Es noticia
Menú
Vuelve el mítico 'Culo gordo', pero ahora como deportivo eléctrico de altas prestaciones
  1. Motor
  2. Eléctricos
Homenaje al Renault 5 en su 50 aniversario

Vuelve el mítico 'Culo gordo', pero ahora como deportivo eléctrico de altas prestaciones

El año pasado, la firma del rombo confirmaba que sus diseñadores e ingenieros trabajan en futuros coches eléctricos asequibles inspirados en los clásicos Renault 4 y Renault 5. Para celebrar el 50 cumpleaños de este último, llega el R5 Turbo 3E

Foto: El R5 Turbo 3E mide cuatro metros de largo y más de dos de ancho. (Renault)
El R5 Turbo 3E mide cuatro metros de largo y más de dos de ancho. (Renault)

Aunque en España, encuadrado en la primera generación del utilitario francés, se vendió un Renault 5 Copa Turbo al que muchos recuerdan simplemente como 'Renault 5 Turbo', el Renault 5 Turbo de verdad era un coche bien distinto e infinitamente más radical, pues si el Copa Turbo compartía carrocería con las versiones básicas, rendía 93 CV y tenía tracción y motor delanteros, el Turbo seguía inspirándose a grandes rasgos en el Renault 5 pero tenía una imagen y una arquitectura totalmente diferentes, pues el motor era mucho más enérgico e iba en posición central, la tracción era trasera y solo conservaba las plazas delanteras. Y aunque tenía frontal de Renault 5, prácticamente todo en su carrocería era diferente, como el capó y las aletas delanteras, los paragolpes...

placeholder El Renault 5 Turbo 'culo gordo' fue uno de los coches a batir en los rallies de los 80.
El Renault 5 Turbo 'culo gordo' fue uno de los coches a batir en los rallies de los 80.

Pero lo más llamativo del auténtico Renault 5 Turbo y del posterior Renault 5 Turbo 2 estaba detrás, origen de aquella denominación popular 'Culo gordo' que aún hoy se recuerda, pues la zaga se ensanchaba para acoger un eje posterior mucho más generoso y neumáticos de mayor medida que los delanteros, y por delante de los pasos de rueda posteriores aparecían una grandes tomas de aire que refrigeraban el motor 1.4 turboalimentado de 160 CV, valor que fue aumentando progresivamente a medida que el coche evolucionaba para servir de base a coches de competición cada vez más eficaces.

placeholder La zaga se remata con un gigantesco alerón que aumenta el apoyo del eje de tracción.
La zaga se remata con un gigantesco alerón que aumenta el apoyo del eje de tracción.

Y aquel primer y extremo Renault 5 Turbo, fabricado de 1980 a 1986, ha servido ahora de inspiración a los diseñadores de la firma del rombo para crear el R5 Turbo 3E, un 'concept car' que rinde homenaje al mítico Renault 5 en su 50 aniversario. Además, permite a la firma francesa allanar el camino para la llegada en el primer semestre de 2024 de un nuevo eléctrico cuya estética se inspirará en la del primer R5. Será un utilitario fabricado en Francia y con un precio en torno a 20.000 euros que compartirá plataforma con otro eléctrico, de concepto más funcional, que reinterpretará al legendario R4, o 'cuatro latas'. E incluso habrá un R5 eléctrico de carácter muy deportivo, ya comercializado dentro de la gama Alpine, de modo que este R5 Turbo 3E sirve para ir calentando el ambiente. Aunque, eso sí, se trata de un mero ejercicio de estilo, un 'concept car' que nunca será producido en serie y poco tiene que ver técnicamente con los futuros R5 y R4 eléctricos, y que debuta oficialmente en Francia en el concurso de elegancia Chantilly Arts & Elegance 2022, que se celebra hoy día 25. Y desde el 17 al 23 de octubre también será exhibido en el Salón del Automóvil de París.

placeholder Cuatro metros exactos de longitud. Quizá eso sea lo que mida el futuro R5 eléctrico.
Cuatro metros exactos de longitud. Quizá eso sea lo que mida el futuro R5 eléctrico.

"El R5 Turbo 3E combina un diseño ultratecnológico y exuberante con numerosas referencias a la competición y los videojuegos. Esta combinación impulsa al 'show-car' hacia la modernidad y la tecnología, en la frontera entre lo real y lo virtual. Este 'drifter' puramente eléctrico demuestra que los coches eléctricos también pueden ser divertidos con unas prestaciones increíbles" explicaba Gilles Vidal, director de Diseño de Renault, al desvelar su última creación.

placeholder Las tres tomas de aire amarillas frontales se inspiran en las del Renault 5 Turbo 2.
Las tres tomas de aire amarillas frontales se inspiran en las del Renault 5 Turbo 2.

Concebido para el máximo rendimiento y para su uso en circuitos, el R5 Turbo 3E es un 'drifter' eléctrico con tracción trasera, ideado en esencia para circular derrapando en manos de un piloto experto. Y como el Renault 5 Turbo de 1980 es biplaza y tiene su parte trasera ocupada por el grupo propulsor: dos motores eléctricos, cada uno encargado de propulsar una rueda, más la batería de iones de litio de 42 kWh de capacidad situada bajo el suelo.

De 0 a 100 km/h en 3,5 segundos

Montado sobre un chasis tubular, protegido por un fondo plano y rodeado de arcos de seguridad de competición homologados por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), la mecánica del R5 Turbo 3E tiene una potencia total de 280 kW (380 CV) y un par máximo de 700 Nm. Con semejante energía, y considerando que el peso se ha dejado en solo 1.500 kilos, de los que 520 corresponden a la batería, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos, o 3,9 segundos en el modo Drift, que prioriza el patinamiento de las ruedas traseras. La velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 200 km/h, y según sus creadores, la batería de 42 kWh tiene autonomía suficiente para realizar una sesión completa de exhibición de 'drifting', actividad para la cual se le ha dotado de una capacidad de maniobra excepcional, pues las ruedas delanteras pueden variar en más de 50 grados su ángulo de giro.

placeholder El R5 Turbo 3E tiene chasis tubular y es biplaza; nada que ver con los futuros eléctricos de la marca.
El R5 Turbo 3E tiene chasis tubular y es biplaza; nada que ver con los futuros eléctricos de la marca.

Para facilitar la grabación de la conducción, el 'concept' R5 Turbo 3E ahora desvelado dispone de una docena de soportes de montaje para cámaras, tanto en el interior como en el exterior. Por ejemplo, hay en la zona de los faros delanteros y junto a los retrovisores exteriores, ubicaciones idóneas para conseguir los mejores planos durante la retransmisión de una sesión de 'drifting'.

placeholder Detrás monta dos motores eléctricos, uno para cada rueda. Y la batería, bajo el suelo.
Detrás monta dos motores eléctricos, uno para cada rueda. Y la batería, bajo el suelo.

Y aunque sus formas recuerdan directamente las del Renault 5 Turbo de hace 42 años, el método de construcción varía, pues el capó, las puertas y el habitáculo están ahora fabricadas en fibra de carbono. El R5 Turbo 3E también hereda las características entradas de aire del Renault 5 Turbo 2 situadas en las aletas posteriores, lo que permitiría seguir llamándole 'Culo gordo' y lleva la anchura total a 202 centímetros, 25 más que la del Renault 5 Turbo 2. Además, su longitud es exactamentre de cuatro metros, y mide 1,32 de alto. Y en este caso se le ha dato de un gigantesco alerón trasero, que permite incrementar la carga aerodinámica sobre las ruedas motrices.

placeholder La toma exterior para la recarga de la batería va en el hueco del capó frontal.
La toma exterior para la recarga de la batería va en el hueco del capó frontal.

En cuanto a la zona delantera, el llamativo 'show car' de la marca francesa cuenta con un paragolpes perforado con grandes entradas de aire que proporcionan tanto refrigeración como apoyo aerodinámico. Y también presenta faros antiniebla de forma cuadrada, igual que en el pasado: hay cuatro, cada uno compuesto por 16 diodos LED. Además, tanto delante como detrás hay otras luces LED de color rosa, azul y amarillo que forman bandas y se iluminan y parpadean cuando el coche va derrapando, logrando sensaciones muy parfecidas a las de los videojuegos de los años 80 y 90. Y los diseñadores capitaneados por Vidal le han dotado de otros detalles curiosos, como la toma de aire del capó, otra referencia al Renault 5 Turbo 2 y que aquí acoge la tapa de acceso a la toma de carga de la batería, o diversos elementos transparentes en la carrocería, especialmente en la parte trasera del vehículo para que se pueda contemplar desde el exterior la mecánica eléctrica.

placeholder La palanca central vertical, que activa el freno de mano, es la habitual en coches de 'drift'.
La palanca central vertical, que activa el freno de mano, es la habitual en coches de 'drift'.

Dentro, nuevas referencias al automovilismo deportivo, a los videojuegos y, por supuesto, a los icónicos Renault 5 Turbo y Renault 5 Turbo 2. Por ejemplo, los asientos baquet Carbon Fiber Racing Seat, el arnés de seguridad y el volante son fruto de la colaboración con el especialista Sabelt; mientras que el prominente mando del freno de mano vertical, característico de los coches de 'drift', va ubicado en el centro de la consola central personalizada en amarillo. Toques de color que contrastan con el suelo de corcho negro y el tapizado de piel Alcantara que cubre la parte superior del salpicadero y las puertas.

placeholder Los neumáticos traseros son de medida 325/25 R20, y delante monta unos 225/35 R19.
Los neumáticos traseros son de medida 325/25 R20, y delante monta unos 225/35 R19.

Y si el Renault 5 Turbo 2 contaba en su día con diez relojes circulares que mostraban distintas informaciones sobre el coche, el R5 Turbo 3E los sustituye por diez pantallas digitales que funcionan como 'widgets', y que muestran gráficos inspirados en clásicos videojuegos de hace décadas. Por ejemplo, para poner en marcha el vehículo hay que pulsar el botón 'free play' de la consola central, y los diferentes modos de conducción reciben nombres de otra época como Turbo, ideado para hacer 'drift'; Track Invader, que prioriza el disfrute de la conducción, o Donut, configurado específicamente para realizar sucesivas derrapadas de 360 grados.

Aunque en España, encuadrado en la primera generación del utilitario francés, se vendió un Renault 5 Copa Turbo al que muchos recuerdan simplemente como 'Renault 5 Turbo', el Renault 5 Turbo de verdad era un coche bien distinto e infinitamente más radical, pues si el Copa Turbo compartía carrocería con las versiones básicas, rendía 93 CV y tenía tracción y motor delanteros, el Turbo seguía inspirándose a grandes rasgos en el Renault 5 pero tenía una imagen y una arquitectura totalmente diferentes, pues el motor era mucho más enérgico e iba en posición central, la tracción era trasera y solo conservaba las plazas delanteras. Y aunque tenía frontal de Renault 5, prácticamente todo en su carrocería era diferente, como el capó y las aletas delanteras, los paragolpes...

Eficiencia energética Desarrollo sostenible Industria automóvil Tecnología Movilidad del futuro
El redactor recomienda