Se llamará Austral: Renault desvela el nombre del SUV que sustituirá al Kadjar en 2022
  1. Motor
  2. Novedades
Será fabricado también en Palencia

Se llamará Austral: Renault desvela el nombre del SUV que sustituirá al Kadjar en 2022

En la próxima primavera se presentará oficialmente el Austral, nuevo modelo y nuevo nombre para competir en un segmento C-SUV donde Renault cree que puede hacerlo mejor

Foto: Renault ha elegido 'Austral' porque es una palabra presente en muchas lenguas europeas. (Renault)
Renault ha elegido 'Austral' porque es una palabra presente en muchas lenguas europeas. (Renault)

El segmento C-SUV se ha convertido en clave para las marcas en el mercado europeo durante la última década, pues millones de usuarios han migrado desde las berlinas, los familiares monovolumen y los compactos 'bajitos' tradicionales a estos compactos de carrocería todocamino, ahora tan de moda. Y citarlos es hablar normalmente de éxitos comerciales: Nissan Qashqai, Hyundai Tucson, Kia Sportage, Ford Kuga, Volkswagen Tiguan, Peugeot 3008... De ahí que cuando Renault presentó en 2015 su Kadjar, fabricado en la planta palentina de Villamuriel de Cerrato y basado técnicamente en la segunda generación del Qashqai (cuando éste seguía siendo el rey de los SUV en bastantes países), aquello les oliera a muchos a 'bestseller', aunque el SUV del rombo siempre se ha quedado por debajo de las expectativas, lejos de esos puestos de podium donde el Nissan Qashqai seguía estando; incluso después de que Renault actualizara su modelo en 2018.

Así las cosas, en la marca francesa llevaban tiempo desarrollando un sucesor cuya llegada se confirma ahora para la próxima primavera, un SUV completamente nuevo que compartirá muchas cosas con la tercera generación del Nissan Qashqai, empezando por su nueva plataforma CMF-C. Pero ya no se llamará Kadjar, porque en Renault parecen postar por un 'borrón y cuenta nueva' que incluso acaba con el nombre, lo que deja su efímera vida en una generación. Más llamativo aún en un constructor que suele ser fiel a los nombres que sí funcionan, como Clio, Mégane, Espace, Twingo... E incluso podríamos volver a ver pronto un nuevo Scénic. Pero Kadjar dirá adiós y daremos la bienvenida a Austral, nueva denominación para un modelo totalmente distinto que también se fabricará en Palencia, como parte de las adjudicaciones ligadas al Plan Industrial 2021-2024 anunciado por Renault Group el pasado mes de marzo.

placeholder Nacido en 2015 y actualizado en 2018, las ventas del Kadjar no han alcanzado las previsiones iniciales.
Nacido en 2015 y actualizado en 2018, las ventas del Kadjar no han alcanzado las previsiones iniciales.

¿Qué sabemos de ese Renault Austral, además de su nombre? Pues no mucho, realmente. Pero algo sí, como que debutará como SUV de cinco plazas y 4,51 metros de largo (dos centímetros más que el Kadjar) o que no ofrecerá una variante 100% eléctrica, pues más adelante la marca del rombo tendrá un SUV eléctrico, con su propio nombre y desarrollado por separado a partir de la misma plataforma estrenada por el Mégane E-Tech Electric. Y sabemos también que el Austral, más que un modelo, será una familia, pues más adelante, posiblemente a finales de 2022, llegará una carrocería con siete plazas (al estilo del Qashqai+2 de Nissan, reconvertido después en el actual XTrail), así como un Austral Coupé quizás ya en 2023, cuya irrupción podría poner en cuestión la presencia del Arkana, de filosofía similar y que actualmente se vende a buen ritmo, incluso por encima del Kadjar en muchos países. Además, el Austral contará con versiones E-Tech, y eso abre la puerta tanto a mecánicas híbridas autorrecargables como a las híbridas enchufables.

Profesión: buscadora de nombres

Sylvia Dos Santos es responsable de la Estrategia de Denominaciones de la Dirección Global de Marketing de la marca Renault, y ella, que se autodefine como "buscadora de nombres", es quien explica por qué se ha elegido 'Austral', una palabra procedente del latín 'australis' y bastante extendida por las diferentes lenguas europeas. Para Dos Santos, "Austral evoca los colores y la calidez del hemisferio sur, es un nombre que invita a viajar y perfectamente adecuado para un SUV; su fonética es armoniosa, equilibrada y fácil de pronunciar para todo el mundo, un punto clave en su despliegue internacional". Desconocemos si ha llegado hasta ella la anécdota ocurrida hace unas semanas, cuando el máximo responsable de Diseño de Renault Group, el holandés Laurens van den Acker, reveló extraoficialmente a un grupo de periodistas, bajo compromiso de confidencialidad, el nombre definitivo del Renault Austral... que completó correctamente al tercer intento. Lo de la 'fácil pronunciación' arrancaba con ciertas dificultades y algunas risas.

placeholder Sylvia Dos Santos es la principal responsable de elegir las denominaciones de los modelos de Renault.
Sylvia Dos Santos es la principal responsable de elegir las denominaciones de los modelos de Renault.

Para la 'buscadora de nombres' de Renault, "dar un nombre a un vehículo es darle alma". Ella conoce como nadie la historia de la marca y la estrategia usada en cada época para denominar sus productos. Aunque la R (de Renault) seguida de un número se empleó durante algunas décadas para nombrar a los vehículos, el sistema de denominación ha sido habitualmente nominal. Para Dos Santos, de hecho, "darle un nombre a un vehículo es mucho más impactante y permite dotar de sentido y emoción a un modelo, algo primordial para una marca que quiera crear lazos con sus clientes".

Este tipo de denominación permite, además, jugar con la sonoridad y la extensión de los nombres. Según la responsable de las denominaciones en la marca, "los nombres cortos con sonoridad alegre que ya conocemos, como Clio o Zoe, se utilizan para bautizar vehículos pequeños, urbanos y ágiles, mientras que nombres más largos, con una sonoridad más pausada, como Talisman, evocan el lado distinguido y más imponente del vehículo".

placeholder Espace, Mégane, Clio, Captur... Muchos nombres de modelos de Renault se han convertido ya en clásicos.
Espace, Mégane, Clio, Captur... Muchos nombres de modelos de Renault se han convertido ya en clásicos.

Pero encontrar la denominación adecuada es un trabajo a largo plazo. El nombre de un vehículo es la culminación de un trabajo de mucho tiempo que se inicia años antes de su salida al mercado. Para encontrar la simbiosis entre el nombre, la identidad del nuevo vehículo y los clientes a los que se dirige, además de los valores y la personalidad de la marca, intervienen varios actores, como los departamentos marketing, diseño y producto, y por supuesto el jurídico; que en ocasiones cuentan también con la asistencia de agencias especializadas en la creación de nombres.

Para Sylvia Dos Santos, principalmente hay tres caminos posibles para encontrar un nombre. La primera opción consiste en retomar un nombre histórico, icónico y que haya marcado la historia de la marca, que es lo que ha ocurrido con 'Mégane', que se ha reinventado y modernizado para convertirse en Mégane E-Tech Electric. la segunda alternativa es seleccionar nombres disponibles en la gran base de nombres ya registrados por Renault, y que se enriquece constantemente: "tenemos una base de nombres muy rica, propiedad de Renault; nos enorgullece, sentimos apego por ella y la protegemos; es nuestra fuente, son nuestras historias y nuestro patrimonio de nombres». Por último, la tercera opción es crear, "dejar que fluya la creatividad proponiendo nuevos nombres", según Dos Santos.

La larga lista con varias decenas de nombres se va reduciendo poco a poco mediante lo que en Renault llaman 'crash tests' jurídicos, lingüísticos y culturales, que se realizan en todos los países de comercialización del futuro vehículo. Se obtiene finalmente una lista corta con solo tres nombres, que ya es la que se somete al juicio de los órganos de dirección y al CEO, en este caso Luca de Meo, quien arbitra en favor del que más se ajusta a su visión del vehículo. Y en este último caso el ganador ha sido 'Austral', una denominación que formaba parte de la base de nombres de Renault desde 2005, y que cumplía muchas de las exigencias. Entre ellas, lógicamente, la de 'funcionar' en francés, pero también en español, en inglés, en italiano... Con el holandés tenemos más dudas tras la anécdota comentada.

Palencia Modelo productivo Industria automóvil Todocamino
El redactor recomienda