Conducimos el BMW Serie 4 Gran Coupé, el modelo que sirve de base al eléctrico i4
  1. Motor
  2. Pruebas
En diésel y gasolina, y desde 50.550 euros

Conducimos el BMW Serie 4 Gran Coupé, el modelo que sirve de base al eléctrico i4

Con el modelo Gran Coupé, de cuatro puertas, cinco plazas y perfil deportivo, BMW completa su nueva Serie 4. Y si las variantes Coupé y Cabrio apetecían, aquí se añade racionalidad

Foto: La nueva generación del BMW Serie 4 Gran Coupé crece en longitud, anchura y altura, y tiene más distancia entre ejes.
La nueva generación del BMW Serie 4 Gran Coupé crece en longitud, anchura y altura, y tiene más distancia entre ejes.

En determinado momento, BMW decidió que las variantes más personales de su Serie 3, como las carrocerías Coupé y Cabrio, debían tener vida propia y podían formar una nueva familia. Era así como nacía la Serie 4 allá por 2013, integrada por esas dos versiones citadas pero también por un Gran Coupé de cuatro puertas que cuajó porque presumía de imagen deportiva pero resultaba casi tan 'señorial' como una berlina de la Serie 3, de modo que podía operar como coche de representación o de empresa pero aportaba un aire más desenfadado o juvenil. Y el mercado español es buen ejemplo de ese éxito, pues en la primera generación más de la mitad de las ventas de la Serie 4 correspondieron al Gran Coupé: un 56% exactamente, frente al 26% del Coupé y el 18% del Cabrio.

placeholder Por ahora se ofrece una versión diésel y tres de gasolina, pero en breve la gama se ampliará con otras dos variantes, incluido un M440i de tracción trasera.
Por ahora se ofrece una versión diésel y tres de gasolina, pero en breve la gama se ampliará con otras dos variantes, incluido un M440i de tracción trasera.

Así las cosas, estaba cantado que la segunda generación de la Sería 4 gozaría de una estructura parecida, y si ya conocíamos las variantes Coupé y Cabrio, ahora es el turno del nuevo Gran Coupé, cuya comercialización e inicia en España en estos días con precios que arrancan en los 50.550 euros de la, por ahora, única versión diésel de la gama: el 420d, que además de aportar 190 CV tiene etiqueta ECO por su sistema de hibridacion suave de 48 voltios. En gasolina, en cambio, la oferta es triple, pues se incia en el 420i de 184 CV (51.600 euros), sigue con el 430i de 245 CV (55.750 euros) y termina en el dinámico M440i xDrive de 374 CV, dotado de etiqueta ECO y de tracción total (75.900 euros). Es, de hecho, la primera vez que el Serie 4 ofrece una alternativa desarrollada por la división de vehículos de altas prestaciones BMW M GmbH; y no será la única, pues para 2022 ya se anuncia un M440i de 374 CV pero de tracción trasera, con la que posiblemente ya sueñen los más 'quemadillos'.

placeholder Aerodinámica mejorada, pues del Cx de 0,28 anterior se pasa al 0,26 actual. Y el reparto de masas entre ejes sigue siendo el idóneo: 50% delante, 50% detrás.
Aerodinámica mejorada, pues del Cx de 0,28 anterior se pasa al 0,26 actual. Y el reparto de masas entre ejes sigue siendo el idóneo: 50% delante, 50% detrás.

Los tres modelos que componen la Serie 4 comparten la fábrica de Munich con los Serie 3 Berlina y Serie 3 Touring, pero también con la berlina totalmente eléctrica i4, que en realidad fue desarrollada en paralelo con el Serie 4 Gran Coupé, con el que tiene bastante en común. Un Gran Coupé que se caracteriza por una carrocería bastante más grande que la de su antecesor, pues mide 4.783 milímetros de longitud (143 más que el primer Serie 4 Gran Coupé), 1.852 milímetros de anchura (27 más) y 1.442 de altura (53 milímetros más). También la distancia entre ejes se estira 46 milímetros (es incluso mayor que la del Serie 3 Berlina), y las vías (el ancho de ejes, por así decirlo) aumentan claramente: 50 milímetros la delantrera y 29 la trasera.

placeholder Calidad por los cuatro costados en un puesto de conducción que presume de ergonomía. Todas las versiones son automáticas: caja Steptronic Sport de ocho marchas con levas.
Calidad por los cuatro costados en un puesto de conducción que presume de ergonomía. Todas las versiones son automáticas: caja Steptronic Sport de ocho marchas con levas.

Te metes en el Serie 4 Gran Coupé, que prescinde de marcos en las ventanillas de sus cuatro puertas laterales, y ya notas que el espacio es más generoso, y aunque detrás no es una limusina, las tres cotas básicas (anchura, altura al techo y hueco para las piernas) están bien proporcionadas y dos adultos pueden viajar bien si no miden mucho más de 1,85. E incluso tres personas pueden acomodarse en la segunda fila, pues a diferencia de las versiones Coupé y Cabrio, que tienen cuatro, el Gran Coupé es un cinco plazas; si bien el pasajero central posterior no irá muy holgado por el voluminoso túnel central. En cuanto al maletero, los 470 litros nos parecen un volumen magnífico, pues son 39 más que en su antecesor y el coche equipa de serie respaldo posterior abatible en secciones 40:20:40, lo que eleva la versatilidad y, con el asiento trasero tumbado, lleva el volumen para carga hasta los 1.290 litros.

placeholder Los asientos son magníficos, y en opción tenemos disponibles butacas más deportivas y tapicerías de cuero de diferentes tonos y calidades.
Los asientos son magníficos, y en opción tenemos disponibles butacas más deportivas y tapicerías de cuero de diferentes tonos y calidades.

Y otro detalle que aprecias al sentarte en el Serie 4 Gran Coupé es que está realmente bien hecho, con materiales de mucha calidad, un ajuste perfecto y sensación de robustez, a lo que contribuye una rigidez torsional del conjunto superior a la del primer Serie 4 Gran Coupé. La firma bávara, además, no se ha ocupado solo de que su coche sea muy rígido, sino que también ha mimado el reparto de pesos hasta lograr el deseado 50:50 entre ejes o la rebaja del centro de gravedad, que queda 21 milímetros más próximo al asfalto que antes. E incluso la aerodinámica, ya eficaz anteriormente con ese Cx de 0,28, se ha optimizado hasta conseguir un excelente 0,26.

placeholder Detrás hay tres plazas, aunque al ocupante central le incordiará el voluminoso túnel de transmisión. Las cotas de altura al techo, anchura y longitud entre respaldos, correctas.
Detrás hay tres plazas, aunque al ocupante central le incordiará el voluminoso túnel de transmisión. Las cotas de altura al techo, anchura y longitud entre respaldos, correctas.

Por eso cuando te pones en marcha, todo lo que aprecias es muy bueno: solidez, silencio de marcha, pisada aplomada y equilibrada... Nos hemos subido en el 420i Gran Coupé, con su cuatro cilindros 2.0 de gasolina que rinde 184 CV, y el agrado general es la nota característica. Hay tres modos de conducción y optamos por movernos los primeros kilómetros, básicamente urbanos, en el programa Eco Pro, que prioriza el ahorro, pero cuando salimos a la autovía rumbo al norte de Madrid pasamos al modo Normal, donde todo sigue siendo suavidad. Pero suavidad al estilo de BMW, porque nadie debe esperar una suspensión blanda o una dirección algo flácida, ya que hay un evidente tacto deportivo y una sensación de control que pocas marcas son capaces de emular. Aunque todas esas impresiones se agudizan cuando elegimos el modo Sport, en el que hasta el sonido mecánico es más vivo, aunque nunca molesto.

placeholder Frontal con personalidad debido al gran tamaño de la parrilla, con la matrícula en el centro. Y las rejillas de ventilación son activas, pues abren o cierran según las necesidades del motor.
Frontal con personalidad debido al gran tamaño de la parrilla, con la matrícula en el centro. Y las rejillas de ventilación son activas, pues abren o cierran según las necesidades del motor.

El coche entra en las curvas con obediencia, y es muy fácil apuntar con un volante que es todo precisión. Apenas hay balanceo, y solo si avivamos el ritmo excesivamente el coche nos lo hará saber con una cierta tendencia a tirar de morro a la entrada de las curvas. En cambio, si en pleno apoyo 'damos gas' con claridad el coche se limita a ganar velocidad y no muestra malas formas ni coletazo alguno; al menos en esta versión. No obstante, los 184 CV no te pegan la espalda contra el asiento al acelerar, y vemos a este 420i como una opción básica muy interesante, pero no rapidísima. Y como el 420d diésel tiene 190 CV, gasta menos (desde 4,8 l/100 km de media WLTP), es algo más barato y encima goza de etiqueta ECO, el 420i (a partir de 6,6 l/100 km de media) no lo tendrá fácil.

placeholder El maletero tiene ahora 470 litros, 39 más que antes, y abatiendo el respaldo 40:20:40 agrandamos la zona de equipajes hasta 1.290 litros.
El maletero tiene ahora 470 litros, 39 más que antes, y abatiendo el respaldo 40:20:40 agrandamos la zona de equipajes hasta 1.290 litros.

Y ojo, porque los muy 'bemeuvistas' pueden apuntar también al 430i de 245 CV, que es 'solo' 4.150 euros más caro que el 420i y además de proponer 61 CV extra de potencia y 400 Nm de par máximo en vez de 300 Nm (este nuevo cuatro cilindros lleva el colector de escape integrado en la culata para reducir las emisiones), no resulta especialmente gastón, pues su media homologada arranca en 6,8 l/100 km. Aunque en el horizonte ya aparece otra variante mecánica del Serie 4 Gran Coupé realmente prometedora: el 430d xDrive, que asocia la tracción total a un motor diésel 3.0 de seis cilindros que rinde 286 CV y nada menos que 650 Nm de par (por comparar, el M440i xDrive entrega 'solo' 500 Nm de par), y que al montar también sistema 'mild hybrid' de 48 voltios (11 CV de aporte extra) se beneficiará de la preciada etiqueta ECO. Pero eso será ya en 2022, y aún no hay precio para semejante máquina.

Diésel Gasolina Seguridad
El redactor recomienda