España se aleja peligrosamente de Europa también en el vehículo eléctrico
  1. Motor
ESPAÑA TERCERO POR LA COLA

España se aleja peligrosamente de Europa también en el vehículo eléctrico

Tanto en ventas de coches eléctricos como de instalación de puntos de carga se pierde terreno frente a Europa

placeholder Foto: En España se instalan pocos puntos de recarga y los pocos que se ponen son de menos de 22 kW.
En España se instalan pocos puntos de recarga y los pocos que se ponen son de menos de 22 kW.

España continua en las últimas posiciones europeas del Barómetro de electromovilidad elaborado por la asociación de fabricantes ANFAC en el primer trimestre de este año, con unas cifras similares a las obtenidas al cierre del ejercicio anterior. Y es que las ventas de coches eléctricos crecen en España, pero lo hacen a un ritmo más lento que en los principales países europeos. Y lo mismo ocurre con los puntos de carga, que crecen en España, pero lo hacen mucho más rápido en Europa. Y eso hace que España se sitúe a la cola en lo que a electrificación del automóvil se refiere en Europa.

Según dicho estudio trimestral, elaborado por ANFAC, España alcanzó una valoración general de 20,9 puntos sobre 100 en el indicador global de electromovilidad. Este índice valora la penetración de vehículos electrificados y la instalación de infraestructura de recarga de acceso público. Esto supone 2,3 puntos más que en el anterior informe. Sin embargo, la media europea se sitúa en 44,5 puntos y ha crecido cuatro puntos en el primer trimestre de 2021. Es decir que España, que ya estaba mal en cuanto a electrificación del automóvil, sigue perdiendo posiciones frente a Europa.

En cuanto a la penetración del vehículo electrificado, durante el primer trimestre España descendió una posición en el ranking europeo. Con 34 puntos sobre 100, creció 2,4 puntos, un crecimiento mucho más bajo que la media europea, que aumentó en 9,3 puntos respecto a los datos de cierre de 2020. Esto sitúa a España tercero por la cola, solo por delante de Hungría y República Checa, cayendo por debajo de Italia, que desde el comienzo de este año incrementó su puntuación en 5,9 puntos. Sin duda la clave fue el plan de ayudas puesto en marcha por el gobierno italiano, antes de que España anunciara el plan Moves. La media europea se situó en 73,7 puntos.

Infraestructura

Por lo que se refiere a infraestructura de recarga, la mayor implantación del vehículo eléctrico contrasta con el desarrollo de puntos de carga, que solo ha crecido en 2,2 puntos en el trimestre, hasta una valoración global de 7,8 puntos sobre 100. La media europea a diciembre de 2020 era de 15,3 puntos y no se han podido actualizar los datos en este primer trimestre. En concreto, en España se alcanzaron los 11.517 puntos de carga en el primer trimestre de este año, un 34% más. Sin embargo, este crecimiento se produce en niveles de potencia asociados a carga lenta, inferior o igual a 22 kW, que representan el 83% de los nuevos puntos instalados.

Si realmente España quiere mantener el ritmo europeo de electrificación de su parque de vehículos, se deben impulsar nuevas políticas, como las que están poniendo en marcha todos los países de nuestro entorno. Los anuncios de nuevos impuestos al automóvil, el pago de peajes en las autovías y otros anuncios parecidos en nada contribuyen a mejorar el mercado del coche eléctrico. Los usuarios necesitan certezas para dar un paso importante como es el de pasarse al coche eléctrico, y no declaraciones vacías que cada día van en un sentido.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coches
El redactor recomienda