Probamos el León e-Hybrid, el primer SEAT español con etiqueta 'cero emisiones'
  1. Motor
  2. Pruebas
HASTA 64 KM DE AUTONOMÍA

Probamos el León e-Hybrid, el primer SEAT español con etiqueta 'cero emisiones'

Combina un interesante motor de gasolina de 150 caballos con otro eléctrico de 115 CV y es una opción muy válida para quien pueda enchufar su coche cada día en casa o en el trabajo

placeholder Foto: Probamos el León eHybrid, la versión híbrida enchufable y con etiqueta "0 emisiones" del compacto español.
Probamos el León eHybrid, la versión híbrida enchufable y con etiqueta "0 emisiones" del compacto español.

La prueba de esta semana corresponde al primer modelo con etiqueta "0 emisiones" fabricado en España por el grupo Volkswagen, el Seal Leon e-Hybrid. Un vehículo muy interesante porque aporta esa etiqueta, que facilita la movilidad en el centro de las ciudades. Pero sobre todo porque permite recorrer cada día hasta 64 kilómetros en modo solo eléctrico según el valor homologado. Y por ello es el primer paso razonable para acceder a la movilidad eléctrica, que en pocos años será obligatoria en toda Europa, si nuestros políticos no dan marcha atrás en sus ambiciosos planes de electrificación. Y es que el nuevo Seat Leon, gracias a su plataforma MQB Evo es mucho más ecológico al poder incorporar las tecnologías más eficientes, entre ellas la híbrida enchufable.

Es un vehículo realmente interesante porque es una opción válida cada día para un mayor número de usuarios, pero tiene sus claras limitaciones. Hay muchos usuarios que, al menos de momento, no tienen la opción de enchufar el coche en su casa o en el trabajo. Y para ellos, no tiene sentido adquirir un coche más caro, más pesado, solo para conseguir esa etiqueta. Pero para todos los que si tienen esa opción de enchufar de forma regular su vehículo, es una muy buena alternativa.

Básicamente se trata de un vehículo que combina un interesante motor de gasolina, de 150 caballos, con otro eléctrico de 115 caballos, lo que proporciona una potencia combinada de 204 caballos. Es la variante de acceso con esta tecnología híbrida enchufable la que hemos probado. Por encima, para los que quieran un poco más hay una opción de 245 caballos, que solo está disponible con la marca Cupra. Pero para una utilización normal, en el día a día y buscando un consumo razonable, creo que esta es la mejor opción. En este enlace tienen más imágenes de la prueba de este Seat León eHybrid.

placeholder Esta es la gran diferencia de esta versión eHybrid, un enchufe para cargar su baterías hasta con 3,7 kW.
Esta es la gran diferencia de esta versión eHybrid, un enchufe para cargar su baterías hasta con 3,7 kW.

El León eHybrid emplea una batería de 13,5 kWh, pero su capacidad neta es de 10 kWh. es por ello una batería pequeña entre las de sus modelos rivales, pero le permite hacer hasta 64 km en modo solo eléctrico según los valores de homologación. Haciendo una conducción mixta entre ciudad y autovía y sin excesos al pisar el acelerador los normal es superar los 40 km reales con el motor de gasolina apagado sin problemas. Pero sin duda este vehículo está pensado más para una utilización 100% urbana, en cuyo caso podemos superar fácilmente los 50 km aunque lo normal será quedarse en el entorno de esos 50 km.

Con ello, y teniendo en cuenta que al ser una batería bastante pequeña, su recarga es razonablemente rápida. Con el Seat León e-Hybrid tendremos un coche con el que poder funcionar cada día en eléctrico por la ciudad, pero sin limitaciones a la hora de hacer un viaje. El tiempo de recarga en un enchufe doméstico convencional de 2,3 kW es de algo más de 5 horas. pero si utilizamos la potencia máxima de carga, que es de 3,7 kW, el tiempo se reduce hasta un poco más de tres horas.

Wallbox gratis

Eso si, este León eHybrid tiene limitada su capacidad de carga ya que solo se puede conectar a un enchufe convencional o a un wallbox pero siempre con esa potencia máxima de carga limitada a 3,7 kW. Para favorecer dar el salto a la electrificación, con este modelo la marca española ofrece de forma gratuita, al menos por el momento, un wallbox que tiene un coste aproximado de unos 700 euros. Pero no se hace cargo de la instalación del mismo.

El coche tiene dos modos de conducción para la gestión del sistema eléctrico del vehículo. Tiene un modo hybrid y el modo eléctrico e-mode. En condiciones normales el coche siempre arranca en el modo eléctrico y permite una suficiente agilidad gracias a sus 115 caballos de potencia de este motor sin emisiones. Pero sobre todo por esa entrega inmediata de par al acelerar, propia de los motores eléctricos. Es la forma ideal de moverse por la ciudad siempre que podamos recargar nuestras baterías cada noche en casa o cada mañana en la oficina.

placeholder Incorpora el cuadro digital configurable y una pantalla central de 10 pulgadas.
Incorpora el cuadro digital configurable y una pantalla central de 10 pulgadas.

El modo hybrid lo que hace es combinar las dos motorizaciones para conseguir la máxima eficiencia en todo momento. Por ello, es el modo ideal para cuando vayamos a hacer una salida por carretera o desplazarnos por vías de circunvalación con velocidades más altas. Además de estos dos modos se ofrecen dos opciones más interesantes para gestionar el acceso a la ciudad. Por un lado la opción de mantener la carga de la batería y usar solo el motor de gasolina para cuando lleguemos al centro urbano poder funcionar en eléctrico. Y también la opción de recargar la batería con el propio motor de gasolina, al mismo tiempo que se mueve. Esta es una opción más costosa, pero que nos permitirá salir de un apuro.

El Seat León es un magnífico coche, un buen compacto de 4,37 m, que ofrece una buena habitabilidad interior y un maletero razonable. En este caso de la versión híbrida enchufable este maletero se ve reducido en más de 100 litros por el posicionamiento de las baterías y el cambio de posición del depósito de gasolina. Por ello no hay un doble fondo y se elimina la posibilidad de ajustar el piso en dos alturas diferentes como tienen sus hermanos de gama con motor térmico.

Foto: El Formentor ya representa el 80% de las ventas de Cupra y ofrece una amplia gama de versiones.

Este León eHybrid, como ocurre con la mayor parte de los vehículos híbridos enchufables, es una opción muy buena, pero solo para un tipo de cliente muy concreto. Para ese usuario que utiliza el coche todos los días para moverse por la ciudad y para hacer algún desplazamiento interurbano más pequeño, pero que también necesita poder hacer viajes más largos con el coche y con la familia, los fines de semana por ejemplo.

Para lograr ese doble objetivo, siempre que lo utilicemos en estas condiciones y por supuesto si tenemos un punto de recarga accesible fácilmente, entonces si valdrá la pena adquirir este vehículo. De lo contrario, si falla alguna de estas premisas, es mejor olvidarse y optar por una opción de gas natural, si es que tenemos la posibilidad de un surtidor de este carburante que nos permitirá ahorrar en el coste de utilización y nos ofrecerá la etiqueta "eco". O bien sumarse a las opciones diesel o gasolina en función de los kilómetros que vayamos a recorrer con el vehículo.

También familiar

En este coche es muy interesante saber que además de la versión compacta que hemos probado en esta ocasión, y que pueden ver en las fotos, también se ofrece exactamente la misma mecánica con la variante de carrocería familiar o o Sportstourer. La diferencia de precio entre ambas variantes es de 1.200 euros. A cambio ofrece más espacio en la parte trasera y sobre todo una mejor versatilidad de uso.

Por lo que se refiere a su dinamismo, el coche mantiene esa misma agilidad que tiene el León de gasolina. Ofrece una mayor capacidad de aceleración gracias a la entrega de par del motor eléctrico desde el mismo momento en el que pisamos el acelerador. Todo ello pese al incremento de peso, de 253 kilos, por las baterías y el motor eléctrico adicional. Su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h es de 7,5 segundos en el modelo compacto, que pasa a 7,7 segundos en el caso del Sportstourer, mientras que su velocidad máxima se sitúa en 220 km/h.

placeholder Todo se gestiona desde esta pantalla central, hasta los modos de conducción.
Todo se gestiona desde esta pantalla central, hasta los modos de conducción.

En cuanto a estabilidad, las versiones FR como la que hemos probado incorporan de serie el chasis activo DCC que permite ajustar las suspensiones no solo en los modos habituales, Eco, Comfort o Sport, sino que tiene hasta 15 ajustes diferentes en función de la dureza para hacer un control más preciso. Su comportamiento dinámico es magnífico, un aspecto que mantiene la marca española en todos sus últimos modelos.

Un coche magnífico al que solo le pondría una pega, pero esto si que es algo muy personal, la gestión de todos los sistemas del vehículo con la pantalla central. La selección de los modos de conducción, con cuatro opciones diferentes, los de gestión del sistema eléctrico y sus opciones e-mode o eléctrico, la gestión de la dureza de la suspensión (hasta 14 opciones) y demás, solo se puede hacer con la pantalla táctil y después de buscar en varios menús diferentes. Pero hay que ir acostumbrándose a las nuevas tecnologías...

Ficha Seat León eHybrid

Motor térmico : 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 150 CV desde 1.500 rpm

Par máximo: 250 Nm desde 1.500 rpm

Cilindrada: 1.395 cc

Combustible: gasolina

Motor eléctrico:

Potencia 115 CV

Par motor: 330 Nm

Potencia combinada: 204 CV

Par motor: 350 Nm

Capacidad útil de la batería: 9.8 kWh

Velocidad máxima: 220 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 7,5 segundos 

Caja de cambios: automática de doble embrague DSG.  

Tracción: Delantera  

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado 1,1 litros.

Autonomía eléctrica homologada: 64 km

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,37 x 1,80 x 1,46

Capacidad maletero: 270 litros. 

Peso en vacío: 1.625 kg.

Precio: sin descuentos ni Moves 34.270 euros.

Coches
El redactor recomienda