Es noticia
Menú
Francia, otro país europeo que valora prohibir la recarga de eléctricos en ciertos horarios
  1. Motor
  2. Eléctricos
Una norma similar se propuso en Reino Unido

Francia, otro país europeo que valora prohibir la recarga de eléctricos en ciertos horarios

Reino Unido amenazó con ello el pasado año y ahora Francia anuncia que podría prohibir la recarga doméstica de vehículos eléctricos en el próximo invierno. En concreto, en dos momentos del día con alta demanda de energía

Foto: Un Volvo XC40 Recharge recarga su batería en un garaje. (Volvo)
Un Volvo XC40 Recharge recarga su batería en un garaje. (Volvo)

Solo había pasado una semana desde que el estado de California había decidido fijar el año 2035 como fecha de caducidad para la venta de coches con motor de combustión cuando sus autoridades, en medio de la mayor ola de calor del año, pedían a los automovilistas que no recargaran sus vehículos eléctricos. Fue a comienzos del presente mes de septiembre y basándose en el riesgo de cortes de suministro provocados por un exceso de demanda. Curioso cuando solo el 1,9% de los 30,4 millones de vehículos que circulan por ese estado a orillas del Pacífico son eléctricos: unos 560.000 exactamente.

La petición fue una primera carga de profundidad contra el proceso de electrificación forzosa recién aprobado, y muchos usuarios empezaron a ser conscientes de que el paso de los motores de combustión a los motores eléctricos, que reduce las emisiones contaminantes, puede tener también una cara B. Una cara B que había tardado solo seis días en llegar a lomos de unas jornadas de verano algo más calurosas de lo habitual, y que llevaban al extremo el uso de los equipos de climatización en hogares, oficinas y establecimientos públicos. Si con poco más de medio millón de coches eléctricos circulando por California, la mayoría de ellos Tesla, el suministro de energía bordeaba el colapso, qué ocurriría a medida que más californianos se fueran pasando a la electromovilidad. La Comisión de Energía de California ya había echado las cuentas en su día: con 30 millones de coches eléctricos se necesitaría una producción cinco veces mayor que la actual, lo que equivaldría a la entrada en funcionamiento de unas 20 nuevas centrales nucleares.

Sin embargo, el caso de California, que es el estado más electrificado de Estados Unidos, no es una excepción. En China, la ola de calor vivida durante el verano también llevó a las autoridades a pedir que no se recargaran los vehículos eléctricos en determinados momentos del día, e incluso a cortar el suministro de miles de puntos públicos de recarga en las provincias más afectadas por la falta de energía eléctrica.

placeholder Los ciclos de producción y demanda de energía podrían determinar el uso del coche eléctrico.
Los ciclos de producción y demanda de energía podrían determinar el uso del coche eléctrico.

Y en Europa, donde años atrás siempre se garantizaba a los automovilistas que el suministro de energía para sus futuros eléctricos estaba garantizado, suenan tambores de prohibición o de restricción en lo que a recargas domésticas de vehículos eléctricos se refiere. En el Reino Unido, por ejemplo, el Departamento de Transportes encargado del territorio de Inglaterra anunciaba hace exactamente un año que estudia un sistema para que los cargadores inteligentes ubicados en hogares y centros de trabajo dejen de funcionar automáticamente durante nueve horas al día, coincidiendo con los periodos de mayor demanda eléctrica.

En concreto, la prohibición de recarga en Inglaterra, que aún no ha entrado en vigor, se aplicaría por la mañana entre las 8 y las 11, y por la tarde entre las 16 y las 22 horas, si bien las autoridades se reservarían la posibilidad, según la zona o la situación concreta de la demanda eléctrica, de alargar 30 minutos cada horario de prohibición, que no afectaría a las estaciones públicas de recarga.

Y ahora, Francia

Al aviso inglés, la petición californiana y los cortes chinos se une ahora el anuncio realizado por la primera ministra francesa, Élisabeth Borne, al presentar el plan de acción provisional de la red eléctrica francesa (RTE) para el invierno 2022-2023, diseñado para afrontar la situación actual de crisis energética. Con el objetivo de reducir el consumo de electricidad del país entre un 1 y un 5%, y hasta un 15% en el escenario más extremo, RTE (Réseau de Transport d'Electricité) ha alertado sobre la situación de riesgo que puede producirse en los momentos de máxima demanda, que serían por la mañana entre las 8 y las 13 horas, y por la tarde entre las 18 y las 20 horas, excluidos fines de semana y días festivos.

Y entre las medidas de ahorro de cara al invierno (el plan realmente se refiere a los seis meses más fríos del año) Borne señaló que estudian prohibir la recarga de vehículos eléctricos en garajes durante esos mismos horarios, siete horas al día en las que solo se permitirían, según la primera ministra, "recargas de emergencia". No obstante, las restricciones no serían permanentes, sino que se establecerían en función de las alertas del sistema EcoWatt, operativo en Francia desde 2020 y que mide en tiempo real el nivel de electricidad disponible para alimentar al país. Un dispositivo de alerta avisa a particulares y empresas de los días y horas concretos en los que se pueden producir problemas de suministro, de manera que los consumidores puedan moderar el gasto de energía.

En concreto, los avisos de RTE, que llegan con tres días de antelación, recorren una escala de tres niveles identificados por colores. Si la previsión es azul, el usuario solo debería aplicar las conductas de ahorro recomendadas de forma genérica, mientras que si el pronóstico es verde, se recomienda a los consumidores que elijan el mejor horario para cada gasto de energía. Por último, si la advertencia del sistema EcoWatt es de color rojo, los consumos deben reducirse al mínimo posible. Y sería ahí donde entrasen en acción las restricciones a la recarga de vehículos eléctricos particulares desveladas por la primera ministra gala, pidiéndose a la ciudadanía que recargue las baterías en los días previos o en los horarios sin prohibición: durante la noche, entre las 20 horas y las 8 de la mañana, y en la mitad del día, entre las 13 y las 18 horas.

Solo había pasado una semana desde que el estado de California había decidido fijar el año 2035 como fecha de caducidad para la venta de coches con motor de combustión cuando sus autoridades, en medio de la mayor ola de calor del año, pedían a los automovilistas que no recargaran sus vehículos eléctricos. Fue a comienzos del presente mes de septiembre y basándose en el riesgo de cortes de suministro provocados por un exceso de demanda. Curioso cuando solo el 1,9% de los 30,4 millones de vehículos que circulan por ese estado a orillas del Pacífico son eléctricos: unos 560.000 exactamente.

Reino Unido California Eléctricas Eficiencia energética Desarrollo sostenible Unión Europea
El redactor recomienda