Es noticia
Menú
Un carrocero italiano convierte el Berlingo en el 'dos caballos' furgoneta... y se venderá
  1. Motor
  2. Novedades
Habrá también una versión eléctrica

Un carrocero italiano convierte el Berlingo en el 'dos caballos' furgoneta... y se venderá

El Berlingo 2CV Fourgonnette, inspirado en el 2CV AU de 1951, será comercializado por Caselani con licencia oficial de Citroën, primero como versión comercial destinada a profesionales y después como un modelo para uso familiar

Foto: Se podrá reservar desde el 1 de octubre y la producción se iniciará en enero. (Citroën)
Se podrá reservar desde el 1 de octubre y la producción se iniciará en enero. (Citroën)

El carrocero italiano Caselani se ha unido al equipo de diseño de Citroën para transformar el actual Berlingo en el mítico 2CV Furgoneta, reinterpretado bajo el nombre de Berlingo 2CV Fourgonnette y que supone un guiño a uno de los modelos más icónicos de la marca. Caselani ha aprovechado la corriente vintage del momento para recuperar la imagen de un modelo legendario del pasado, pero incorporándole todo el equipamiento moderno y las prestaciones que encontramos en un vehículo actual. Y con la experiencia acumulada por anteriores trabajos en la misma línea, pues este carrocero ya se encargó de fabricar en 2017 el mítico Type H basándose en el Citroën Jumper, así como el nuevo Type HG a partir de los Citroën Jumpy y SpaceTourer en 2020.

David Obendorfer ha sido el encargado de diseñar este 2CV Berlingo Fourgonnette.

"Estamos muy orgullosos de que nuestro superventas Berlingo haya sido modificado por Caselani inspirándose en el emblemático 2CV Furgoneta, que marcó la historia de Citroën y del sector de automoción. Nuestros diseñadores han seguido de cerca el trabajo para garantizar que el 2CV Furgoneta original no se interpretara de forma demasiado literal, sino que el resultado tuviera realmente el ADN de Citroën", explicabe Pierre Leclercq, máximo responsable de Citroën Style.

Del Berlingo Furgón, protagonista de su segmento en Europa desde su lanzamiento en 1996, se han vendido ya 1.891.196 unidades entre sus tres generaciones. Y en los ocho primeros meses de este año ocupa el segundo puesto en las ventas de su segmento en Europa, con una cuota de mercado del 17%. Además, ha sido un vehículo pionero en el segmento de los vehículos de ocio, introduciendo innovaciones como la cabina integrada, la configuración de tres asientos delanteros, el freno de estacionamiento eléctrico y, más recientemente, el indicador de sobrecarga.

placeholder Los paneles ondulados de la carrocería se pegan directamente sobre la del Berlingo.
Los paneles ondulados de la carrocería se pegan directamente sobre la del Berlingo.

En cuanto al modelo que sirve en este caso de inspiración, el 2CV Furgoneta AU (con 'U' de Utility) fue presentado en 1951 como Furogoneta AU, y tras protagonizar diversas conversiones se mantuvo en producción hasta 1987, totalizando unas ventas de 1.247.000 unidades. Ahora, Caselani ha confiado el ejercicio de diseño sobre el Berlingo actual a David Obendorfer, quien también se encargó de los anteriores Type H y Type HG presentados por el carrocero italiano. De ahí que la transformación estética sea parecida en las tres furgonetas de Citroën. Por ejemplo, en la parte delantera los elementos de la carrocería se sustituyen por otros nuevos de fibra de vidrio, mientras que los laterales y el techo se cubren con paneles pegados a la carrocería, y se utilizan faros redondos en lugar de los actuales. "El Berlingo se diseñó como un homenaje al Citroën 2CV de los años 50. Me centré en dar un aspecto que recuerde al vehículo original sin forzar los elementos de diseño para que se parecieran al 2CV Furgoneta", explica Obendorfer.

Fibra de vidrio como protagonista

Todos los componentes diferenciadores se ensamblan en los talleres de Caselani en Lombardía, al norte de Italia. El aspecto de esta versión modernizada transforma por completo, empezando por su frontal, que muestra los característicos rasgos del 2CV original. La parrilla, el paragolpes y los pasos de rueda se han sustituido por nuevos componentes de fibra de vidrio adaptados al chasis. El capó, por su parte, está abombado en forma de V, mientras que los faros redondos van parcialmente separados del capó, encajando en él mientras se extienden hacia atrás, a diferencia de los originales, que estaban completamente desplazados.

placeholder Hay versión diésel, de gasolina y 100% eléctrica.
Hay versión diésel, de gasolina y 100% eléctrica.

Uno de los elementos más característicos es su parrilla, con todo el ADN de Citroën y los grandes chevrones cromados, firma de la marca, colocados justo en el centro de la parrilla, que está muy arqueada y se integra en el frontal formando una sola pieza con el capó, igual que en el modelo original del siglo pasado. En la zona inferior del frontal se encuentra el paragolpes delantero, situado más abajo que en el Berlingo tomado como base. Además, mientras que el del 2CV era cromado, en esta ocasión va pintado en color blanco para que contraste con la carrocería, aunque sí hay otros puntos clave del vehículo que aparecen bañados en cromo, como los faros, la moldura central del capó, la parrilla con los dos chevrones y su marco, los tapacubos de rueda originales (que se siguen fabricando décadas después) o los tiradores de los faros que se utilizan para abrirlos.

placeholder En la zona trasera cuenta con dos pequeñas ventanillas redondeadas.
En la zona trasera cuenta con dos pequeñas ventanillas redondeadas.

La vista lateral del Berlingo 2CV Furgoneta muestra las puertas traseras y el techo recibiendo una 'segunda piel' que remata la carrocería del Berlingo. Unos componentes de fibra de vidrio que rinden homenaje a las características láminas onduladas del 2CV, aunque en el nuevo vehículo son meramente decorativos.

Y ya en la zaga, cada una de las dos puertas posteriores de acceso a la zona de carga adoptan una pequeña ventanilla vertical, redondeada en la parte inferior y superior como homenaje también al 2CV original. Pero para darle un toque más moderno, se ha eliminado el grueso sellamiento de color negro que rodeaba las ventanillas.

Cuando se lanzó al mercado el 2CV Furgoneta original, o AU, causó furor en su segmento por su aspecto y prestaciones, siendo capaz de circular a una velocidad media de entre 40 y 50 km/h transportando hasta 250 kilos de mercancía en un volumen de carga efectivo de 1,88 metros cúbicos. Pero esta nueva versión de Caselani, además ser más grande y cuadriplicar su capacidad de carga con una tonelada, casi triplica el volumen efectivo, alcanzando los 4,4 metros cúbicos, y permite transportar tres ocupantes en la parte delantera. Una buena herramienta para empresas y autónomos, pues gracias a su cabina Extenso la longitud interior de carga útil puede ampliarse hasta los 3,09 metros (carrocería de tamaño M) si se abate el asiento del pasajero.

Y, por supuesto, han desaparecido tanto el ruido del motor bicilíndrico del modelo original como el hueco en la parrilla para la manivela de arranque.

placeholder Los faros se sustituyen por unos redondos, y la parrilla va cromada.
Los faros se sustituyen por unos redondos, y la parrilla va cromada.

Además, para facilitar el confort de uso y la seguridad, el Berlingo Van que sirve de base a la preparación de Caselani cuenta con hasta 18 tecnologías de asistencia a la conducción. Y en lo que se refiere a mecánicas, el Berlingo 2CV Furgoneta, o Fourgonnette, se ofrece con un motor diésel 1.5 BlueHDi de 75 caballos o el 1.2 PureTech de gasolina con 130 CV, ambos con caja automática EAT8 de ocho relaciones. En cuanto a la versión 100% eléctrica, que también estará disponible, tiene 136 CV de potencia y una autonomía de 275 kilómetros, y conserva el mismo volumen de carga que las versiones de combustión. Además, su batería puede cargarse hasta el 80% en 30 minutos usando una estación de carga rápida.

El periodo de reservas del exclusivo Berlingo 2CV Furgoneta se abre el día 1 de octubre, mientras que el inicio de la producción está previsto para enero de 2023.

El carrocero italiano Caselani se ha unido al equipo de diseño de Citroën para transformar el actual Berlingo en el mítico 2CV Furgoneta, reinterpretado bajo el nombre de Berlingo 2CV Fourgonnette y que supone un guiño a uno de los modelos más icónicos de la marca. Caselani ha aprovechado la corriente vintage del momento para recuperar la imagen de un modelo legendario del pasado, pero incorporándole todo el equipamiento moderno y las prestaciones que encontramos en un vehículo actual. Y con la experiencia acumulada por anteriores trabajos en la misma línea, pues este carrocero ya se encargó de fabricar en 2017 el mítico Type H basándose en el Citroën Jumper, así como el nuevo Type HG a partir de los Citroën Jumpy y SpaceTourer en 2020.

Industria automóvil Movilidad del futuro Tecnología
El redactor recomienda