Ofrecido por

Enchufados

Hasta 7.000 euros por pasarte al coche eléctrico: qué tienes que tener en cuenta del Plan Moves III

Por EC Brands

Existen ayudas para conducir vehículos libres de humos que ayudan a ahorrarse una cantidad considerable. ¿La clave? Achatarrar para lograr la máxima bonificación

La Unión Europea tiene un plan. El organismo comunitario ha puesto fecha límite a la venta de coches térmicos, que se dejarán de comercializar en 2035, para favorecer la transición hacia la movilidad eléctrica que culminará en 2050 cuando solo puedan circular vehículos libres de gases contaminantes. Pero que 2035 sea la fecha límite no supone que no se pueda dar ya el salto hacia el coche sin emisiones. Para favorecer ese cambio, el Gobierno central ha puesto en marcha el Plan MOVES III con el que se pueden conseguir ayudas de hasta 7.000 euros por la adquisición de uno de estos modelos.

La tercera edición de este plan de acción para fomentar la movilidad eléctrica entró en vigor el pasado 10 de abril de 2021 y su principal objetivo es fomentar la adquisición tanto de vehículos eléctricos como híbridos para facilitar la transición entre los coches térmicos y aquellos menos contaminantes. El plan cuenta con una dotación inicial de 400 millones de euros que se pueden llegar a ampliar hasta 800 millones si la demanda fuera elevada.

La forma de tramitar las ayudas es sencilla, ya que es el concesionario donde adquirimos el vehículo quien tiene que encargarse de formalizar el papeleo. Y en este punto es importante tener en cuenta que esas subvenciones de hasta 7.000 euros no se descuentan a la hora de adquirir el vehículo, sino que se reciben a posteriori. Es más, dicha bonificación cuenta como un ingreso que se deberá declarar a la hora de realizar la declaración de la renta.

Ahora que ya conocemos algunos datos básicos sobre el Plan MOVES III, podemos echar un vistazo a las ayudas específicas que se pueden obtener en función del tipo de vehículo:

Vehículos eléctricos con autonomía
superior a 90 kilómetros:

Vehículos híbridos enchufables con
una autonomía entre 30 y 90 kilómetros:

Vehículos con pila de combustible:

Hasta 70% de descuento
en puntos de carga

El Plan MOVES III tiene una segunda línea de actuación destinada a fomentar la instalación de puntos de carga en aparcamientos particulares o comunitarios. En este caso, las ayudas las gestionan las comunidades autónomas y ascienden hasta el 70% del coste total, incluyendo la mano de obra y los materiales.

Es importante señalar que el punto de carga es una herramienta esencial para facilitar la transición hacia la movilidad eléctrica. La conveniencia de recargar el vehículo durante la noche, cuando la luz es más barata, supone un ahorro para el bolsillo del consumidor. Pero también es una ventaja añadida, ya que en ese lapso de tiempo en que el coche está aparcado se tiene tiempo de sobra para recargar la pila de un vehículo. Recordemos que la autonomía eléctrica en algunos modelos, alcanza ya valores muy elevados como los 470 kilómetros de autonomía del Nuevo Mégane E-tech 100% eléctrico, por lo que un eléctrico debería ser capaz de realizar todas las tareas cotidianas sin agotar la batería después de haberse cargado en casa.

Renault, además de contar en su web con información detallada sobre las ayudas para comprar vehículos, así como para instalar puntos de carga, y los modelos apropiados en cada caso; dispone de planes como el ‘E-tech Full Electric Plan’, que incluye el cargador, la instalación, la batería y 100 euros en la tarjeta ‘mobilize charge pass’ para recargar en miles de puntos de recarga disponibles y así hacer más fácil la transición hacia la movilidad ecológica, que será una realidad en la próxima década. Si quieres saber más sobre el ecosistema eléctrico, puedes entrar en el blog de Renault.