Volkswagen invertirá 46.000 millones de euros en electrificación en cinco años
  1. Motor
SEAT PERDIÓ 339 MILLONES EN 2020

Volkswagen invertirá 46.000 millones de euros en electrificación en cinco años

El Grupo Volkswagen redujo sus ventas un 15% en 2020 y su beneficio neto bajó un 37,1% hasta 8.824 millones de euros

placeholder Foto: Herbert Diess, presidente del Grupo Volkswagen, durante la presentación de los resultados de 2020.
Herbert Diess, presidente del Grupo Volkswagen, durante la presentación de los resultados de 2020.

El grupo Volkswagen apuesta su futuro a la electrificación del automóvil y para demostrarlo anuncia unas inversiones de 46.000 millones de euros en los próximos cinco años en la electrificación, tanto con modelos eléctricos puros como otros híbridos. El objetivo es claro, que en 2030 el 60% de todos los vehículos vendidos por el grupo alemán correspondan a coches eléctricos.

Este es sin duda uno de los titulares clave que deja la reunión anual de resultados del consorcio alemán presidida por Herbert Diess, máximo responsable de Volkswagen. En esta reunión se anunciaron los resultados logrados por el Grupo en 2020, un año muy complicado y marcado por la crisis sanitaria y económica, en el que la compañía logró unos resultados mejores de lo esperado inicialmente por los analistas.

Pese a que sus ventas solo se redujeron un 15 % hasta alcanzar los 9,3 millones de vehículos, su beneficio neto fue de 8.824 millones de euros, lo que supuso una reducción del 37,1%, como consecuencia del cierre de las factorías y del sector comercial del automóvil en la mayor parte del mundo durante al menos dos meses. La facturación fue de 222.884 millones de euros, lo que representa un descenso de solo un 11,8% pese a la grave situación económica y sanitaria.

Y también se lograron resultados muy positivos en cuanto a la posición de liquidez, ya que esta ha mejorado en la división de Automoción un 25% respecto a los datos de 2019 hasta situarse en 26.796 millones de euros.

Foto: El Grupo Volkswagen redujo sus beneficios un 37% pero sus entregas solo bajaron un 15%, resultados mejores de lo esperado.

Es difícil hacer previsiones en un entorno tan complicado y cambiante, pero el grupo alemán espera que sus ventas sean "significativamente" superiores a las de 2020, aunque reconoce que habrá desafíos importantes porque a la situación actual de la pandemia y a la competencia cada día más fuerte se suma la volatilidad de los mercados de materias primas y de divisas.

En cualquier caso, la empresa prevé ingresar más gracias a la venta de turismos, por lo que espera un margen operativo de entre el 5% y el 6,5% en esta división, mientras que en la división de vehículos comerciales, esta cifra se quedará ligeramente por debajo, entre un 4% y un 5,5%, aunque también incrementará sus ventas durante el año.

Seat en pérdidas

Por su parte la marca española Seat cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas operativas de 339 millones de euros en 2020, en comparación con las ganancias de 445 millones de euros contabilizadas en 2019. Este mal resultado se debe, sin duda, a la grave situación sanitaria y económica que atraviesa España desde marzo pasado y a las fuertes inversiones en el lanzamiento del Formentor. Pero la previsión que se hace desde Wolfsburg es volver a recuperar la rentabilidad de la marca este ejercicio. Se cuenta con la reapertura de los concesionarios con normalidad y la llegada de la vacunación masiva para la población.

placeholder De izquierda a derecha, Wayne Griffiths presidente de Seat, Ignacio Galán de Iberdrola y Herbert Diess del Grupo Volkswagen.
De izquierda a derecha, Wayne Griffiths presidente de Seat, Ignacio Galán de Iberdrola y Herbert Diess del Grupo Volkswagen.

Al cierre del año pasado, la compañía española registró una cifra de negocio de 9.198 millones de euros, lo que representa una disminución del 20% en comparación con los 11.496 millones de euros que ingresó en 2019. En 2020 Seat comercializó 427.000 vehículos en todo el mundo, con una reducción del 25,6% en la comparativa con las 574.000 unidades del 2019.

Pese a la caída, logró mejorar su cuota de mercado en dos de los mercados clave europeos, Alemania e Italia. En cuanto a la división Cupra, cerró el año pasado con un volumen de entregas de 27.400 unidades, lo que supuso una progresión del 11% respecto a los datos recopilados en el año precedente y mantiene la buena progresión de esta nueva división premium.

Pero sin duda la clave de Volkswagen para los próximos años pasa por la electrificación de su gama y de su negocio. En este sentido Diess destacó que ya para 2021 las ventas de vehículos eléctricos se situarán por encima del millón de unidades. El Grupo establece una hoja de ruta para el futuro basada en cuatro plataformas: hardware, software, baterías y recarga y servicios de movilidad.

Seis gigafactorías

Esta fuerte apuesta pasa por construir seis grandes gigafactorías de baterías repartidas por toda Europa, con el objetivo de reducir en un 50% el coste de estos componentes y con ello hacer más asequible esta nueva movilidad eléctrica. De estas grandes factorías de baterías ya se conocen los emplazamientos de las dos primeras: la localidad alemana de Salzgitter, que ya está operativa pero que deberá crecer su capacidad en los próximos años y una sueca en la localidad de Skelleftea. El objetitvo es contar con una capacidad total de producción de 240 GWh de baterías en 2030.

Entre estas nuevas factorías también se incluye el proyecto anunciado hace dos semanas por el propio Diess en su visita a la planta de Seat en Martorell, en colaboración con Iberdrola y con el apoyo del Gobierno. Pero aprovechó para hacer un anuncio importante, que a su juicio "el proyecto de producir modelos eléctricos y baterías en España está en un punto de partida, por lo que su ejecución dependerá de un compromiso claro por parte de la Comisión Europea".

Diess ha querido dejar claro que este importante proyecto depende del apoyo de Europa a esta factoría de baterías, o de lo contrario Volkswagen no hará coches eléctricos en España, lo que comprometería el futuro industrial de las plantas de Martorell y Landaben a medio plazo en España.

Coches
El redactor recomienda