Es noticia
Menú
Así es el superplán eléctrico de Honda, el mayor productor de motores del mundo
  1. Motor
  2. Industria
Habrá un sucesor sin emisiones para el NSX

Así es el superplán eléctrico de Honda, el mayor productor de motores del mundo

Hasta 2030, la marca japonesa lanzará una treintena de vehículos eléctricos, lo que incluye desde furgonetas hasta deportivos. Su objetivo, llegar a vender más de dos millones de coches sin emisiones cada año

Foto: Las dos primeras generaciones del Honda NSX; y habrá una tercera. (Honda)
Las dos primeras generaciones del Honda NSX; y habrá una tercera. (Honda)

Cada año Honda produce unos 30 millones de motores, destinados principalmente a coches, motocicletas, embarcaciones e incluso aviones, y eso convierte a la compañía japonesa en el mayor productor de mecánicas del mundo. En los últimos años ha desarrollado una importante labor de control de gastos, y desde 2018, por ejemplo, ha reducido a menos de la mitad el número de niveles de acabado y opciones disponibles en sus vehículos, siendo el objetivo que para 2025 esa variedad haya quedado reducida a un tercio. Además, desde Honda explican que los costes asociados a la producción global de automóviles han disminuido un 10% en relación a los de 2018. Sin embargo, ese proceso de transformación estaba pendiente de un plan definitivo para afrontar la nueva era de la movilidad eléctrica, y la empresa nipona acaba de hacerlo público.

En el horizonte Honda se fija como meta ser neutral en carbono antes de 2050, tanto por los vehículos fabricados como por su actividad empresarial, pero el fabricante nipón explica que para lograr ese objetivo no bastará con sustituir los motores tradicionales por baterías en sus automóviles, y que necesitará una visión mucho más amplia, lo que incluye la utilización del hidrógeno y de baterías intercambiables, con estrategias que variarán en función de los países según las necesidades de los clientes.

placeholder Honda quiere aplicar una nueva plataforma en sus coches eléctricos para reducir los costes.
Honda quiere aplicar una nueva plataforma en sus coches eléctricos para reducir los costes.

Para ello, Honda llevará a cabo una reorganización de su negocio para fortalecer su apuesta eléctrica, y eso incluye el abandono de la estructura actual basada en la división de actividades por tipos de vehículos (coches, motocicletas y otros productos motorizados) en favor de una nueva organización basada en áreas tecnológicas: servicios y productos electrificados, baterías, energía, sistemas acumuladores Mobile Power Pack, hidrógeno y soluciones de conectividad y software, con lo que Honda quiere acelerar los positivos efectos de las sinergias entre productos diferentes.

En el capítulo de los automóviles eléctricos de batería (BEV), Honda distingue dos etapas en sus actuaciones futuras. A corto plazo, para completar la primera mitad de la presente década, aumentará el uso de baterías de iones de litio en colaboración con socios externos: en Japón, por ejemplo, empleará sistemas de Envision AESC en sus pequeños coches eléctricos, mientras que en China reforzará su colaboración con la compañía CATL y en Norteamérica utilizará las baterías Ultium de General Motors. Y precisamente con GM la firma japonesa estudia actualmente la posibilidad de crear una 'joint venture' dedicada a la producción conjunta de baterías.

En una fase posterior, a partir de mediados de esta década, Honda podría empezar a aplicar su propia tecnología de baterías, pues la empresa japonesa ha intensificado la investigación y el desarrollo en ese capítulo. Con protagonismo por ejemplo para las baterías de estado sólido, ya que Honda invertirá 43.000 millones de yenes (314 millones de euros) en la construcción de una planta piloto que empezaría a producir esas avanzadas baterías en la primavera de 2024.

30 nuevos modelos hasta 2030

El calendario de lanzamientos de nuevos modelos de Honda también se divide en dos etapas, una más próxima y otra más lejana. Comenzando por la primera, Honda tiene previsto lanzar en 2024 en Norteamérica dos nuevos SUV eléctricos de tamaño medio y grande que actualmente desarrolla en colaboración con General Motors: el futuro Honda Prologue y un modelo de su marca Acura. En China la apuesta es aún más ambiciosa, pues la firma nipona quiere lanzar allí diez nuevos modelos eléctricos hasta 2027, mientras que en el mercado japonés la primera gran novedad llegará a comienzos de 2024 en forma de pequeño vehículo comercial eléctrico con un precio de un millón de yenes (7.300 euros), un modelo del que más adelante podría derivar un pequeño vehículo eléctrico de pasajeros y también un SUV.

placeholder Honda da pistas sobre sus dos futuros eléctricos deportivos con esta imagen.
Honda da pistas sobre sus dos futuros eléctricos deportivos con esta imagen.

En una segunda fase, en la que Honda espera una generalización masiva de los eléctricos, el calendario de novedades incluirá muchos más productos y desarrollados con una perspectiva más global. Se beneficiarán ya, por ejemplo, de la nueva plataforma e:Architecture, dotada de innovadores tecnologías de hardware y software. Y a partir de 2027 empezará a comercializar vehículos eléctricos más económicos, de precio similar a modelos equivalentes de gasolina, que desarrollará junto a General Motors, pues Honda quiere iniciar el lanzamiento de esos nuevos modelos por Norteamérica.

E incluso en la era de la electricidad, Honda quiere seguir contando en su gama con vehículos muy deportivos, de los que anuncia dos para la segunda mitad de esta década. Poco o nada cuenta la marca sobre ellos, salvo que serán eléctricos, y la única pista son las imágenes en que ambos posan cubiertos por una tela que permite intuir sus formas; aunque se sabe que uno de ellos será el auténtico referente tecnológico y dinámico de Honda, ocupando el espacio que desde 1990 han llenado las dos generaciones del NSX. El primero, a la venta entre 1990 y 2005 y dotado de un motor 3.0 V6 de gasolina (evolucionó después a 3.2 V6), contó en su equipo de desarrollo con el piloto brasileño Ayrton Senna, entonces ligado a la firma japonesa, y fue el primer coche de producción en serie con carrocería de aluminio. En cuanto al segundo, lanzado en 2016 y cuya producción cesó a comienzos de este año, recurría a una mecánica híbrida formada por un 3.5 V6 Twin Turbo y tres motores eléctricos, totalizando 580 CV que se repartían al suelo a través de las cuatro ruedas.

placeholder Hasta 2030, Honda lanzará 30 nuevos eléctricos. Ese año espera vender dos millones de coches sin emisiones.
Hasta 2030, Honda lanzará 30 nuevos eléctricos. Ese año espera vender dos millones de coches sin emisiones.

Así las cosas, cuando finalice la presente década Honda confía en haber lanzado unos 30 nuevos vehículos eléctricos, y para 2030 la previsión apunta a unas ventas superiores a los dos millones de coches eléctricos de la marca cada año en todo el mundo, lo que obligará a destinar varias de las actuales fábricas de Honda exclusivamente a vehículos eléctricos: en China, en Norteamérica... Además, desde el gigante japonés se expresa el deseo de aumentar sus relaciones de colaboración con otros grupos e incrementar sus inversiones en 'startups', a las que quiere destinar 10.000 millones de yenes (73 millones de euros) cada año, mientras que para los próximos diez años estima unas inversiones en investigación y desarrollo de ocho billones de yenes (58.400 millones de euros), de los que cinco billones (33.500 millones de euros) irían destinados a las áreas de electrificación y software.

Cada año Honda produce unos 30 millones de motores, destinados principalmente a coches, motocicletas, embarcaciones e incluso aviones, y eso convierte a la compañía japonesa en el mayor productor de mecánicas del mundo. En los últimos años ha desarrollado una importante labor de control de gastos, y desde 2018, por ejemplo, ha reducido a menos de la mitad el número de niveles de acabado y opciones disponibles en sus vehículos, siendo el objetivo que para 2025 esa variedad haya quedado reducida a un tercio. Además, desde Honda explican que los costes asociados a la producción global de automóviles han disminuido un 10% en relación a los de 2018. Sin embargo, ese proceso de transformación estaba pendiente de un plan definitivo para afrontar la nueva era de la movilidad eléctrica, y la empresa nipona acaba de hacerlo público.

Honda Industria automóvil Desarrollo sostenible General Motors Todocamino Eficiencia energética Japón
El redactor recomienda