Es noticia
Menú
El BMW Z4 se somete a un tratamiento facial y mejora su dotación de seguridad
  1. Motor
  2. Novedades
Sus principales mercados, Alemania y EEUU

El BMW Z4 se somete a un tratamiento facial y mejora su dotación de seguridad

Solo tres años después de su llegada, el Z4 protagoniza una primera actualización que se queda básicamente en cambios estéticos, nuevos colores de carrocería y la llegada de asistentes de conducción no disponibles hasta ahora

Foto: El paquete de diseño M Sport se extiende a toda la gama del Z4. (BMW)
El paquete de diseño M Sport se extiende a toda la gama del Z4. (BMW)

La historia de los BMW Z comienza en 1987, cuando aparece el original Z1 de puertas deslizantes, que se escondían parcialmente en la zona inferior de la carrocería bajando como si8 fuera ventanillas eléctricas. Original y exclusivo, porque solo se entregaron 8.000 unidades entre 1988 y 1991. Aunque no era fácil entrar o salir de él con la capota puesta, su éxito fue incontestable, y eso animó a la firma bávara a seguir por el mismo camino pero lanzando un roadster menos sofisticado pero más masivo. Es así como llegó el Z3 en 1995, famoso también por ser el primer BMW fabricado exclusivamente en Estados Unidos y que llegó a contar con una carrocería cerrada: el Z3 Coupé.

placeholder Hay tres pinturas metalizadas nuevas para la carrocería del Z4.
Hay tres pinturas metalizadas nuevas para la carrocería del Z4.

Y su sucesor, presentado en 2002 y dotado también de capota de lona, estrenó el nombre que hoy mantiene la saga: Z4. Aquella generación, además, llegó a contar también con una variante de carrocería cerrada, el Z4 Coupé. Sin embargo, tener dos variantes de un coche tan especial debía salir caro, y el fabricante de Munich decidió que la segunda generación del Z4, lanzada en 2009, tuviese carrocería única, llegándose a una solución de compromiso: un roadster descapotable, pero con capota dura retráctil. Aunque para la tercera generación, desvelada en 2019, BMW optó por volver a los orígenes y ofrecer únicamente un Z4 roadster descapotable con techo de lona, solución que reduce el peso y baja el centro de gravedad, dos cualidades muy apreciadas en un deportivo.

placeholder El defelector de viento se incluye desde ahora en todas las versiones.
El defelector de viento se incluye desde ahora en todas las versiones.

Y ese es el Z4 que ahora acaba de ser sometido a un tratamiento de 'cirugía estética', y que estará a la venta desde el mes de noviembre. No hay cambios en la mecánica, pues la gama sigue integrada por tres motores de gasolina de entre 197 y 340 CV de potencia, y las modificaciones hay que buscarlas en la imagen externa e interna, el equipamiento y la dotación de ayudas de conducción, que crece para mejorar la seguridad y el confort de un coche que, por cierto, no fabrica realmente BMW, sino su socio Magna Steyr Fahrzeugtechnik en su planta austriaca de Graz. Y hasta el momento han salido de allí 55.000 unidades de esta tercera generación, cuyo principal mercado es el alemán, que copa un 26% de los coches. Le siguen Estados Unidos, China, Reino Unido y Japón, y más del 30% de las ventas mundiales corresponden a la versión superior M40i, que triunfa especialmente en Alemania, donde el 48% de los Z4 matriculados son el M40i, con su motor 3.0 de seis cilindros y 340 CV, que gasta 8,1 l/100 km de media oficial y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

¿Qué cambia en el Z4?

Si empezamos por el exterior, el Z4 extiende el paquete M Sport, reservado hasta ahora al M40i, a las dos versiones inferiores con motor de cuatro cilindros: el sDrive20i de 197 CV, que gasta 7,1 l/100 km y acelera hasta 100 km/h en 6,6 segundos, y el sDrive30i de 258 CV, con un consumo medio de 7,2 l/100 km y paso de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. Un paquete M Sport que incluye las tomas de aire con tres secciones en el faldón delantero o un falfón posterior específico. Además, se han rediseñado las tomas de aire laterales, que guían mejor el flujo aerodinámico para reducir las turbulencias en los pasos de rueda, y la parrilla delantera, con 'riñones' que dan mayor sensación de anchura por su esquema horizontal. Y también se personalizan de otra manera las carcasas de los retrovisores exteriores y los embellecedores trapezoidales de la salida de escape.

placeholder De la tercera generación del Z4 se han vendido hasta la fecha 55.000 unidades.
De la tercera generación del Z4 se han vendido hasta la fecha 55.000 unidades.

También hay cambios en el diseño de las llantas M de 18 pulgadas, que son bicolor y se combinan con neumáticos 225/45 delante y 255/40 detrás. O en las llantas opcionales de 19 pulgadas, con acabado mate y bordes pulidos con efecto diamante, y que se asocian a neumáticos de medida superior: 255/35 delante y 275/35 detrás. Asimismo, hay disponibles nuevos tonos metalizados para la carrocería, como el Thundernight, el Portimao Blue y el Skyscraper Grey. Y también son nuevos en la lista de opciones los faros en negro M Shadow Line, que pueden pedirse junto a los faros LED adaptativos.

placeholder La capota es de lona, y puede quitarse o ponerse eléctricamente en diez segundos.
La capota es de lona, y puede quitarse o ponerse eléctricamente en diez segundos.

Pero, por ejemplo, no hay cambios en la capota, que es de tela, tiene accionamiento eléctrico y puede plegarse o colocarse en diez segundos incluso en marcha, siempre que la velocidad sea inferior a 50 km/h. Y si el cliente no quiere el techo negro de serie, puede pedir el tono opcional Anthracite Silver, igual que ahora.

placeholder La calefacción de los asientos también es de serie a partir de ahora.
La calefacción de los asientos también es de serie a partir de ahora.

En cuanto al interior, las novedades estéticas también son mínimas, y la renovación afecta más al equipamiento. Por ejemplo, el Z4 sDrive20i viene de serie con tapicería de cuero Vernasca, disponible en cuatro colores a elegir, mientras que las versiones superiores incluyen tapicería de cuero y piel Alcantara con costuras azules en contraste. Asimismo, el Z4 sDrive30i mejora su dotación con volante M de cuero, asientos M Sport, pedales M, reposapiés M y cuadro de instrumentos Sensatec. Y a partir de ahora, toda la gama monta de serie asientos calefactados, deflector de viento entre los respaldos, espacio de almacenamiento ampliado, sensores de aparcamiento delante y detrás, retrovisor fotosensible y climatizador automático de dos zonas.

placeholder El Z4 M40i, la versión más deportiva, alcanza 100 km/h en 4,5 segundos con sus 340 CV.
El Z4 M40i, la versión más deportiva, alcanza 100 km/h en 4,5 segundos con sus 340 CV.

Como decíamos, no hay cambios en los motores, y todos los Z4 siguen presumiendo de tracción trasera y cambio automático Steptronic Sport de ocho velocidades con levas en el volante. Pero sí hay alguna novedad técnica en esta gama 2023, como que el tren de rodaje M Sport, que tiene muelles y amortiguadores más firmes, sea de serie ahora en el sDrive30i. Además, se añaden sistemas de asistencia a la conducción que no ofrecía antes el Z4, como el aviso de colisión frontal con intervención de los frenos, el aviso de salida de carril con retorno al carril y la función de información de límite de velocidad con indicador de prohibición de adelantamiento, y entre las opciones figuran desde ahora más ayudas ADAS, tanto de confort como de seguridad.

La historia de los BMW Z comienza en 1987, cuando aparece el original Z1 de puertas deslizantes, que se escondían parcialmente en la zona inferior de la carrocería bajando como si8 fuera ventanillas eléctricas. Original y exclusivo, porque solo se entregaron 8.000 unidades entre 1988 y 1991. Aunque no era fácil entrar o salir de él con la capota puesta, su éxito fue incontestable, y eso animó a la firma bávara a seguir por el mismo camino pero lanzando un roadster menos sofisticado pero más masivo. Es así como llegó el Z3 en 1995, famoso también por ser el primer BMW fabricado exclusivamente en Estados Unidos y que llegó a contar con una carrocería cerrada: el Z3 Coupé.

Lujo Tecnología Gasolina Industria automóvil Seguridad Austria
El redactor recomienda