Es noticia
Menú
De copiloto en sus Toyota con dos maestros del Dakar: Nasser Al Attiyah e Isidre Esteve
  1. Motor
  2. Pruebas
El catarí se impuso en la última edición

De copiloto en sus Toyota con dos maestros del Dakar: Nasser Al Attiyah e Isidre Esteve

No todos los días se tiene la oportunidad de hacer de 'copiloto' a dos estrellas del Dakar, incluido el ganador de la última edición. Esto es lo que nos contaron en pleno test

Foto: Al Attiyah pilota el Hilux T1+, mientras que Esteve se ocupa del Hilux T1. (Toyota)
Al Attiyah pilota el Hilux T1+, mientras que Esteve se ocupa del Hilux T1. (Toyota)

Días atrás Toyota organizó un evento en el Nasser Racing Camp que tiene en Barcelona el piloto Nasser Al Attiyah, cuádruple campeón del Rally Dakar y ganador de la última edición, para presentar la nueva edición limitada GT7 del Yaris GR Sport. Una presentación aderezada con la presencia del propio Al Attiyah y del gran piloto español Isidre Esteve, con quienes tuvimos oportunidad de charlar antes, durante y después de que nos demostrasen, a bordo de sus máquinas dakarianas, cómo se las gastan el catarí con su Toyota Hilux T1+ y el leridano con su Hilux T1 adaptada a su discapacidad.

placeholder El cuatro veces campeón del Dakar, Nasser Al Attiyah, junto al español Isidre Esteve.
El cuatro veces campeón del Dakar, Nasser Al Attiyah, junto al español Isidre Esteve.

Dentro de la cabina del Hilux T1+ de Al Attiyah te das cuenta de la visión clara que piloto y copiloto tienen por encima del capó, algo que no sucede en un coche de rally convencional, como los del WRC, donde el asiento va mucho más abajo y apenas ves por encima del salpicadero. Es increíble la facilidad con la que este 'aparato' de 230 centímetros de anchura con motor V6 biturbo puede desplazarse, con frenadas y arrancadas de lo más bruscas, pero con un trabajo de la suspensión que permite al coche, incluso tras impresionantes saltos, absorber el impacto de manera casi total, gracias en parte a la mayor medida del neumático (37 pulgadas de diámetro sobre llantas de 17 pulgadas) en esta Hilux T1+, así como su generoso recorrido de suspensión, que es mayor que en el Hilux T1 de Isidre Esteve.

El actual campeón del Dakar 2022 nos demuestra sus cualidades en tierra

Incluso durante el tramo tuvimos oportunidad de charlar con Nasser, tan suelto en la conducción que parecía ir de paseo. Le preguntamos por qué había elegido España como localización para el Nasser Racing Camp, ubicado en la localidad barcelonesa de Castellfollit de Boix, y el campeón catarí reconoció que, además de ser un lugar que le encanta y con una climatología que acompaña a la hora de realizar actividades al aire libre, ''Barcelona es un enclave estratégico, pues mucha gente puede viajar de forma directa a su aeropuerto para pasar por la academia de pilotaje''. A Al Attiyah no solo recomienda este lugar para practicar o aprender, sino que también es un escenario propicio para tener reuniones de empresa, pues se puede construir un gran espíritu de equipo conviviendo en un entorno así, y cree que es algo muy sano para todos los trabajadores de un equipo salir de vez en cuando de la 'oficina' y disfrutar de un lugar donde estrechar lazos de manera más distendida.

placeholder El Nasser Racing Camp está situado en España, concretamente en un pueblo de Barcelona.
El Nasser Racing Camp está situado en España, concretamente en un pueblo de Barcelona.

Preguntamos al último ganador del Dakar qué es lo que más admiraba de Isidre, y qué es lo que les había unido tanto: ‘’lo primero es que somos amigos, y además llevamos siguiéndonos mutuamente desde hace muchos años, yo viendo los logros que ha ido consiguiendo y él siendo testigo de los mios. Desde mi punto de vista, creo que todos los pilotos deberíamos llevarnos bien y tratar, en la medida de lo posible, de ser amigos. En nuestro deporte la ayuda es algo esencial y debemos cuidar los unos de los otros; al final estamos realizando un deporte que todos nosotros amamos y por el que vale la pena luchar. Un día nosotros tendremos que parar, nuestra carrera se acabará, pero el espíritu y los valores que transmitamos serán los que hagan que el motorsport siga adelante de la mejor manera posible’’.

placeholder Junto a Al Attiyah, después de hacernos 'volar' sobre la tierra con su Hilux T1+.
Junto a Al Attiyah, después de hacernos 'volar' sobre la tierra con su Hilux T1+.

Acabado el trepidante tramo con Nasser al volante, tocaba dar el salto al Hilux T1 adaptado de Isidre, un modelo que, de entrada, se ve más pequeño que el de Al Attiyah, pues no cuenta con los neumáticos grandes, lo que se dejó notar a cada salto, con unas caídas mas violentas y unas consecuencias en una carrera como el Dakar que, según nos explicaba el propio Isidre, son devastadoras. ‘’Normalmente, cuando ves que pasan los rivales con rueda grande a fondo por los agujeros, nosotros tenemos que frenar, de lo contrario romperíamos el coche o tendríamos un pinchazo, lo cual nos haría perder mucho más tiempo que si levantamos el pie, aunque a veces no los ves venir...’’. Pese a ello, el vehículo japonés le ha permitido terminar la reciente edición del Dakar en una posición que él considera correcta, el puesto 27, aunque, como competidor nato que es, buscará mejorar el año que viene. Y es que, según nos confirmó, su intención es dar el salto al Hilux T1+, un modelo como el que ha tenido Nasser Al Attiyah este año y con el que ha logrado la victoria, un coche que da mas concesiones en cuanto al paso sobre piedras y agujeros, en los saltos… En definitiva, un salto de calidad que se debería hacer notar en cada etapa.

placeholder El Hilux T1 de Esteve no cuenta con las ruedas tan grandes como el T1+ de Al Attiyah.
El Hilux T1 de Esteve no cuenta con las ruedas tan grandes como el T1+ de Al Attiyah.

Ahora bien, en cuanto nos montamos a su lado comprobamos casi con incredulidad la cantidad de cosas que debe realizar al mismo tiempo con sus manos para conducir esta bestia. En el volante cuenta con dos aros, uno delante y otro detrás del mismo. El primero es el acelerador, que se acciona pulsando hacia dentro, mientras que para frenar tiene que tirar del aro que se encuentra detrás, todo esto sin olvidar que, mientras tiras y aprietas del propio volante, operar la dirección de manera precisa no es nada sencillo, a lo que se ha de sumar que cambia de marcha con la mano derecha o que tira del freno de mano con esa misma mano. Cuando vas viendo todo el trabajo de brazos que realiza en una prueba corta como la que compartió con nosotros, resulta impresionante imaginar que sea capaz de realizar etapas de 500 kilómetros (unas 9 ó 10 horas de conducción, según nos recordó), que le dejan completamente agotado.

placeholder En la próxima edición del Dakar, Isidre quiere dar el salto al modelo T1+.
En la próxima edición del Dakar, Isidre quiere dar el salto al modelo T1+.

Le preguntamos también por su estilo de conducción, pues al comparar el de Al Attiyah con el suyo, tras habernos subido también al coche del campeón catarí, observamos que las trazadas resultaban diferentes. Isidre nos explicó que él tiene que seguir más la línea de la trazada, entrando muchas veces más largo en las curvas cerradas y saliendo más abierto, mientras que Nasser recortaba más hacia el vértice. Y es que el piloto español nos comentó que de esta manera le resulta más sencillo manejar todo lo que tiene que accionar en el volante, pues si el coche se le cruza en exceso o entra demasiado cerrado, a veces encuentra más complicaciones para controlar todos los dispositivos correctamente. Un auténtico espectáculo verlo en directo.

placeholder Sorprende la cantidad de elementos que debe manejar con sus manos al mismo tiempo para conducir.
Sorprende la cantidad de elementos que debe manejar con sus manos al mismo tiempo para conducir.

Para terminar, preguntamos a Esteve en qué posición espera terminar el próximo año en el Dakar si finalmente cuenta con un Toyota Hilux T1+: ‘’no se dónde podemos estar, porque el problema es que ahora en el Dakar hay 40 pilotos que van muy rápido, y diez de ellos súper rápido, por lo que nosotros vamos a trabajar para tener un mejor coche cada día y un mejor plan deportivo cada día, lo que esperamos que nos haga estar más cerca. Vamos a ver dónde llegamos, porque ahora mismo no tenemos ni idea, dependerá también un poco de dónde nos dejen llegar ellos (en referencia a Nasser y compañía) algún día en las carreras’’, comentaba entre risas.

Días atrás Toyota organizó un evento en el Nasser Racing Camp que tiene en Barcelona el piloto Nasser Al Attiyah, cuádruple campeón del Rally Dakar y ganador de la última edición, para presentar la nueva edición limitada GT7 del Yaris GR Sport. Una presentación aderezada con la presencia del propio Al Attiyah y del gran piloto español Isidre Esteve, con quienes tuvimos oportunidad de charlar antes, durante y después de que nos demostrasen, a bordo de sus máquinas dakarianas, cómo se las gastan el catarí con su Toyota Hilux T1+ y el leridano con su Hilux T1 adaptada a su discapacidad.

Isidre Esteve Movilidad del futuro Industria automóvil
El redactor recomienda