Es noticia
Menú
Primer día en España de Polestar, la marca sueca de eléctricos que compite con Tesla
  1. Motor
  2. Eléctricos
El Polestar 2 arranca en 47.190 euros

Primer día en España de Polestar, la marca sueca de eléctricos que compite con Tesla

Polestar, la firma dedicada a vehículos eléctricos creada hace años por Volvo, desembarca en nuestro país con el Polestar 2, una berlina práctica, eficiente y de calidad que puede acogerse a las ayudas del Moves III

Foto: El Polestar 2 es una berlina deportiva de cinco puertas y 4,61 metros. (Polestar)
El Polestar 2 es una berlina deportiva de cinco puertas y 4,61 metros. (Polestar)

Aunque el lanzamiento de Polestar en Europa fue realmente hace dos años, cuando la firma especializada en vehículos eléctricos y creada por Volvo empezó a comercializar el Polestar 2 en 10 países, su llegada a España se fue posponiendo a la espera de una infraestructura pública de recarga que hiciese más factible el uso de un modelo de batería. De hecho, cuando finalizó el pasado 2021 eran ya 19 los mercados donde Polestar, que tiene su sede en Goteborg (Suecia) y sus fábricas en China, estaba ya presente fuera de nuestras fronteras, como alternativa 100% eléctrica en el segmento prémium más exclusivo.

placeholder Desde su lanzamiento, el Polestar 2 ha introducido mejoras técnicas, como batería de 69 kWh en vez de 64 kWh.
Desde su lanzamiento, el Polestar 2 ha introducido mejoras técnicas, como batería de 69 kWh en vez de 64 kWh.

Y, finalmente, Polestar recala ya en España, aprovechando una nueva expansión que amplía el mapa global de la firma sueca a 24 países, con nuevos escenarios también desde ahora como Portugal, Irlanda o Israel. Y no se detendrán ahí sus planes, pues en 2023 quieren tener actividad en 30 países, coincidiendo con la llegada de un segundo modelo a la gama: el Polestar 3, un SUV de gran tamaño y también eléctrico que se fabricará en Carolina del Sur (Estados Unidos), junto con el futuro Volvo XC90, aunque ambos diferirán bastante, pues el Polestar será más deportivo y potente, tendrá una carrocería más baja y ancha, y limitará su aforo a cinco plazas, frente a las siete disponibles en el nuevo XC90.

Los responsables de la marca explican que más tarde vendrá el Polestar 4, un SUV del tamaño del Volvo XC60, pero también con un planteamiento más dinámico, mientras que la familia Polestar se coronará con un coche muy deportivo y prestacional basado en el Precept Concept; e, incluso, se abre la puerta a un vanguardista 'roadster' derivado del O2 Concept, el último prototipo desvelado por Polestar. Todos eléctricos, por supuesto.

placeholder Hace dos años ya habíamos conducido la versión de 408 CV, y ahora la de 228 CV.
Hace dos años ya habíamos conducido la versión de 408 CV, y ahora la de 228 CV.

Y Polestar se pone en marcha en España prácticamente sin instalaciones, aunque a finales de junio abrirá ya la exposición de Barcelona (en la marca se llaman Spaces) y para octubre se espera la apertura del Space de Madrid. En cuanto a talleres, Polestar desarrollará su asistencia técnica en los 80 puntos que Volvo tiene en nuestro país, y la idea es continuar con ese formato.

Los coches de Polestar se compran 'online' a través de un sencillo proceso 100% digital, que se complementa con tiendas físicas, como las ya citadas Spaces (Espacios Polestar) o los Polestar Destinations (Destinos Polestar), que son de mayor tamaño y se sitúan a las afueras de grandes ciudades.

placeholder El interior cuenta con materiales sostenibles y es personalizable.
El interior cuenta con materiales sostenibles y es personalizable.

En cuanto a la oferta inicial, el Polestar 2 será su primer coche. Para ser más precisos, se trata de su segundo modelo, pues a finales de 2017 la marca debutó en China con el Polestar 1, un cupé híbrido de 690 CV que contaba con chasis de carbono y frenos cerámicos, aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y se fabricó en una pequeña serie, cuya producción ya cesó. Pero, tras él, nació este Polestar 2 que ahora nos llega, una berlina deportiva de cinco puertas y altura algo elevada que mide 4,61 metros de longitud y se asienta sobre la plataforma CMP del Volvo XC40.

Su precio en nuestro país arranca en 47.190 euros, pudiéndose acoger al Plan Moves III del Gobierno, y el cliente podrá elegir entre tres variantes básicas, comenzando por la Standard Range Single Motor que equipa batería de 69 kWh y motor eléctrico delantero de 228 CV de potencia, tiene tracción solo en el eje frontal, homologa una autonomía de 474 kilómetros y acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos. Por encima se sitúa, con un precio 3.000 euros mayor, la variante Long Range Single Motor, que, como su nombre indica, mantiene un único motor de 228 CV, pero ya equipa la batería grande, de 78 kWh, con la que la autonomía aumenta a 542 kilómetros. Y acelera de 0 a 100 km/h en idéntico tiempo, 7,4 segundos.

placeholder La pantalla de 11 pulgadas preside el salpicadero. El Polestar 2 fue el primer coche del mundo con Google.
La pantalla de 11 pulgadas preside el salpicadero. El Polestar 2 fue el primer coche del mundo con Google.

Por último, y como escalón superior en la gama con una factura otros 3.000 euros mayor, encontramos el Polestar 2 Long Range Dual Motor, con la batería de 78 kWh, pero en este caso con dos motores, uno delante y otro detrás, que suman 408 CV de potencia y se reparten entre las cuatro ruedas, de forma que la aceleración de 0 a 100 km/h se solventa en solo 4,7 segundos. Y su autonomía es de 480 kilómetros.

No obstante, el cliente puede aspirar a un Polestar aún más prestacional gracias al Performance Pack disponible para la versión Long Range Dual Motor, y que eleva la potencia total de los motores de 408 a 476 CV, añadiendo entre otros elementos unos frenos más capaces firmados por Brembo. Y Polestar ofrece otros dos paquetes de equipamiento opcional para su nuevo modelo: Plus Pack y Pilot Lite Pack.

Recargas de hasta 155 kW

En cuanto a la recarga en corriente continua, esta depende de la batería que equipe el coche: con la de 69 kWh el proceso se puede hacer a una potencia de hasta 130 kW, mientras que con la batería de 78 kWh, la potencia máxima de carga es de 155 kW; de manera que, en ambos casos, se anuncian 35 minutos para pasar del 10 al 80% de carga de la batería.

Hace dos años, cuando Polestar ya empezó a vender en Europa, tuvimos oportunidad de probar ya la versión superior, de 408 CV, que exhibe un nivel de prestaciones excelente, y por eso esta vez centramos nuestro primer test en la variante básica, cuyos 228 CV son más que suficientes para procurar mucho empuje y mucho agrado. Y el Polestar sigue estando tan bien hecho como recordábamos. Su interior es funcional e intuitivo, con el salpicadero presidido por una pantalla de 11 pulgadas, y los asientos nos parecen magníficos. Pero en la segunda fila no sobra espacio y, aunque dos adultos viajan bien, un hipotético tercer ocupante no irá tan cómodo por el enorme túnel central, herencia de la plataforma CMP. Aunque Polestar afirma que ese túnel sirve para colocar parte de las baterías y centrar las masas, también reconocen que futuros modelos tendrán el suelo completamente plano en la parte posterior.

Aunque el lanzamiento de Polestar en Europa fue realmente hace dos años, cuando la firma especializada en vehículos eléctricos y creada por Volvo empezó a comercializar el Polestar 2 en 10 países, su llegada a España se fue posponiendo a la espera de una infraestructura pública de recarga que hiciese más factible el uso de un modelo de batería. De hecho, cuando finalizó el pasado 2021 eran ya 19 los mercados donde Polestar, que tiene su sede en Goteborg (Suecia) y sus fábricas en China, estaba ya presente fuera de nuestras fronteras, como alternativa 100% eléctrica en el segmento prémium más exclusivo.

Suecia Industria automóvil Desarrollo sostenible Eficiencia energética
El redactor recomienda