Es noticia
Menú
Mercedes-AMG GT 63 S E Performance: un híbrido con etiqueta eco... y 843 caballos
  1. Motor
  2. Novedades
A la venta en abril, desde 196.897 euros

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance: un híbrido con etiqueta eco... y 843 caballos

Acelera de cero a 100 km/h en 2,9 segundos, alcanza 316 km/h y puede recorrer hasta 12 kilómetros en modo eléctrico con su batería de 6,1 kWh autorrecargable. La ecología según AMG

Foto: El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance homologa un gasto de 7,9 l/100 km. (Mercedes-Benz)
El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance homologa un gasto de 7,9 l/100 km. (Mercedes-Benz)

Al selecto grupo de los supercoches con etiqueta eco, donde ya podemos encontrar modelos con 600 caballos o más de potencia (los Audi RS 6 Avant, RS 7 Sportback y RS Q8, o las versiones AMG de los Mercedes-Benz GLE, GLE Coupé y GLS), se sumará desde el próximo mes de abril un sedán deportivo firmado por Mercedes-AMG que lleva el listón de la 'caballería' aún más arriba, pues la firma de Affalterbach anuncia nada menos que 843 CV para su nuevo GT 63 S E Performance, lo que le convierte de paso en el coche más potente en la historia de AMG. E incluso supera a otro superdeportivo 'de campanillas' dotado de mecánica híbrida y etiqueta eco: el nuevo Lamborghini Countach LPI 800-4, que se queda en 'solo' 814 CV. Pero el coche italiano ya no está disponible realmente, porque las 112 unidades que se fabricarán ya tienen dueños, atraídos sin duda por los 2,7 millones de euros largos de su factura.

placeholder La versión Special Edition, 21.777 euros más cara, se personaliza con el exclusivo color verde de AMG.
La versión Special Edition, 21.777 euros más cara, se personaliza con el exclusivo color verde de AMG.

Volviendo al Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, una primera reacción lógica podría ser cuestionar que una máquina de semejantes características pueda recibir la etiqueta ecológica, pero la firma alemana ha homologado un consumo medio de 7,9 l/100 km en ciclo WLTP y unas emisiones medias de CO2 de 180 g/km, y ambos son valores más bajos que los de otros muchos vehículos con etiqueta eco de precio, potencia y prestaciones muy inferiores, y que seguramente se cuestionan menos por ser más convencionales: Subaru Forester 2.0i Hybrid CVT, Jaguar E-Pace 1.5 MHEV o Range Rover Evoque P160 MHEV, por citar solo tres de los muchos ejemplos existentes.

Potencia: 639 más 204, igual a 843

Para lograr emisiones y consumos tan moderados en relación a la potencia del coche, Mercedes-AMG combina un motor 4.0 V8 Biturbo de inyección directa y 639 CV (entre 5.500 y 6.500 revoluciones por minuto) y 900 Nm de par máximo (entre 2.500 y 4.500 rpm) con un motor eléctrico (situado en el eje trasero) que rinde 150 kW (204 CV) y 320 Nm de par, totalizando los 843 CV ya citados y un par máximo que, en función de la situación y la marcha engranada puede variar entre 1.010 y 1.470 Nm. Para canalizar semejante caudal de fuerza se sirve de la transmisión AMG Speedshift MCT 9G, y desde ahí se envía toda la fuerza al asfalto a través de las cuatro ruedas gracias a la tracción AMG Performance 4Matic+, de reparto continuamente variable y dotada de un modo Drift, ideado literalmente para derrapar (se sobreentiende que en espacios reservados, como un circuito).

placeholder Los asientos AMG Performance serán opcionales, al igual que el techo panorámico.
Los asientos AMG Performance serán opcionales, al igual que el techo panorámico.

Y aunque el conjunto no es precisamente una pluma, pues pesa 2.380 kilos, el GT 63 S E Performance anuncia unas prestaciones sobrecogedoras, como una velocidad punta de 316 km/h o los 2,9 segundos para alcanzar 100 km/h desde parado. Para acelerar de cero a 200 km/h no tarda ni 10 segundos. Pero con su batería de 6,1 kWh, situada también junto al eje posterior y bastante más grande de lo habitual en vehículos híbridos autorrecargables, la nueva versión es capaz de circular hasta 12 kilómetros en modo eléctrico, e incluso homologa un consumo eléctrico de 12,0 kWh/100 km que sorprende por bajo.

placeholder La versión normal también monta llantas de 21 pulgadas, pero distintas a las del Special Edition.
La versión normal también monta llantas de 21 pulgadas, pero distintas a las del Special Edition.

La nueva versión híbrida del sedán deportivo de cuatro puertas de AMG, que partirá de 196.897 euros y sumará otros 21.777 euros si el cliente opta por la versión Special Edition (inconfundible por su pintura verde AMG), equipa de serie amortiguación ajustable AMG Ride Control+, capaz de variar en milésimas la respuesta de cada rueda de forma independiente, así como el selector de programas de conducción AMG Dynamic Select, que nos permite escoger desde el radical modo Sport+ al programa Comfort, enfocado a la comodidad, lo que determina en cada caso la diferente respuesta del control de estabilidad ESP o de la tracción a las cuatro ruedas. Y para detener un conjunto tan pesado y tan potente, el sistema de frenos recurre a discos cerámicos, enmarcados por las llantas AMG forjadas de 21 pulgadas.

Al selecto grupo de los supercoches con etiqueta eco, donde ya podemos encontrar modelos con 600 caballos o más de potencia (los Audi RS 6 Avant, RS 7 Sportback y RS Q8, o las versiones AMG de los Mercedes-Benz GLE, GLE Coupé y GLS), se sumará desde el próximo mes de abril un sedán deportivo firmado por Mercedes-AMG que lleva el listón de la 'caballería' aún más arriba, pues la firma de Affalterbach anuncia nada menos que 843 CV para su nuevo GT 63 S E Performance, lo que le convierte de paso en el coche más potente en la historia de AMG. E incluso supera a otro superdeportivo 'de campanillas' dotado de mecánica híbrida y etiqueta eco: el nuevo Lamborghini Countach LPI 800-4, que se queda en 'solo' 814 CV. Pero el coche italiano ya no está disponible realmente, porque las 112 unidades que se fabricarán ya tienen dueños, atraídos sin duda por los 2,7 millones de euros largos de su factura.

Venta Desarrollo sostenible Industria automóvil Energía
El redactor recomienda