Es noticia
Eléctrico, español y con carácter: lo bueno y lo menos bueno tras probar el Cupra Born
  1. Motor
  2. Pruebas
Desde 30.400 euros con descuentos

Eléctrico, español y con carácter: lo bueno y lo menos bueno tras probar el Cupra Born

Ya hemos probado el Born, el primer modelo 100% eléctrico de Cupra, que nace con una versión de 204 CV de potencia dotada de una batería de 58 kWh

Foto: El Cupra Born llegará al mercado el próximo mes de noviembre.
El Cupra Born llegará al mercado el próximo mes de noviembre.

La firma española Cupra ha experimentado desde su lanzamiento una verdadera escalada de éxito, con el Formentor como principal protagonista de esta tremenda popularidad (supone el 80% de las ventas totales de la firma). Los responsables de la marca nos confirmaban, tan orgullosos como lo está un padre hablando de los logros de un hijo, que el espíritu y ADN Cupra es y seguirá siendo el enfoque hacia el conductor y las sensaciones al volante. Pero como en la vida no vale quedarse mirando lo logrado en el pasado, la exclusiva marca deportiva de Seat no solo observa feliz cómo las ventas de su Formentor crecen mes a mes, sino que han querido seguir con su progresión presentando su primer modelo 100% eléctrico: el Cupra Born, un modelo fabricado en la planta alemana de Zwickau que parte desde los 38.610 euros, pero que con las ayudas y descuentos puede quedarse en 30.400.

placeholder Los detalles en color copper dominan el coche, donde la palabra Cupra enmarcada en la franja que corta el frontal destaca sobre el resto de elementos.
Los detalles en color copper dominan el coche, donde la palabra Cupra enmarcada en la franja que corta el frontal destaca sobre el resto de elementos.

Este vehículo, que llegará en noviembre, da comienzo a una nueva etapa en el desarrollo de la marca, una etapa en la que la industria se electrifica y, ya sea de manera obligada o por principios ecológicos, todos los fabricantes se encaminan hacia esta forma de propulsión más ecológica, aunque Cupra lo hace a su manera, como casi todo.

placeholder Los asientos son tipo baquet de serie, aunque estos en particular son opcionales, con el patrón del tejido hecho por láser de manera única.
Los asientos son tipo baquet de serie, aunque estos en particular son opcionales, con el patrón del tejido hecho por láser de manera única.

Nosotros hemos tenido ya oportunidad de ponernos al volante del nuevo Born, concretamente de la versión con 204 CV de potencia y batería de 58 kWh protagonista del lanzamiento (aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos), aunque también habrá variantes con 150 CV (de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos) y con 231, pendientes aún de homologar y que llegarán en 2022. Respecto al Born en sí, hay que destacar que aunque iba a ser en principio un modelo de la gama Seat que se llamaría El Born, en cuanto Cupra le ha metido mano se ha notado ese extra de personalidad que imprime la joven marca española a cada coche que toca. Visualmente luce muy potente, con un frontal de lo más expresivo y agresivo, con dos pequeños nervios en la zona delantera del capó, unas luces muy puntiagudas y una franja en el frontal que rompe el diseño y que esconde la palabra Cupra en el centro de la misma, justo bajo el logo del capó.

placeholder Esta fue la unidad exacta que probamos, el Cupra Born de 150 kW (204 CV), con batería de 58 kWh, en color Vapor Grey y con unas de las llantas opcionales de 20 pulgadas.
Esta fue la unidad exacta que probamos, el Cupra Born de 150 kW (204 CV), con batería de 58 kWh, en color Vapor Grey y con unas de las llantas opcionales de 20 pulgadas.

Y es que se puede ser eléctrico y agresivo a la vez, se puede ser silencioso y aún así llamar la atención; y, desde luego, se puede ser divertido y no por ello dejar de ser racional. Todo esto parece haberlo abrazado el Born con muchas ganas, puesto que a pesar de su 'look' dinámico, según te acomodas en el asiento te das cuenta de que todo tiene mucho sentido común y buen hacer, todo está colocado de manera cómoda, fácil y clara, con los gráficos, tipografía y colores elegidos para la interfaz contribuyendo con acierto a la claridad de lectura. Además, los asientos, que son tipo bucket, son muy gruesos y recogidos, lo que hace que no solo nos sujeten bien en la conducción, sino que además sorprenden gratamente por su comodidad. Y si pasas a la zona posterior, ahí también te llevas una sorpresa de lo más inesperada, porque aunque no parece un coche grande (mide 4,32 metros de largo por 1,81 de ancho y 1,54 de alto), rápidamente te das cuenta del espacio interior que tiene atrás, tanto para la cabeza como para las piernas, cortesía en este caso de su amplia distancia entre ejes: 2,77 metros (comparte la plataforma MEB para vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen, usada también en Audi Q4 e-tron, Skoda Enyaq iV o los Volkswagen ID.3 e ID.4). Por su parte, el maletero ofrece una capacidad de 385 litros.

placeholder El interior, con su gran pantalla central de 12,1 pulgadas, luce deportivo pero muy bien pensado, además de que incorpora un head-up display con realidad aumentada.
El interior, con su gran pantalla central de 12,1 pulgadas, luce deportivo pero muy bien pensado, además de que incorpora un head-up display con realidad aumentada.

La mezcla de deportividad, pasión y conciencia ecológica no solo hace acto de presencia en la manera en que se propulsa, sino que también lo hace en cuanto a los materiales con los que se ha construido. Por ejemplo en su interior. Para los asientos se ha empleado el tejido Seaqual, hecho a base de plásticos marinos reciclados, así como la microfibra vegana Dinámica y otros materiales sostenibles.

Un urbanita con pasión

Sin embargo, como todas las cosas en este mundo, el nuevo Born también tiene sus puntos a mejorar, en este caso un tacto del pedal de freno algo 'artificial', con una respuesta que te deja algo frío hasta que te acostumbras. Cuando circulas 'ligero', el freno tiene un tramo en el que parece no actuar mucho, obligándonos a hundir más el pie, tras unas décimas de segundo de duda, para que los frenos se apliquen de la manera que esperamos (los traseros son de tambor). Sin embargo, no todo es cuestionable en ese capítulo, porque como podemos seleccionar el modo 'B' en el selector del cambio, que acentúa el frenado regenerativo, la frenada se torna mucho más acusada en esa situación, de manera que esos metros de inicio que perdemos hasta que nos acostumbremos al pedal, los ganamos a través del freno regenerativo, lo que además nos puede agregar algún kilómetro extra de autonomía. Entre las cosas a mejorar señalaríamos también que no dispone de salidas de aire regulables en la segunda fila o que el conductor solo dispone de dos botones para las cuatro ventanillas eléctricas, teniendo un panel táctil con la palabra 'Rear' (trasera) que, pulsándolo, permite que los botones de los elevalunas delanteros sirvan para operar los traseros, de modo que a veces bajas el cristal que no quieres.

placeholder Como pequeño punto negativo, el tacto de los frenos no termina de convencernos, quizá sea cosa de hacerse a ellos, pero de primeras no transmiten demasiado al pisar el pedal.
Como pequeño punto negativo, el tacto de los frenos no termina de convencernos, quizá sea cosa de hacerse a ellos, pero de primeras no transmiten demasiado al pisar el pedal.

Por lo demás, el coche se siente muy 'plantado', aunque también algo pesado, y respiramos ese aire que le da Cupra a sus modelos. A velocidades de autovía el coche rueda en silencio, con un buen aislamiento acústico y con una calidad de rodadura muy cómoda, sin ser duro ni incomodo pero con ese toque firme que te hace sentir que estás en un modelo un punto más deportivo que la media. Además, como dispone de distintos modos de conducción (Range, Comfort, Performance, Individual y Cupra; este último solo disponible con el pack e-Boost), podemos configurar la conducción a nuestro gusto.

placeholder La distancia entre ejes que posee, 2,77 metros, permite al Cupra Born acomodar a los pasajeros de la zona trasera de manera sencilla.
La distancia entre ejes que posee, 2,77 metros, permite al Cupra Born acomodar a los pasajeros de la zona trasera de manera sencilla.

Probamos el eléctrico de Cupra en todos los escenarios posibles. Primero por una carretera de montaña extremadamente revirada, lo que hizo aflorar las cualidades dinámicas del Born, que además tiene tracción trasera, detalle interesante porque hace que las sensaciones deportivas se multipliquen. Y esto se puede acentuar más aún con el pack e-Boost (231 CV de potencia) ofrecido por la marca el año próximo, que solo estará disponible con las dos baterías de mayor capacidad: la de 77 kWh (acelerará de 0 a 100 km/h en 7,0 segundos) y la de 58 kWh (6,6 segundos podría necesitar en esa maniobra), pues la de 45 kWh se vinculará exclusivamente al motor de 150 CV. De momento, no obstante, el Born solo se vende con la batería intermedia, de 58 kWh, y con el motor de 204 CV, y en este caso la autonomía media que podemos alcanzar es de 421 kilómetros, aunque más adelante, con la de 77 kWh, la cifra crecerá hasta los 540.

placeholder Muchos de los elementos presentes en el salpicadero son comunes a los del Volkswagen ID.3, pero en el Born hay una personalización más cuidada y cierto aire 'premium' ausente en el Volkswagen.
Muchos de los elementos presentes en el salpicadero son comunes a los del Volkswagen ID.3, pero en el Born hay una personalización más cuidada y cierto aire 'premium' ausente en el Volkswagen.

Cuando llegue el momento de recargar la batería, el Born será capaz, con un punto de carga de corriente continua de 170 kW, de sumar 100 kilómetros extra de autonomía en tan solo 7 minutos, pudiéndose conectar también a redes de carga de corriente alterna, de hasta 11 kW. En cualquier caso, esos 170 kW de potencia máxima de carga corresponden a la batería grande, de 77 kWh, porque el valor máximo de carga con la batería de 58 kWh es de 120 kW, y de 110 kW en el caso de la batería pequeña, de 45 kWh.

En cuanto a la eficiencia real durante nuestro test, entre el citado tramo de montaña, el posterior que hicimos por el centro de Barcelona y el último, con aproximadamente 40 minutos de autovía y 30 por carreteras secundarias, logramos un consumo medio de 17,3 kWh/100 km, cifra que como siempre se puede mejorar, porque en las pruebas de un vehículo se le exige más de lo que normalmente se hará en un uso cotidiano.

placeholder El nuevo Cupra Born tiene un reparto de pesos perfecto, con un 50:50.
El nuevo Cupra Born tiene un reparto de pesos perfecto, con un 50:50.

Cabe destacar que pocas compañías se relacionan tan bien con un color concreto como Cupra ha sabido hacer con el Copper (cobre) que adorna todos sus modelos. El Born no es una excepción, y lo luce con orgullo en la parrilla inferior, en los logotipos, en las llantas (dependiendo del modelo) y en otros muchos elementos del interior. Esto, que en un principio podría parecer demasiado llamativo, no es para nada un detalle que reste, sino que más bien realza ese carácter que busca todo el comprador que acude a Cupra en busca de un vehículo que le transmita algo más que un simple 'utensilio' con el que desplazarse del punto A al B. De hecho, es realmente curioso observar cómo la gente se gira para verlo, le hacen fotos o incluso lo graban, porque no es un coche urbano aburrido y gris (aunque uno de sus colores más destacados sea el Vapor Grey), sino que los diseñadores han tratado de dar un toque de color, de dinamismo y de espíritu deportivo para alejarse de estéticas más homogéneas y menos atrevidas.

placeholder Maletero de 385 litros y ampliable fácilmente gracias al respaldo abatible por secciones asimétricas. Por fuera, el portón luce pilotos 'coast to coast', que recorren la zaga a lo ancho.
Maletero de 385 litros y ampliable fácilmente gracias al respaldo abatible por secciones asimétricas. Por fuera, el portón luce pilotos 'coast to coast', que recorren la zaga a lo ancho.

Al final, al menos en lo que respecta a las intenciones y a la dirección que quiere seguir una compañía, Cupra no se ha olvidado de los usuarios amantes de la conducción. No todo es ruido y quemar gasolina (que también puede gustar, lógicamente), y con el Born la firma española demuestra que los eléctricos también pueden ser pasionales y despertar esa sensación de 'alerta' al conducirlos, aunque todavía estemos 'gateando' con esta tecnología en comparación con la de los motores de combustión.

Barcelona Tecnología
El redactor recomienda