Es noticia
Menú
¿Quién era Jean Rédélé, el hombre que da nombre a la última versión del Alpine A110?
  1. Motor
  2. Novedades
Serie limitada de 100 unidades con 300 CV

¿Quién era Jean Rédélé, el hombre que da nombre a la última versión del Alpine A110?

Desde el 1 de junio, y habrá que darse prisa porque solo habrá 100 unidades, Alpine pone a la venta una serie limitada del A110 GT que rinde homenaje a Jean Rédélé para conmemorar los 100 años de su nacimiento

Foto: Cada A110 GT Jean Rédélé tendrá una placa numerada con su número. (Alpine)
Cada A110 GT Jean Rédélé tendrá una placa numerada con su número. (Alpine)

Los más aficionados a las carreras y al mundo del automóvil en general quizá sí sepan quién era Jean Rédélé, un piloto francés, venido al mundo en la localidad de Dieppe el 17 de mayo de 1922, al que Alpine rinde homenaje en el centenario de su nacimiento. Y es que Rédélé fue, precisamente, el creador de la marca Alpine, que hoy es uno de los pilares de Renault Group y que inició su actividad muy ligada también al fabricante del rombo. Porque Jean Rédélé, crecido en un ambiente de lo más automovilístico porque su padre era propietario de un garaje y llegó a pilotar algunos coches de competición, se convirtió en 1950 en el concesionario más joven de Renault, lo que le animó a participar ese año en el rally Dieppe-Rouen al volante de un modesto 4CV que él mismo había preparado.

placeholder Jean Rédélé, en la fábrica de Alpine en 1964.
Jean Rédélé, en la fábrica de Alpine en 1964.

Pero su triunfo llama pronto la atención de los responsables de Renault, que le designan piloto de fábrica y eso le abre las puertas a una primera participación en el Rally de Montecarlo. Sin embargo, Rédélé se centra en pruebas automovilísticas desarrolladas por carreteras de los Alpes, y siempre con sus 4CV preparados, hasta que en 1955, tras un grave accidente pero sin consecuencias físicas en las 12 Horas de Sebring, abandona su faceta de piloto y se vuelca en la tarea que más le apasiona: preparador. Ese año crea la Compañía de Vehículos Alpinos, que acabaría sintetizándose en Alpine y cuyo hito principal llegará en 1962, cuando se presenta en sociedad el A110, un ligerísimo cupé biplaza que llegó a fabricarse en nuestro país, de la mano de FASA, y que se convirtió en uno de los referentes del automovilismo deportivo en la época, tanto en circuitos, pues llegó a ganar su categoría en las 24 Horas de Le Mans de 1964, como en rallies, con éxitos sonados como el campeonato europeo en 1971 o, ya en pleno éxtasis, el título mundial de 1973.

placeholder El cupé biplaza A110, presentado en 1962, se convirtió en el producto estrella de Alpine.
El cupé biplaza A110, presentado en 1962, se convirtió en el producto estrella de Alpine.

Fue en ese instante cuando Renault se hizo definitivamente con el control de Alpine, cinco años antes de que dejara la empresa Jean Rédélé, quien fallecía en 2007. Y al piloto y creador de la marca francesa se le rinde homenaje desde esta nueva Alpine, metida hoy en la Fórmula 1, con eventos como el organizado días atrás en su ciudad natal, Dieppe, donde más de 1.100 vehículos Alpine de todos los modelos y épocas se dieron cita, rodeados de los incondicionales de este popular fabricante artesanal, que en Francia son legión. Y fue precisamente allí donde Alpine desveló su A110 GT J. Rédélé, una serie limitada que rinde tributo a su fundador.

Las reservas, desde el 1 de junio

La nueva serie limitada, de la que solo se fabricarán un centenar de unidades en referencia a los 100 años desde el nacimiento de Rédélé, está basada en el nuevo A110 GT, una de las dos versiones del renovado A110, junto al radical A110 S, que estrenan el optimizado 1.8 Turbo de gasolina, que rinde 300 CV de potencia y 340 Nm de par máximo (entre 2.400 y 6.000 vueltas), con los que alcanza 250 km/h de velocidad punta y acelera de cero a 100 km/h en 4,2 segundos, a lo que ayuda su ligereza: 1.119 kilos.

placeholder El A110 GT J. Rédélé toma como base el A110 GT, cuyo motor 1.8 Turbo rinde 300 CV.
El A110 GT J. Rédélé toma como base el A110 GT, cuyo motor 1.8 Turbo rinde 300 CV.

El A110 GT J. Rédélé será reconocible por el color Gris Montebello de su carrocería, que al parecer era uno de los tonos preferidos del fundador de Alpine, que en este caso, de forma exclusiva, se combina con un techo negro brillante. Y la personalización externa se remata con las llantas de aleación Grand Prix de 18 pulgadas y las pinzas de freno plateadas, mientras que en el habitáculo destaca el revestimiento de cuero negro, en el que resaltan las costuras grises. Además, cada uno de los A110 GT J. Rédélé contará con una placa con la firma grabada de Rédélé y numerada del 1 al 100.

placeholder Llantas Grand Prix de 18 pulgadas y pintura bitono, con techo negro brillante, le personalizan.
Llantas Grand Prix de 18 pulgadas y pintura bitono, con techo negro brillante, le personalizan.

Pero sobre precios nada se ha dicho todavía, aunque el A110 GT convencional, que equipa de serie Chasis Alpine (no tan extremo como el Chasis Sport del A110 S), sensores de parking delante y detrás, cámara de visión posterior, asientos Confort, escape Sport y frenos Brembo de alto rendimiento puede servirnos de orientación, con su factura en España de 72.500 euros. Lógicamente, al ser más exclusivo, el A110 GT que homenajea a Jean Rédélé será más caro.

Los más aficionados a las carreras y al mundo del automóvil en general quizá sí sepan quién era Jean Rédélé, un piloto francés, venido al mundo en la localidad de Dieppe el 17 de mayo de 1922, al que Alpine rinde homenaje en el centenario de su nacimiento. Y es que Rédélé fue, precisamente, el creador de la marca Alpine, que hoy es uno de los pilares de Renault Group y que inició su actividad muy ligada también al fabricante del rombo. Porque Jean Rédélé, crecido en un ambiente de lo más automovilístico porque su padre era propietario de un garaje y llegó a pilotar algunos coches de competición, se convirtió en 1950 en el concesionario más joven de Renault, lo que le animó a participar ese año en el rally Dieppe-Rouen al volante de un modesto 4CV que él mismo había preparado.

Industria automóvil Gasolina Lujo Tecnología
El redactor recomienda