Honda X-ADV, el SUV de dos ruedas, ahora más campera
  1. Motor
BUENA ENTRADA EN EL MERCADO

Honda X-ADV, el SUV de dos ruedas, ahora más campera

Honda lanza la segunda generación del X-ADV, una moto que teniendo un extraordinario éxito de ventas

placeholder Foto: La segunda generación de la Honda X-ADV se muestra más efectiva y mantiene su diseño vanguardista.
La segunda generación de la Honda X-ADV se muestra más efectiva y mantiene su diseño vanguardista.

El nuevo Honda X-ADV ha entrado con fuerza en el mercado nacional. A pesar de los problemas que se están padeciendo con las cadenas de suministro por parte de muchos fabricantes, lo que está retrasando muchas ventas, el X-ADV ha tenido una excelente acogida entre los usuarios, hasta tal punto que es una de las diez motos más vendidas en el primer trimestre de 2021. No cabe duda que esta moto ha dejado atrás las dudas de algunos usuarios que no terminaron de apoyarla con determinación cuando llegó al mercado hace unos pocos años. En este enlace pueden ver imágenes de este prueba.

El X-ADV mantiene el mismo concepto dual, una mezcla de moto y scooter, para uso asfáltico o por campo, y ha potenciado esta última faceta. Quizás ha tardado en encontrar un poco a su cliente ideal, pero sin alterar para nada su concepto, ahora ha sido aceptado de pleno por el mercado.

placeholder Te podrá gustar o no, pero la Honda X-ADV rebosa originalidad.
Te podrá gustar o no, pero la Honda X-ADV rebosa originalidad.

Definiéndolo de forma sencilla, el X-ADV es un SUV de dos ruedas, una moto potente y cómoda, con su cambio automático que ha evolucionado y mejorado con respecto a la primera versión, y se ha hecho aún más atractivo.

Renovación total

Se ve por fuera, con una carrocería más estilizada, más estrecha, con nuevas ópticas de luz diurna, pero se siente especialmente por dentro. El motor cumple con las exigencias de la normativa Euro 5. Sus 745 cc le permiten alcanzar los 59 CV de potencia a 6.750 rpm, con un par motor de 69 Nm a 4.750 rpm. No solo ha ganado 4 CV con respecto a la anterior versión, sino que el motor también gana 600 rpm en su régimen de giro. También hay una versión adaptada para el permiso de conducción A2 limitada a 35 kW.

Foto: Con la Forza 750 la marca Honda hace un gran despliegue tecnológico.

Incorpora sustanciosas mejoras, como el acelerador electrónico, que tiene tres niveles de actuación, así como una revisión completa del diagrama de distribución, y un mejor reparto de peso de las masas del pistón y cigüeñal.

El cambio DCT cuenta con cinco programas diferentes. Actúa no solo según el régimen de giro sino también toma en cuenta parámetros como la velocidad de apertura del acelerador y el modo elegido en el que se esté pilotando. Hay cinco modos de conducción: Standar, Rain (lluvia), Sport, User (en el que se configura cada parámetro según el gusto del usuario), y el nuevo modo Gravel destinado a su uso en campo, que sustituye al botón G que existía en la anterior versión, que servía para adaptar la respuesta del motor cuando se salía “de lo negro”.

La nueva versión del DCT ha revisado las relaciones de cambio, ofreciendo las tres primeras más cortas, mientras que las restantes se han alargado. Se nota especialmente en sexta velocidad. Con anterioridad al X-ADV tuvimos la oportunidad de probar el Forza 750 que, aunque con una configuración diferente, dispone en esencia del mismo propulsor con idénticos modos (salvo el Gravel). Rodando en nuestro recorrido habitual de pruebas, había un tramo en el que el DCT del X-ADV no aguantaba la sexta por ser excesivamente larga, pensada claramente para uso turístico, llanear por autopista a régimen constante y ajustado consumo.

placeholder La versión que tuvimos la oportunidad de probar disponía de un suplemento en los cubremanetas.
La versión que tuvimos la oportunidad de probar disponía de un suplemento en los cubremanetas.

Entre las aportaciones de la nueva electrónica, dispone de una pantalla TFT a color de última generación y un sistema de conectividad que permite la activación del menú de configuración por voz, además del sistema tradicional a través del “joystick” de la piña izquierda del manillar. El ABS también dispone dos modos, “on” y “off road”, y en este último desconecta la rueda trasera e interviene menos sobre la delantera. Por supuesto, todos los sistemas disponen de diversos niveles de ajuste.

En marcha

Sobre el X-ADV te sientes en una posición bastante natural y cómoda. El asiento ha rebajado su perfil por la zona delantera, haciéndolo más estrecho y facilitando poner los pies cómodamente en el suelo. Incluso con las defensas, una opción que montaba la versión que pudimos probar, que ensanchaba unos centímetros la plataforma, obligando a abrir un poco más las piernas para echar pie a tierra.

El motor responde de forma lineal y progresiva, no es nada brusco al primer golpe de gas, y la intervención del DCT resulta eficiente, quizás más que su hermano Forza 750, especialmente en ciudad, gracias a esa relación de cambio más corta en las primeras velocidades. Esa diferencia también se aprecia en el campo.

Se comporta con agilidad en el tráfico, a pesar de su longitud. Da la sensación de que el X-ADV es bastante largo, pero en realidad es un virtuoso urbanita. Su territorio natural es la carretera, moviéndose con mucha soltura en el modo Sport, sin duda el más dinámico y divertido. Tener la opción de poder configurarlo a tu gusto en el modo User es toda una ventaja, porque te permite adaptarlo de una forma precisa al uso más habitual que le des. Y te ves gratamente sorprendido por su efectividad en campo, manejándose con mucha soltura y haciéndote disfrutar, sin desmerecer con ninguna trail media. Honda ha sabido sacar partido a esta orientación del X-ADV.

placeholder La X-ADV es una moto confortable y capaz, lista para todo.
La X-ADV es una moto confortable y capaz, lista para todo.

Nuestro consumo medio se ha fijado en torno a los 6,3 l/100 km, con lo que teniendo en cuenta que solo dispone de 13,2 litros de depósito, nos da una autonomía un poco reducida, ligeramente por encima de los 200 km. Si quieres aprovechar para hacer excursiones por pistas tienes combustible más que suficiente, pero si vas a viajar tendrás que hacer alguna parada más de la cuenta si tu destino está lejos. Otro detalle a tener en cuenta en este sentido es su pantalla, ajustable, que ofrece una excelente protección.

Su PVP es de 12.150 euros. Honda también ofrece la oportunidad de equiparlo con tres paquetes de accesorios preconfigurados: Style (elementos de estética como la maneta de freno o brida de sujeción de manillar realizadas en aluminio), Adventure (faros antiniebla, defensas, extensión de cubremanetas, estribos “off road”...), y Travel (maletas, baúl, puños calefactables...).

Ficha Honda X-ADV

Motor: Dos cilindros en línea, refrigeración líquida, SOHC, 8 V.

Cilindrada: 745 cc.

Diámetro x carrera: 77,0 x 80,0 mm.

Compresión: 10,7:1.

Potencia: 59 CV a 6.750 rpm.

Par motor: 69 Nm a 4.750 rpm.

Admisión: Inyección electrónica.

Chasis: Bastidor de tubular de acero.

Suspensión delantera: Horquilla invertida de 41 mm, 153 mm de recorrido.

Suspensión trasera: Monoamortiguador, 150 mm de recorrido.

Frenos: Dos discos delanteros de 296 mm, pinzas de cuatro pistones. Freno trasero de un disco de 240 mm. ABS.

Neumáticos: 120-70/17 delante, 160-60/15 detrás.

Capacidad de depósito: 13,2 litros.

Altura de asiento: 820 mm.

Distancia entre ejes: 1.590 mm.

Peso en seco: 236 kg.

Precio: 12.150 euros.

Motos
El redactor recomienda