MG ZS, un SUV eléctrico amplio, bien equipado y con 7 años de garantía
  1. Motor
PRUEBA MG ZS EV

MG ZS, un SUV eléctrico amplio, bien equipado y con 7 años de garantía

Un coche desde 22.000 euros con plan Moves III incluido para democratizar la electrificación del automóvil

Llega al mercado un nuevo modelo, el MG ZS, que también supone el retorno de una marca legendaria en el mundo del automóvil como es MG, que formaba parte del grupo Rover. La nueva marca llega con la electrificación como valor fundamental, ya que desde el principio todos sus modelos serán etiqueta "0 emisiones", ya sea con versiones 100% eléctricas, como el caso que ahora nos ocupa del ZS, o con variantes híbridas enchufables. En este enlace pueden ver más fotos de la prueba.

Pero además de ser electrificados, aportan un completo equipamiento de seguridad de serie, desde el modelo de acceso a la gama, siete años de garantía y una relación calidad/precio muy buena. El objetivo de la nueva marca que llega al mercado español es democratizar el coche eléctrico en España y Europa.

Lograr el objetivo no es fácil, porque ahora mismo todos los fabricantes están lanzando al mercado este tipo de versiones electrificadas y la competencia es muy dura, pero el concepto del MG ZS es muy bueno. Básicamente es un vehículo todocamino de dimensiones compactas, de 4,31 metros, lo que le posiciona a mitad de camino entre un SUV pequeño de enfoque más urbano y uno más pensado para salir a la carretera y de tamaño compacto.

En el caso del MG ZS, ofrece un habitáculo bastante amplio, con unas plazas traseras en las que hay un buen espacio para las piernas de los ocupantes de esas plazas. Y el detalle diferenciador es su altura. Es más alto que sus modelos comparables, lo que transmite una buena sensación de espacio en el interior. Por lo que respecta a su maletero, con 448 litros de capacidad, resulta una referencia en su segmento. Bajo el piso encontramos una pieza en la que sujetar diferentes cosas y entre ellas el cargador. Este ha sido muy bien pensado, el cable se enrolla alrededor del mismo y se sujeta muy bien, lo que evita que se vaya moviendo y posibles roturas.

placeholder Un puesto de conducción sencillo para facilitar el trabajo del conductor.
Un puesto de conducción sencillo para facilitar el trabajo del conductor.

El coche está bien construido, no tiene materiales costosos pero si ofrece una buena calidad de construcción. Su cuadro de instrumentos combina los modos analógico y digital. Cuenta con dos grandes relojes analógicos, y en el centro una pantalla en color, pequeña pero con bastante información. Y en el centro de la consola encontramos la pantalla táctil con el navegador y los diferentes sistemas de conectividad. No es una pantalla muy grande, de 8,3 pulgadas, pero si de buena calidad de resolución.

Llega el momento de poner en marcha el coche, sin duda el más esperado. El vehículo funciona con suavidad y básicamente sin ruidos por su mecánica eléctrica. Lo más interesante de este coche es la combinación de sus modos de conducción y de los niveles de retención. Usando ambos sistemas podremos tener una conducción muy eficiente, y hasta divertida en algunos casos.

La palanca de cambios, o más bien el selector de marcha, es giratorio. Y por delante de este mando encontramos tres botones importantes. El primero el de "Mode", con el que se despliegan tres opciones, Eco, Normal y Sport. Son tres opciones muy bien diferenciadas que hacen que su comportamiento cambie radicalmente. Si usamos el modo Eco, el más ahorrador, estaremos en torno al 60% de par disponible en las ruedas, que sube hasta el 80% cuando activamos el modo normal, mientras que en el Sport tendremos el 100% del par operativo.

Foto: MG Marvel R, un todocamino compacto de estilo moderno bien equipado y con mecánica 100% eléctrica.

He hecho muchos kilómetros en modo "eco", para comprobar hasta qué punto se puede circular así. La realidad es que va muy bien en este modo ahorrador, con el suficiente par disponible, lo que permite una destacable agilidad. En el modo Normal, el que se activa al poner en marcha el vehículo, ofrece lógicamente más agilidad, pero salvo casos especiales yo diría que no es muy necesario. Por último en el modo Sport las prestaciones pasan a ser máximas. En este caso, el conductor notará que el coche se hace un poco más delicado de conducir. Pero no por nada sino porque hay que ir muy pendiente del acelerador para evitar salir derrapando en un semáforo. Y es que en este caso es cuando más se aprecia esa aceleración inmediata desde el momento de pisar el acelerador.

Lo mejor de los modos de conducción, como también ocurre con los grados de regeneración, es que se gestionan muy fácilmente, sin tener que despistar la vista de la carretera. Cada día es más difícil hacer lo que uno quiere en un coche, ya sea eléctrico o térmico, porque cada vez más cosas se hacen con la pantalla central y con un sinfín de menus. En este caso del MG. es todo muy sencillo, la tecla de la izquierda con los modos, la del centro con los grados de regeneración bajo la denominación de "Kers".

placeholder El punto de recarga está situado en la parrilla frontal, bajo el anagrama de MG.
El punto de recarga está situado en la parrilla frontal, bajo el anagrama de MG.

En este caso contamos también con tres modos diferentes que se designan con números, 1,2 o 3. Dependiendo de las circunstancias el conductor querrá ir en modo 1, circulando a vela y con la menor retención posible, que también produce la mínima energía. Una opción intermedia, el nivel 2 con el que tenemos una notable retención y que produce más electricidad es la más razonable para un uso mixto. Y por encima encontramos el modo 3. En este caso, es el máximo de retención, la máxima producción de energía y es el modo más parecido a lo que otros fabricantes denominan "one pedal", el equivalente a poder conducir solo con el pedal del acelerador.

Y se completan los mandos del coche con un tercer botón que al presionarlo aparece en grande la cifra de autonomía restante en nuestra batería, que de otro modo tenemos continuamente en la pantalla del cuadro más en pequeño. Este es un tema realmente importante en un coche eléctrico puro para no quedarnos parados.

263 kilómetros

Este MG ofrece una buena autonomía. Cuenta con una batería de tamaño intermedio, de 44 kWh, que le permite recorrer hasta 263 km según la autonomía homologada WLTP, aunque si lo usamos en ciudad podremos superar los 300 km con facilidad. Permite recargar las baterías tanto en un enchufe normal como en un wallbox o incluso en una toma de alta capacidad. En este último caso la carga está limitada a 50 kW.

En este modelo no se ha buscado un comportamiento muy deportivo. Es un coche de enfoque familiar, para uso urbano o periurbano y por ello las suspensiones son algo blandas para optimizar su confort de marcha. Comprar un coche eléctrico parece pensado para buscar desplazamientos más limpios y ecológicos, más respetuosos con el medio ambiente. y este cumple con esta premisa.

placeholder La versión Luxury incluye llantas de 17 pulgadas.
La versión Luxury incluye llantas de 17 pulgadas.

Otro aspecto destacable es el de sus sistemas de ayuda a la conducción. Pese a ser un coche de precio ajustado, en realidad es un vehículo muy completo en cuanto a estos sistemas de seguridad. Para ello, la marca ha desarrollo un completo sistema de seguridad, el MG Pilot, que engloba diversos sistemas de ayuda entre los que destaca el asistente de tráfico denso o de atasco. En este caso el vehículo controla aceleración, freno y dirección para mantener al vehículo en el centro del carril y a la distancia justa del coche de delante. Este tipo de ayuda funciona hasta 60 km/h y es el asistente en atascos.

También incluye frenado de emergencia que evita el choque con el coche delante o reduce los daños del impacto cuando se circula a más velocidad. Pero sobre todo incluye el control de crucero adaptativo que cuenta también con la opción de ajustar la velocidad fijada en cada tramo a los límites que el sistema lee de la carretera. E incluye igualmente el control de luces, que se ocupa de hacer el cambio de cortas a largas de manera automática cuando se circula de noche por una carretera.

Seguridad

Y en la versión más completa de la gama ZS se incluyen también la alerta de cambio de carril, la cámara de visión trasera o la alerta de tráfico trasero cruzado, que facilita la salida más segura en un aparcamiento en batería. Sin duda una de las claves de este modelo es su completo equipamiento de seguridad de serie y es que para la marca británica la seguridad activa y pasiva de sus vehículos tiene una prioridad absoluta, lo que le ha llevado a conseguir las cinco estrellas de EuroNCAP. Y ya que hablamos de su equipamiento, añadir que incorpora de serie navegador y la máxima conectividad con Android Auto y Apple Car Play.

Si tiene un punto de recarga para enchufar su coche y necesita moverse con libertad por la ciudad, sin limitaciones en los momentos de alta contaminación, esta del MG ZS puede ser una buena alternativa. Por un precio de partida de 29.000 euros, o 31,250 euros en el caso de la versión Luxury, al que se pueden descontar hasta 9.000 euros de Plan Moves III si se entrega un coche de más de ocho años a cambio. La marca, para facilitar este paso hacia el coche eléctrico adelanta el importe del Plan Moves, y eso pese a que las Comunidades Autónomas aún no lo han puesto en marcha legalmente.

Ficha MG ZS EV

Motor: eléctrico

Potencia máxima: 143 CV

Par máximo: 350 Nm

Tensión nominal: 355 V

Batería: iones de litio

Capacidad : 44,5 kWh

Carga máxima en CC: 50 kW

Carga máxima en CA: 7,4 kW

Velocidad máxima: 140 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 8,2 segundos 

Caja de cambios: no tiene  

Tracción: Delantera  

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado 19 kWh a los 100 km

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,31 x 1,81 x 1,65

Capacidad maletero: 458 litros. 

Peso en vacío: 1.480 kg.

Precio: desde 29.000 euros (22.000 euros con Plan Moves III incluido)

Coches
El redactor recomienda