Bugatti, la legendaria marca que renació en 1991 con Romano Artioli
  1. Motor
30 AÑOS DEL BUGATTI EB110

Bugatti, la legendaria marca que renació en 1991 con Romano Artioli

Desde su creación en 1909 ha tenido tres propietarios, el fundador Ettore Bugatti, el empresario Artioli y el grupo Volkswagen

Foto: Romano Artioli, el hombre que relanzó la marca Bugatti tras 39 años de cierre.
Romano Artioli, el hombre que relanzó la marca Bugatti tras 39 años de cierre.

Se cumplen 30 años del lanzamiento del Bugatti EB110 con el que la legendaria marca fabricante de automóviles deportivos tuvo su renacimiento de la mano del empresario italiano Romano Artioli. De aquel primer modelo de la nueva Bugatti, fabricado en la planta de Campogalliano se pasó, ya de la mano del grupo Volkswagen, al Veyron 16-4 y posteriormente al Chiron, un superdeportivo de 1.500 caballos del que se acaba de entregar la unidad 300.

Bugatti ha sabido recuperar la tradición de aquellos coches de los años 20 irrompibles y capaces de ganar en cualquier tipo de competición, por todo el mundo, como el Type 35. Un fabricante de coches deportivos que representó durante años la tecnología más avanzada y que se convirtió en una leyenda. Modelos legendarios como el Royale o el Atlante jalonan su historia. Pero en el año 1952 la marca anunció el cese de su producción por problemas financieros.

Fue entonces cuando Romano Artioli, que entonces tenía 20 años, se puso como objetivo de futuro el renacimiento de una marca como Bugatti. Pasaron 39 años en los que se convirtió en el primer importador de vehículos japoneses en Italia, pero su único objetivo era el de relanzar Bugatti. Fue un ejemplo de tenacidad y esfuerzo conseguir que en 1991 se pusiera en producción el primer Bugatti de la nueva era. Fue el EB 110, con el que se lanzó el deportivo más rápido de la época. Y sin duda un perfecto sucesor de los modelos más legendarios de la marca.

placeholder Los tres pilares de la nueva Bugatti, el EB100 delante y detrás los Veyron y Chiron.
Los tres pilares de la nueva Bugatti, el EB100 delante y detrás los Veyron y Chiron.

Fue a mediados de los años 80 cuando el empresario italiano comenzó a negociar con el gobierno francés para recomprar la marca. En el año 1987 fundó la marca Bugatti Automobili SPA. También se puso en marcha la factoría más avanzada de Europa para su época, con una fuerte inversión en la localidad italiana de Campogalliano, próxima a las fábricas de Maserati, Ferrari De Tomaso y Lamborghini.

El Bugatti EB 110 fue un coche rompedor. Era el primer vehículo fabricado en serie con un chasis de carbono y tenía cuatro ruedas motrices, cuatro turbos y un motor de 3,5 litros que desarrollaba 550 caballos. Su velocidad máxima, de 351 km/h, le permitió batir numerosos récords en esos años.

En la época, Michael Schumacher hizo una prueba comparativa de deportivos para una revista de coches y el resultado fue que el EB110 era el mejor de todos y un vehículo incomparable. Posteriormente, Schumacher adquirió una unidad del EB 110 de color amarillo con el interior azul y ni siquiera llego a pedir un descuento, como recuerda el propio Romano Artioli.

placeholder Romano Artioli recuerda a sus 88 años la etapa más emocionante de su vida.
Romano Artioli recuerda a sus 88 años la etapa más emocionante de su vida.

Después de 39 años de espera para conseguir su sueño y tras siete años de un duro trabajo, el proyecto Bugatti de Artioli puso punto final el 23 de septiembre de 1995, tras haber construido 128 vehículos. Tuvo que despedir a los 220 empleados y no puedo llegar a presentar el segundo súper deportivo de la marca, el EB112, que ya estaba preparado para su producción. Era un coche con un motor V12 de 6 litros situado por detrás del eje delantero, con un chasis de fibra de carbono y que, según recuerda el propio Artioli, se conducía como un kart.

Fue entonces cuando el grupo Volkswagen decidió adquirir la mítica marca, que volvió a la ciudad francesa de Molsheim, la tradicional sede donde Ettore Bugatti creó la marca y donde produjo su primer modelo en el año 1909. La continuación de esta historia son los Veyron y Chiron, del que ahora se acaba de fabricar y entregar la unidad 300.

Coches
El redactor recomienda