Mercedes EQA 250, el compacto prémium eléctrico más razonable
  1. Motor
PRIMERA TOMA DE CONTACTO

Mercedes EQA 250, el compacto prémium eléctrico más razonable

Con motor de 190 CV, batería de 66,5 kWh y una autonomía de hasta 424 km en ciclo mixto WLTP

placeholder Foto: Mercedes EQA, el compacto eléctrico premium que ofrece más de 400 km de autonomía.
Mercedes EQA, el compacto eléctrico premium que ofrece más de 400 km de autonomía.

Mercedes lleva muchos meses apostando por la electrificación de su gama, con una amplia gama de modelos híbridos enchufables y con su familia eléctrica creciendo. Tras el EQC y el EQV, ahora llega el que sin duda es el más importante por su volumen de ventas, el EQA. Es el modelo compacto y 100 % eléctrico que supone el acceso a esta gama de modelos eléctricos, si dejamos al margen el Smart. Con el nuevo EQA hemos podido hacer una primera toma de contacto por las carreteras del norte de Madrid. Un coche caro pero muy interesante.

Mercedes lleva dos años haciendo una clara apuesta por electrificar su gama con tres tipos de modelos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros, en una ofensiva sin precedentes. Primero fue el EQC, un todocamino medio y luego su monovolumen de ocho plazas el EQV. Ahora llega el EQA, un modelo basado en la plataforma del GLA que ofrecerá versiones de dos y cuatro ruedas motrices y hasta 292 caballos de potencia.

De momento, solo está la venta un vehículo, la variante de acceso, el denominado EQA 250. Con esta configuración tenemos un vehículo de tracción delantera con una potencia de 190 caballos y con una batería de 66,5 kWh. Es un modelo realmente equilibrado en el que desde mi punto de vista lo más destacable es la sencillez de manejo, la facilidad con la que se activan los diferentes modos de conducción en función de lo que queramos del vehículo y también las diversas posibilidades de regeneración de energía.

placeholder Estas dos pantallas más grandes son opcionales, de serie son de 7,25' cada una.
Estas dos pantallas más grandes son opcionales, de serie son de 7,25' cada una.

El EQA tiene una estética diferente pero está basado en la plataforma del GLA, el todocamino compacto de Mercedes. Su frontal es completamente nuevo, ya que ahora no necesita una parrilla agujereada para ventilar el motor térmico. También sus llantas son nuevas y su parte trasera es algo diferente. Y por supuesto no tiene tubos de escape, lo que le da un toque diferenciador.

En su interior encontramos un cuadro de instrumentos muy similar al de cualquier otro modelo de la gama actual de Mercedes, con el cuadro de instrumentos y la pantalla de la consola central unidas en una misma pieza. Estas dos pantallas son de 7,25 pulgadas de serie y opcionalmente se puede contar con una o las dos de 10,25". Resulta muy fácil hacerse con los mandos de este vehículo y poder gestionar el vehículo. O al menos las funciones básicas con las que poder utilizar el vehículo sin limitaciones. Eso sí, si queremos sacar el 100 % de este sistema deberemos dedicarle unas cuantas horas para aprender su completo funcionamiento. Emplea la última generación del sistema MBUX, lo que facilita notablemente su utilización.

Foto: Mercedes EQS 580 4Matic la versión tope de gama de la berlina de lujo eléctrica que llegará en agosto.

Lo que me ha gustado mucho del nuevo EQA ha sido la gestión de la conducción. En la posición que habitualmente iría la caja de cambios encontramos el selector de modos de conducción. Ofrece las opciones habituales, Eco, Comfort y Sport, además de una variante individual en la que podemos gestionar suspensiones, dirección o gestión del acelerador de forma independiente. Es muy fácil de gestionar, cosa que no ocurre con la mayor parte de los coches modernos.

Además tiene selector de niveles de regeneración de energía. En este caso se seleccionan mediante las levas, que normalmente serían del cambio de marchas, en el volante. En este caso no hay cambio de marchas y estas levas se han montado para gestionar el grado de regeneración. Con la leva de la derecha reducimos porcentaje de regeneración mientras que con la de la izquierda lo aumentamos.

placeholder Basado en la plataforma del GLA, tiene una estética diferenciada.
Basado en la plataforma del GLA, tiene una estética diferenciada.

El modo "D" es el más habitual y proporciona un grado de regeneración similar al que tiene un coche con motor térmico, por el rozamiento de su motor. Si activamos la leva de la derecha seleccionamos el modo "D+" con el que el coche circula a vela. En este caso se elimina totalmente la retención, se reduce el rozamiento al máximo y con ello el coche viaja más tiempo sin tener que acelerar.

También tenemos el modo "D-", al que se llega presionando la tecla de la izquierda con el cual regenera en torno a un 40 % mientras que otro toque más a la leva izquierda nos llevaría a circular en el modo "D--". En este caso se consigue la máxima retención y el coche rápidamente se queda parado en el momento en el que levantamos el pie del acelerador.

5 modos

A todos ellos hay que añadir un modo más, el "D Auto". En este caso el vehículo gestiona automáticamente cuál es el mejor modo en cada momento, analiza cuándo es bueno circular a vela si no hay coches, pero activa el modo "D-" cuando aparece algún obstáculo en nuestro recorrido. Es el modo óptimo de utilizar el vehículo para conseguir el menor consumo.

Nuestra prueba transcurrió por un recorrido de 70 kilómetros, combinados entre carretera de primer y segundo orden y también una zona urbana con velocidad limitada a 50 km/h. Con una velocidad media de 58 km/h en nuestro recorrido hicimos un consumo medio de 17,9 kWh, una cifra que creo muy buena para lo que es este coche y su potencia. En nuestro recorrido tratamos de circular siempre a la máxima velocidad posible, sin tener un cuidado excesivo con el acelerador, por lo que aún se podría reducir algo más. Pero creo que hablar de un valor medio de unos 19 kWh cada 100 km sería muy razonable.

Esta versión de acceso tiene un motor de 190 caballos y tracción delantera. Creo que es una versión óptima para este tipo de vehículo. Cada día hay una mayor obsesión por tener coches muy potentes, por ofrecer grandes autonomías, pero todo ello es a costa de un aumento de peso y de costes. En este caso me parece una combinación perfecta porque incluso en el modo Eco, que tiene la velocidad limitada a 130 km/h, el dinamismo de este vehículo es excelente.

placeholder Ofrece una buena habitabilidad interior tanto delante como detrás.
Ofrece una buena habitabilidad interior tanto delante como detrás.

Otro aspecto que me ha sorprendido también muy positivamente es la calidad de rodadura que tiene este EQA 250. Las suspensiones no son especialmente firmes, es muy confortable, pero el hecho de llevar la batería en el piso del vehículo hace que su centro de gravedad sea más bajo y su comportamiento dinámico muy bueno. Apenas hay balanceos y la precisión de guiado es excelente.

Por lo que se refiere a su sistema de recarga, este vehículo de Mercedes viene con un regalo muy interesante. La marca regala un wallbox de hasta 22 kW para todos los clientes que adquieran una de estas unidades dentro de su campaña de lanzamiento. Hay algunas limitaciones para esta oferta, pero incluye la instalación del mismo lo que se traduce en un ahorro de unos 1.500 euros respecto a tener que comprar este cargador.

Foto: Mercedes presenta en el Salón de Shanghai el quinto modelo de su gama eléctrica EQ, el EQB.

El Mercedes EQA puede cargar hasta 11 kW con corriente alterna mientras que en corriente continua su carga está limitada a 100 kW, lo que permite recargar el 80 % de su batería en unos 30 minutos. Hay que hablar de su autonomía, un dato clave en cualquier eléctrico. En este caso su autonomía homologada WLTP parte de los 399 km con la peor configuración de llantas y equipamiento y que llega hasta los 424 km con la mejor opción. Si analizamos los valores de homologación en ciclo urbano, oscilan entre 471 y 494 km. Durante nuestra prueba, el valor de partida que marcaba nuestro coche fue de 340 km, mientras que después de recorrer 70 km a un ritmo normal todavía quedaba para hacer otros 279 km. Es decir un "ahorro" de 9 km.

Este es el Mercedes EQA 250, la variante de acceso que ya está a la venta. En los próximos meses la gama se ampliará con dos versiones nuevas, ambas con tracción a las cuatro ruedas con el sistema e-4Matic. Se trata del EQA 300 con una potencia de 228 caballos, mientras que el tope de gama será el EQA 350, con una potencia de 292 CV.

En cuanto a sus precios, el valor de partida es de 49.900 euros en un vehículo que se puede acoger al plan Moves, pero que no está incluido en este precio, que por supuesto cuenta con su etiqueta "0 emisiones" y que representa una opción muy equilibrada para pasarse a la electrificación dentro del segmento premium.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coches
El redactor recomienda