Es noticia
Menú
Las ventas de coches en España en 2021 calcan los pobres resultados del año anterior
  1. Motor
  2. Industria
Seat, líder por cuarto año consecutivo

Las ventas de coches en España en 2021 calcan los pobres resultados del año anterior

A falta de cifras exactas que se conocerán hoy, las matriculaciones de coches en 2021 superaron por poco las 850.000 unidades, unas 400.000 por debajo del récord logrado en 2019

Foto: En 2021 Seat fue la marca más vendida en España, por cuarto año consecutivo. (Seat)
En 2021 Seat fue la marca más vendida en España, por cuarto año consecutivo. (Seat)

Covid-19, falta de 'chips', crisis económica, aumento del precio de los combustibles y de la energía e incertidumbre tecnológica en los consumidores al valorar la compra de un coche nuevo. Demasiados ingredientes negativos como para que el 2021 fuera un buen año en el sector del automóvil, a lo que podríamos sumar otros factores inquietantes para el potencial comprador, como la falta de 'velocidad de crucero' en el mercado: planes de ayuda a la compra desigualmente aplicados entre las distintas autonomías, fondos que tardan en llegar, impuesto de matriculación con cambios de 'avance y marcha atrás' durante el año... Así las cosas, y a falta de datos precisos, parece que 2021 ha cerrado con una ventas prácticamente idénticas a las del 2020, un ejercicio pésimo debido a la pandemia y al cierre de fábricas y concesionarios durante los confinamientos.

Todo apunta a que se habrían superado las 851.211 unidades del ejercicio precedente, pero la cifra final del 2021, en torno a las 860.000 unidades entre turismos y vehículos todoterreno, queda a enorme distancia del récord nacional, alcanzado en 2019: alrededor de 1.250.000 unidades. Al cierre de noviembre, las matriculaciones en España ya estaban un 35,3% por debajo del periodo enero-noviembre de 2019, el último ejercicio 'normal' comparable, pero todo apunta a que en diciembre el mercado habría caído en torno al 22,5%, según datos provisionales recabados por Europa Press, al haberse matriculado solo unas 82.000 unidades, cuando en diciembre de 2019 y 2020 se vendieron, respectivamente, 105.854 y 105.841 coches.

En cuanto al 2022, las perspectivas no son optimistas, pues los analistas señalan que el abastecimiento de semiconductores seguirá siendo inferior a la demanda como mínimo durante el primer semestre, aunque los más pesimistas indican que todo el 2022 estará afectado por la crisis de los chips, y que hasta 2023 no se resolverá. Por otro lado, ya para empeorar aún más la situación, aproximadamente el 40% de los vehículos nuevos a la venta han pasado a pagar más impuesto de matriculación desde el 1 de enero, al subir de un tramo de emisiones al inmediatamente superior, lo que afectará también a los vehículos comprados en 2021 pero entregados ya en 2022. Un escenario preocupante para el sector del automóvil, y que ha llevado a Faconauto, la patronal de los concesionarios, a dibujar en sus previsiones dos posibilidades para el ejercicio que ahora comienza: uno más optimista, con 968.000 unidades vendidas, y otro basado en una recuperación más lenta, con unas 900.000 unidades.

En cuanto a las marcas más vendidas en España, por cuarto año consecutivo Seat se ha colocado como líder del mercado, con Peugeot y Toyota a continuación completando el podio en ese orden.

Covid-19, falta de 'chips', crisis económica, aumento del precio de los combustibles y de la energía e incertidumbre tecnológica en los consumidores al valorar la compra de un coche nuevo. Demasiados ingredientes negativos como para que el 2021 fuera un buen año en el sector del automóvil, a lo que podríamos sumar otros factores inquietantes para el potencial comprador, como la falta de 'velocidad de crucero' en el mercado: planes de ayuda a la compra desigualmente aplicados entre las distintas autonomías, fondos que tardan en llegar, impuesto de matriculación con cambios de 'avance y marcha atrás' durante el año... Así las cosas, y a falta de datos precisos, parece que 2021 ha cerrado con una ventas prácticamente idénticas a las del 2020, un ejercicio pésimo debido a la pandemia y al cierre de fábricas y concesionarios durante los confinamientos.

Industria automóvil Desarrollo sostenible Crisis ANFAC
El redactor recomienda