Es noticia
Menú
Los ingenieros cumplen el deseo de Luca de Meo en un año: ya hay Alpine eléctrico
  1. Motor
  2. Eléctricos
Por ahora, el A110 E-ternité es un prototipo

Los ingenieros cumplen el deseo de Luca de Meo en un año: ya hay Alpine eléctrico

Menos de un año, en realidad, han necesitado los diseñadores e ingenieros de Alpine para tener listo el A110 eléctrico, un prototipo bautizado E-ternité que indica el camino a seguir por la marca deportiva de Renault Group

Foto: Una de las novedades del A110 E-ternité es su gran techo eléctrico. (Alpine)
Una de las novedades del A110 E-ternité es su gran techo eléctrico. (Alpine)

Con ocasión del Gran Premio de Francia de Fórmula 1, disputado en el circuito de Paul Ricard y donde Fernando Alonso acabó sexto tras un carrerón al volante de su Alpine, la marca más deportiva de Renault Group presentó en primicia mundial el A110 E-ternité, un prototipo 100% eléctrico creado a partir del cupé A110, que en estos días celebra el 60 aniversario de la saga.

Y el A110 E-ternité, un auténtico laboratorio sobre ruedas, llega menos de un año después de que el presidente del grupo francés, el italiano Luca de Meo, indicara cuál era el papel que otorgaba a Alpine dentro de su programa 'Renaulution': "Quiero electrificar Alpine para que se inscriba en la eternidad". El reto fue aceptado por Laurent Rossi, CEO de Alpine, y los ingenieros y diseñadores de la marca, que en un tiempo récord concibieron, desarrollaron y construyeron un prototipo que no solo innova en la parte mecánica, sino que también propone una carrocería 'semidescapotable' que muchos clientes de la casa llevan tiempo pidiendo.

placeholder La medida de los neumáticos es la habitual: 215/40 R18 delante y 245/40 R18 detrás.
La medida de los neumáticos es la habitual: 215/40 R18 delante y 245/40 R18 detrás.

En cualquier caso, el A110 E-ternité no desvela ningún secreto, pues la metamorfosis de Alpine para convertirse en marca totalmente eléctrica ya había dado pasos previos, como cuando la marca anunciaba meses atrás que prepara un crossover o SUV deportivo para 2025 con mecánica completamente eléctrica. Y el A110 eléctrico ahora desvelado sirve para ensayar algunas de las innovaciones que usará tanto ese SUV como otros vehículos eléctricos que la marca lanzará después, pues desde el primer día los técnicos de Alpine vieron claro que su berlinetta, dotada actualmente de motores de gasolina de hasta 300 CV, era una buena base sobre la que crear versiones experimentales sin emisiones, ajustando de paso el presupuesto necesario para las investigaciones.

placeholder La luneta posterior decorada y el gran techo de carbono, principales diferencias externas.
La luneta posterior decorada y el gran techo de carbono, principales diferencias externas.

Y el pliego de condiciones para este primer trabajo de electrificación de Alpine era sencillo: hacer un A110 eléctrico que igualase las prestaciones, el equilibrio y la agilidad de la versión de gasolina. Aunque para complicar el encargo un poco más, se pidió al equipo de desarrollo que incluyeran cuatro innovaciones más, muy concretas: la primera, un novedoso sistema multimedia a partir de la tablet personal del conductor que fuera compatible con Google o Android, y centralizara en un solo dispositivo todas las aplicaciones de su usuario. La segunda, un sistema de audio de última generación con ocho altavoces para recrear un sonido envolvente; la tercera, el empleo de materiales innovadores que combinen calidad y sostenibilidad; y la cuarta, una solución 'semidescapotable' que permita apreciar el silencio de la tecnología eléctrica cuando se circula con este exclusivo Alpine A110 a cielo abierto.

Módulos de batería del Mégane

Y al acometer el proyecto, el equipo de trabajo empezó su labor repasando el banco de órganos y tecnologías de Renault Group, de manera que enseguida pusieron sus ojos en los estilizados módulos de baterías del Megane E-Tech Electric; aunque para obtener un reparto óptimo de masas y poder alojar los doce módulos fue necesario diseñar para el A110 unas carcasas de baterías específicas y adaptar la arquitectura interior. Así, cuatro módulos se colocaron en la parte delantera y ocho en la trasera, un reto para el cual los ingenieros decidieron posicionar parte de los módulos de una manera nada convencional. Y a pesar de los 392 kilos de peso del conjunto de baterías, el Alpine A110 E-ternité sigue siendo ligero, con un aumento de 258 kilos en relación a la versión de gasolina: 1.378 kilos frente a 1.120, aunque los responsables del proyecto reconocen que el objetivo sigue siendo limitar a 200 kilos la diferencia, y dejar el A110 E-ternité en 1.320 kilos. Pero en el reparto de masas sí se logró emular el equilibrio del A110 de gasolina, que apoya el 43% del peso sobre el tren delantero y el 57% sobre el trasero, mientras que el A110 eléctrico presume de un reparto 42/58, casi idéntico.

placeholder Las baterías no van en el suelo, sino repartidas: cuatro módulos delante y ocho detrás.
Las baterías no van en el suelo, sino repartidas: cuatro módulos delante y ocho detrás.

Los 62 kWh de capacidad de la batería se traducen, según Alpine, en una autonomía media teórica de 420 kilómetros, no tan alejada de los 550 kilómetros de autonomía media del A110 con motor de gasolina, que tiene un depósito de 45 litros. Pero según nuestras cuentas, la autonomía de un A110 S de 300 CV es algo mayor, pues homologa un gasto medio de 6,9 l/100 km y eso se traduciría en 650 kilómetros de alcance entre repostajes.

placeholder El objetivo era lograr un peso de 1.320 kilos, pero por ahora no se ha podido bajar de 1.378.
El objetivo era lograr un peso de 1.320 kilos, pero por ahora no se ha podido bajar de 1.378.

También debieron trabajar a fondo con la transmisión, y al final los ingenieros del proyecto decidieron desarrollar una caja de cambios específica para optimizar las prestaciones, y que estas se parecieran lo más posible a las del A110 de gasolina, cuyo motor 1.8 Turbo rinde 300 CV de potencia y 340 Nm de par, pese a que el A110 E-ternité disfruta de valores inferiores en su motor eléctrico: 242 CV de potencia y 300 Nm de par. Como ninguna caja de velocidades disponible en el grupo permitía responder al pliego de condiciones, pues además de agradable y eficaz debía ser ligera y poco voluminosa, al final se optó, en colaboración con el especialista Getrag, por una compacta y liviana caja automática DCT de doble embrague, con pilotaje electrónico como en el A110 de gasolina, pero con dos marchas en vez de siete y unos embragues dimensionados para transmitir un elevado par motor. El resultado, velocidad punta de 250 km/h (260 en los A110 de gasolina más potentes) y aceleración de cero a 100 km/h en 4,5 segundos (4,2 segundos en los A110 de gasolina con 300 CV).

placeholder La pantalla central táctil es, en realidad, la tablet personal del conductor.
La pantalla central táctil es, en realidad, la tablet personal del conductor.

La aplicación de un sistema eléctrico moderno como el que requería el A110 E-ternité sobre la base de un A110 de gasolina concebido hace una década no era tampoco sencilla, pero finalmente los creadores del nuevo prototipo fueron capaces de fusionar ambas arquitecturas para conservar las funcionalidades del A110 con motor térmico pero añadiendo las nuevas prestaciones del mundo eléctrico, como la función 'overtake' o la posibilidad de que las dos baterías se comunicaran. El secreto fue la instalación de un calculador que garantiza la comunicación entre los dos sistemas, una innovación que brinda nuevas oportunidades para la simplificación de las futuras arquitecturas eléctricas y que favorece la mejora continua del sistema a lo largo del ciclo de vida del producto.

En cierto modo, descapotable

Muchos clientes de la marca venían reclamando desde hace tiempo un A110 descapotable, pero el reto era complejo y rápidamente se descartó una carrocería sin techo. En su lugar, imaginaron una solución más sencilla y ligera, y que no afectara a la rigidez del A110 de serie: dos estructuras de techo fabricadas con carbono reciclado. Su gran tamaño permite disfrutar de sensaciones parecidas a las de un cabrio cuando la cubierta se retira por completo.

placeholder Los ingenieros han podido integrar en el cuadro de instrumentos todas las nuevas funciones.
Los ingenieros han podido integrar en el cuadro de instrumentos todas las nuevas funciones.

En cuanto al interior, ingenieros y diseñadores también lograron cumplir las exigencias del pliego de condiciones, integrando nuevo cableado directamente en el cuadro de instrumentos y conservando el mismo calculador multimedia, pero incorporando un nuevo sistema de audio de última generación con ocho altavoces, incluido el subwoofer, que consigue un sonido envolvente gracias a un altavoz central en combinación con los dos nuevos altavoces traseros. Y también es innovador el sistema multimedia, que convierte la tablet personal del conductor en la pantalla multimedia del vehículo, solución que permite disponer a bordo de un sistema operativo siempre actualizado.

placeholder Motor eléctrico de 242 CV y cambio DCT de dos marchas. El E-ternité hace el '0-100' en 4,5 segundos
Motor eléctrico de 242 CV y cambio DCT de dos marchas. El E-ternité hace el '0-100' en 4,5 segundos

Y también en lo que se refiere a materiales se cumplieron las demandas de los responsables de Alpine. Ligeras y más respetuosas con el medioambiente, muchas de las piezas utilizadas proceden del lino, un material desarrollado por la empresa Terre de Lin, situada cerca de Dieppe (Francia), que se ha aplicado a elementos de la carrocería y del habitáculo como la estructura del capó, el techo, la luneta, la rejilla, los asientos o el faldón trasero, entre otros. Tan resistente como el carbono y con una mejor acústica, el lino es, según los responsables de Alpine, una materia prima prometedora. Además, su fabricación es compatible con los distintos materiales compuestos, pues con un mismo molde se pueden producir indistintamente piezas de fibra de carbono, vidrio o lino.

Con ocasión del Gran Premio de Francia de Fórmula 1, disputado en el circuito de Paul Ricard y donde Fernando Alonso acabó sexto tras un carrerón al volante de su Alpine, la marca más deportiva de Renault Group presentó en primicia mundial el A110 E-ternité, un prototipo 100% eléctrico creado a partir del cupé A110, que en estos días celebra el 60 aniversario de la saga.

Tecnología Eficiencia energética Desarrollo sostenible Industria automóvil Movilidad del futuro Fernando Alonso
El redactor recomienda