Es noticia
Menú
Hyundai lanza en España su futurista Staria, enorme monovolumen de hasta nueve plazas
  1. Motor
  2. Novedades
Diésel de 177 CV y dos tipos de tracción

Hyundai lanza en España su futurista Staria, enorme monovolumen de hasta nueve plazas

Con precios que arrancan en 52.990 euros, llega a nuestro país el Staria, un monovolumen de 5,25 metros y versiones de 7 y 9 plazas que busca un nicho de público no muy amplio pero que sí demanda vehículos de este tipo

Foto: Pese a su longitud y altura, el Staria presume de estabilidad. (Hyundai)
Pese a su longitud y altura, el Staria presume de estabilidad. (Hyundai)

Que lo más futurista de Hyundai, al menos por su aspecto, sea un monovolumen de mecánica diésel no deja de tener su aquel, toda vez que los términos 'monovolumen' y 'diésel' han perdido buena parte de la fuerza que tuvieron hace poco. Del mismo modo que ahora lo que prevalece es el SUV, en su día muchas familias soñaban con poner en su puerta o en su garaje modelos como Voyager, Espace, 806, Alhambra, Zafira, Scénic o Picasso; y, a poder ser, de gasóleo. Hoy, en cambio, los vehículos monovolumen 'clásicos' han perdido fuelle al mismo ritmo, o más, que lo han ganado los todocaminos o SUV; y en lo que se refiere a los motores diésel, de ser la opción mayoritaria hace solo una década han pasado a suponer un 16% de las ventas en nuestro país... y cayendo.

placeholder Longitud de 5,25 metros, cintura muy baja y perfil aerodinámico: el Staria es inconfundible.
Longitud de 5,25 metros, cintura muy baja y perfil aerodinámico: el Staria es inconfundible.

Hyundai, que ya vende todo tipo de modelos SUV (Bayon, Kona, Tucson y Santa Fe) y es la única marca que ofrece cinco tecnologías distintas de electrificación (eléctrico de batería, híbrido enchufable, híbrido autorrecargable, híbrido suave de 48V y eléctrico de pila de hidrógeno), se lanza sin embargo a un segmento completamente al margen de ambos conceptos, y su Staria, que hará volver más de una mirada por su imagen futurista, sobre todo en la vista frontal, es un monovolumen y es diésel, y sin ningún tipo de apoyo eléctrico en su mecánica compartida con el anterior Santa Fe, de manera que se conforma con la etiqueta C de la DGT.

placeholder Interior muy acristalado y luminoso, y con un diseño moderno y ergonómico.
Interior muy acristalado y luminoso, y con un diseño moderno y ergonómico.

Pero en la firma surcoreana vieron mercado para un vehículo de estas características, destinado a empresas que deben mover personal o clientes, y a familias numerosas o con grandes necesidades de espacio cuya economía esté relativamente saneada. Porque el Staria arranca en los 52.990 euros de su versión básica Maxx, que ya viene con nueve plazas, motor de 177 CV y cambio automático de ocho marchas; aunque los descuentos anunciados pueden alcanzar los 3.300 euros, de forma que la factura de acceso se quedaría en 49.690 euros. Eso es algo menos de lo que cuestan dos de sus más directos rivales, el Mercedes-Benz Clase V y el Volkswagen T7 Multivan, pero más dinero que lo que nos pedirá Ford por un Tourneo Custom. Entre todos luchan por un segmento de unas 2.000 unidades al año, en el que hace unos años se mostraba muy fuerte por ejemplo el extinto SsangYong Rodius, y Hyundai afirma conformarse con entre 200 y 400 unidades anuales. Es decir, vehículo de nicho, pero con un público al que quieren satisfacer.

placeholder En la versión de siete plazas, la segunda fila está formada por dos butacas con ajustes eléctricos.
En la versión de siete plazas, la segunda fila está formada por dos butacas con ajustes eléctricos.

Y a diferencia de los tres competidores citados, el Staria llega con una sola carrocería. Porque hay Mercedes-Benz Clase V de tres tallas, por ejemplo (490, 514 y 537 centímetros de longitud), mientras que en el nuevo monovolumen de Hyundai, que está homologado como turismo, solo se ofrece la de 5.253 milímetros de largo. Y visto desde delante o desde detrás, es prácticamente un cuadrado perfecto, pues mide 1.997 milímetros de ancho por 1.990 de alto, de modo que haríamos una primera llamada de atención a potenciales clientes: conviene estudiar bien nuestra necesidades de movilidad, porque el Staria resulta enorme y por longitud y altura, e incluso por anchura, algunos aparcamientos se le resistirán.

placeholder La tercera fila es de tres plazas en toda la gama, y puede avanzarse unos centímetros.
La tercera fila es de tres plazas en toda la gama, y puede avanzarse unos centímetros.

Creado sobre la plataforma del anterior Santa Fe, el Hyundai Staria permite elegir entre tres versiones: la ya citada de acceso a la gama, con sus nueve plazas y acabado Maxx por 52.990 euros, y esa misma configuración interior pero con nivel de equipamiento Tecno, algo más completo y con un precio de 54.990 euros, mientras que el trío se corona con el Staria Style, cuya factura de 62.990 euros se fundamenta en su tracción a las cuatro ruedas permanente (el resto tiene tracción delantera) y en su interior más lujoso, configurado para siete plazas: dos delante, dos en una segunda fila constituida por sendas butacas que parecen sacadas de la 'first class' de un Airbus A-340 y tres en la tercera fila. En el caso de los Staria de nueve plazas, el esquema es 3+3+3, aunque la plaza central de la primera fila nos pareció un poco justa durante nuestra primera toma de contacto por tierras gallegas.

placeholder El maletero de la versión de siete plazas es más pequeño que el de los Staria de nueve plazas.
El maletero de la versión de siete plazas es más pequeño que el de los Staria de nueve plazas.

El acceso al interior es cómodo gracias al buen tamaño de las cuatro puertas laterales, especialmente las traseras, que son correderas con accionamiento eléctrico de serie, aunque no cuentan con elevalunas eléctricos, pues la ventanilla es corredera como en la mayoría de las furgonetas. Y el portón trasero, también automatizado, es gigantesco, lo que tiene algunas ventajas, como liberar un espacio enorme para las operaciones de estiba y desestiba o servir de 'marquesina' cuando aprieta la lluvia, algo que pudimos constatar largamente durante nuestro periplo por las provincias de Orense, Pontevedra y La Coruña. Por contra, si estacionas con la zaga muy cerca de una pared o de otro vehículo, puede que no podamos acceder al maletero. En cuanto a capacidad de carga, diferencia notable entre los Staria de nueve y siete plazas, pues el primero deja más volumen para maletas: 831 litros, frente a los exiguos 117 del Style siete plazas. Y si abatimos el respaldo de la tercera fila, sobre esta podemos colocar cosas, aumentando la capacidad de maletero a 1.303 litros en el Staria de nueve plazas y a 431 en el de siete.

placeholder Para ampliar el volumen de carga podemos avanzar algo la tercera fila o tumbar su respaldo.
Para ampliar el volumen de carga podemos avanzar algo la tercera fila o tumbar su respaldo.

Pero la modularidad, por así decirlo, no es su fuerte, porque no es un monovolumen en el que podamos abatir o extraer plazas de forma individual, y la transformación del interior se limita básicamente a abatir respaldos o desplazar longitudinalmente las filas para, por ejemplo, juntarlas. En cambio, espacio hay para dar y tomar, siendo uno de esos vehículos en los que entras, te acomodas incluso estirándote y pareces más dispuesto a devorar kilómetros que en vehículos más angostos.

placeholder Las enormes ópticas verticales pixeladas son la principal característica de la zaga.
Las enormes ópticas verticales pixeladas son la principal característica de la zaga.

Además, el interior presenta un diseño de lo más agradable, con un ambiente general moderno, materiales bastante buenos y robustos, y una calidad general de terminación destacable, sin rebabas plásticas, vibraciones o 'grillitos' al circular por malos firmes. El copiloto, por ejemplo, viaja muy cómodo, y a la sensación de confort ayuda la baja cintura del vehículo, de forma que la carrocería está muy acristalada y es muy luminosa, alejándose de la impresión que te llevas en modelos 'combi' derivados de furgonetas. Y es muy silenciosa, porque ni al arrancar el motor ni al acelerar desde baja velocidad aprecias ruido de diésel, y tampoco descubrimos sonidos aerodinámicos al circular por autovía.

Fácil y cómodo de conducir

El puesto de conducción es particularmente satisfactorio, porque es llegar, 'trepar' un poco hasta el asiento y empezar a conducir, ya que todo es sencillo e intuitivo. Por ejemplo, para manejar el cambio basta con pulsar cualquiera de los cuatro botones situados cerca del volante, a la derecha: P, R, N y D. Y tanto la butaca como el propio volante disponen de los ajustes pertinentes para conseguir en segundos la posición idónea. La instrumentación, que cae un poco lejos, es un cuadro digital de 10,25 pulgadas, y la pantalla central táctil tiene idéntico tamaño en las versiones superiores dotadas de navegación (de 8 pulgadas en el resto), situándose en la zona superior de un gran panel negro que agrupa casi todos los mandos principales. Otros controles, como los elevalunas delanteros o el ajuste de los espejos, van en la puerta, también a mano.

placeholder La plaza central delantera en los Staria de nueve plazas es un poco más justa.
La plaza central delantera en los Staria de nueve plazas es un poco más justa.

Y el interior del Staria destaca también por la gran cantidad de espacios complementarios donde guardar cosas, pues a los habituales en otros vehículos, como la guuantera principal o el cofre entre los asientos delanteros, se añade otro hueco con tapa justo entre el volante y la instrumentación, uno en el techo sobre la zona de parasoles y alguno más repartido por el salpicadero. Es decir, que si no tenemos buena memoria tocará abrir bastantes tapas en busca del objeto buscado.

placeholder El Staria de nueve plazas permite situar la tercera fila más avanzada, beneficiando al maletero.
El Staria de nueve plazas permite situar la tercera fila más avanzada, beneficiando al maletero.

En materia de equipamiento, y en función del acabado, el nuevo monovolumen de Hyundai incluye sistema multimedia compatible con Apple CarPlay y Android Auto, sistema de sonido Bose con 12 altavoces, plataforma de carga inalámbrica y todo lo derivado del sistema de conectividad BlueLink, como integración del calendario de Google o Apple con el infoentretenimiento del coche, rutas conectadas, servicios de aparcamiento, reconocimiento de voz, localización del vehículo o envío de puntos de interés al coche.

placeholder Tanto las puertas laterales correderas como el portón trasero tienen apertura y cierre eléctrico.
Tanto las puertas laterales correderas como el portón trasero tienen apertura y cierre eléctrico.

Y si los diseñadores dicen haber tratado de evocar la forma aerodinámica de una nave espacial al dibujar la carrocería prácticamente con un único trazo, los ingenieros de la marca también han echado el resto para que el Staria sea vanguardista en el capítulo de la seguridad, pues su conjunto de sistemas SmartSense incluye asistente contra colisiones frontales, control de crucero inteligente con función de limitación en curvas basada en los datos del navegador, asistente de seguimiento de carril, asistente de límite de velocidad inteligente, sistema de alerta de riesgos en los ángulos ciegos laterales con intervención activa, advertencia de salida segura del vehículo o aviso de tráfico trasero cruzado, entre otros elementos.

placeholder La instrumentación es digital, y a la derecha del volante van los botones del cambio automático.
La instrumentación es digital, y a la derecha del volante van los botones del cambio automático.

En lo que se refiere al motor, se trata de una mecánica conocida: el 2.2 CRDi turbodiésel que rinde 177 CV de potencia a 3.800 vueltas y 431 Nm de par máximo a partir de solo 1.500 rpm, y que aquí se asocia en todos los casos a una caja de cambios automática de ocho marchas. Y podemos elegir entre los modos de conducción Eco, Normal y Sport, más un cuarto programa en el caso de la versión Style 4x4, que bloquea el reparto de par entre las ruedas para salir más airosos de terrenos muy resbaladizos. En este sentido, llama la atención que la distancia libre al suelo sea exactamente la misma en los Staria de tracción delantera y de tracción total: 186 milímetros. Puede parecer bastante, pero en un vehículo con tanta batalla (3.273 milímetros de distancia entre ejes), mejor evitar suelos muy irregulares. De hecho, entendemos que el Staria 4x4 está más pensado para nieve o asfaltos sucios que para afrontar caminos.

placeholder Hay infinidad de espacios repartidos por el habitáculo donde guardar cosas.
Hay infinidad de espacios repartidos por el habitáculo donde guardar cosas.

Teniendo en cuenta que el conjunto pesa 2.230 kilos en el caso de las versiones de tracción delantera y 2.292 si hablamos de la variante de tracción total, nadie debe esperar reacciones de misil, y ahí están los 12,4 segundos homologados para acelerar hasta 100 km/h, que en el 4x4 suben a 13,5 segundos. No obstante, la velocidad máxima de 185 km/h da una idea de que el Staria no es precisamente lento, y en marcha exhibe más músculo del que esperábamos, con una respuesta progresiva y suave pero suficientemente contundente para hacer adelantamientos seguros y rápidos. E insistimos en lo de 'rápidos', que es como convendría adelantar por mucho que la DGT nos pida, ahora, maniobras lentas para tardar más y multiplicar el tiempo que pasamos en el carril del sentido contrario.

placeholder La combinación de las luces diurnas LED y la de posición crea un trazo luminoso de lado a lado.
La combinación de las luces diurnas LED y la de posición crea un trazo luminoso de lado a lado.

Dirección precisa y cómoda, frenos más que correctos incluso con carga, neumáticos 235/55 R18 que nos amarran bien a la calzada, una suspensión con esquema multibrazo detrás que consiente poco balanceo en curva... Lo cierto es que el Staria se mueve bastante bien, y en carreteras de montaña los límites vendrán más marcados por el propio tamaño del vehículo o las posibles protestas de los pasajeros que por las posibilidades dinámicas del chasis, bien puesto a punto en lo que al compromiso seguridad-confort-dinamismo se refiere. Aunque si el ritmo de marcha es 'alegre', el consumo tenderá a dispararse un poco, y si Hyundai homologa una media WLTP de 8,2 l/100 km (8,7 en la versión con tracción total HTRAC), el promedio real se puede ir por encima de los 10 u 11 litros con relativa facilidad.

Que lo más futurista de Hyundai, al menos por su aspecto, sea un monovolumen de mecánica diésel no deja de tener su aquel, toda vez que los términos 'monovolumen' y 'diésel' han perdido buena parte de la fuerza que tuvieron hace poco. Del mismo modo que ahora lo que prevalece es el SUV, en su día muchas familias soñaban con poner en su puerta o en su garaje modelos como Voyager, Espace, 806, Alhambra, Zafira, Scénic o Picasso; y, a poder ser, de gasóleo. Hoy, en cambio, los vehículos monovolumen 'clásicos' han perdido fuelle al mismo ritmo, o más, que lo han ganado los todocaminos o SUV; y en lo que se refiere a los motores diésel, de ser la opción mayoritaria hace solo una década han pasado a suponer un 16% de las ventas en nuestro país... y cayendo.

Diésel Transporte Lujo Corea del Sur Industria automóvil Empresas Familia Seguridad
El redactor recomienda