HP de serie y llantas de aleación de 18 pulgadas. Y por otro lado está el pack Circuit, que cuesta 5.000 euros e incluye frenos de alto rendimiento, pinzas de freno de cuatro pistones, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup y llantas forjadas de 18 pulgadas.

placeholder La distancia entre ejes aumentada 5 milímetros respecto al GT86.
La distancia entre ejes aumentada 5 milímetros respecto al GT86.

Estos dos paquetes de accesorios se añaden al precio de salida del modelo único, el GR86 RZ, que es de 32.900 euros. Las primeras unidades llegarán a partir de julio, y de momento están aseguradas 100 para España, aunque dependerá de la demanda que finalmente tenga, pues el nuevo cupé deportivo de Toyota estará en producción solo hasta 2024, ya que por regulaciones medioambientales más estrictas tendrán que 'sacrificarlo' en Europa.

Nos ponemos al volante

Y ya hemos podido ponernos al volante de este exclusivo GR86 que ahora llega a nuestro país, pudiendo disfrutar de él tanto en carretera y ciudad como en el circuito permanente de Monteblanco, en Huelva, donde su conducción nos ha sorprendido gratamente.

placeholder El mayor par, de 250 Nm frente a los 205 del GT86, se hace notar a bajo régimen.
El mayor par, de 250 Nm frente a los 205 del GT86, se hace notar a bajo régimen.

En cuanto al uso en el día a día, pese a ser un coche deportivo no resulta incómodo y los asientos son absorbentes y presumen de buena sujeción lateral. La suspensión es firme pero no llega al punto de molestar ni de cansar, y únicamente se nota algo más rígida cuando el eje trasero del coche pasa sobre un badén. La posición de conducción es realmente buena y todo está cómodamente al alcance del conductor, agradeciéndose que se haya optado por unas grandes ruedas y botones en la climatización, para poder ajustarla de manera rápida y segura. Y la pantalla de información del cuadro de instrumentación presenta unos coloristas gráficos de gran nitidez, lo que facilita su lectura.

placeholder Es un coche muy divertido de conducir, y hace que sientas el control sobre él.
Es un coche muy divertido de conducir, y hace que sientas el control sobre él.

Como punto criticable, diremos que el apoyabrazos central esconde un cofre que se abre mediante un botón, y este se encuentra justo donde apoyas el codo, de manera que vas abriendo cada dos por tres la tapa sobre la que apoyas el brazo. También nos ha parecido que consume un poco más de la cuenta, con una media real, sin ir a velocidades extremas, de 10 litros cada cien kilómetros, aunque su consumo medio homologado en ciclo WLTP ya nos avisa sobre eso: 8,7 l/100 km. Pero en autovía, circulando a 120 km/h, le medimos 7,9 l/100 km, y en ese escenario destaca por una mejor insonorización del habitáculo; aunque si pisas el acelerador y subes el bóxer de vueltas, el sistema de Control Activo del Sonido, mediante un altavoz situado en el centro del cuadro de instrumentos, mete un sonido de motor que acentúa la sensación de viajar en un deportivo. Aunque no a todo el mundo le gustará ese sonido 'artificial'.

placeholder La facilidad para derrapar se acentúa si activamos el modo Track.
La facilidad para derrapar se acentúa si activamos el modo Track.

En cuanto a las sensaciones en circuito, el Toyota GR86 demuestra que no todo es potencia para pasarlo bien al volante de un coche. Con sus 234 CV y 250 Nm se mueve con soltura y hace que sientas que eres tú quien controla el coche, y no al revés. Ademas, ese aumento del par se nota especialmente en las recuperaciones a regímenes bajos y medios, pues enseguida notas más fuerza sin necesidad de ir en la banda de las 7.000 revoluciones por minuto. El coche se siente ligero y hasta nervioso, pero con el punto de control necesario. Si lo que queremos es un poco más de juego, podemos seleccionar el modo Track o desconectar manualmente el control de estabilidad, provocando que la parte trasera se cruce con aparente facilidad. Y disponemos de un freno de mano de los clásicos, de palanca, para quien, metido en un circuito, quiera ir un poco más allá...

En 2012 llegaba al mercado el Toyota GT86, un deportivo compacto desarrollado en colaboración con Subaru (su vehículo, casi un calco, era el BRZ) que nacía como cupé divertido pero asequible, con el que pasarlo bien sin necesidad de una potencia ingente y de una factura de concesionario con múltiples ceros. Sin embargo, aquel modelo fue, en palabras de los propios responsables de Toyota, ‘’un poco una decepción’’, porque tenía muchas cosas buenas, pero el motor aparecía como punto más débil en aquella receta, y un deportivo donde el motor no acompañe, se traduce en esa 'pequeña decepción' de la que hablan. Pero ahora la firma japonesa ha lanzado su sucesor, el GR86, que cambia de nombre porque nace con el emblema GR, correspondiente a la división deportiva Gazoo Racing de la firma nipona, convirtiéndose en el tercer modelo de Toyota en esa exclusiva gama, tras el GR Supra y el aclamado GR Yaris. Y El Confidencial ha podido probar ya este nuevo GR86, tanto en carretera como en circuito.

Tecnología Industria automóvil Movilidad del futuro
El redactor recomienda