Cómo hacer que funcione un plan de ayudas a la compra de vehículos
  1. Motor
FRACASO DE MOVES II Y RENOVE

Cómo hacer que funcione un plan de ayudas a la compra de vehículos

Debe ser un plan nacional, dilatado en el tiempo, con cuantías suficientes y fácil de solicitar

placeholder Foto: El mercado del automóvil cayó en España un 32,6% en 2020 y el comienzo del año es aún peor.
El mercado del automóvil cayó en España un 32,6% en 2020 y el comienzo del año es aún peor.

La titular del ministerio de Industria, Reyes Maroto, sigue manteniendo reuniones con el sector del automóvil para tratar de buscar apoyos con los que fortalecer un sector imprescindible para la economía española. El sector necesita planes de ayuda concretos y específicos para salvar una situación tan complicada como la que vive en estos momentos. Las ventas previstas para el mes de enero apuntan una caída del 50% respecto a enero de 2020

Pero más allá de que el sector del automóvil necesite ayuda para superar la crisis, en realidad es la sociedad la que necesita ese plan de ayudas. Lo necesita para poder rejuvenecer el parque español de vehículos, que ya está en los 13 años de media. Y también para permitir que un ciudadano pueda cambiar de coche con un precio razonable. Lo están haciendo todos los países de nuestro entorno, pero no se puede olvidar que España es el segundo fabricante europeo de automóviles y primero en lo que se refiere a vehículos comerciales. Y de ahí la importancia que para España tiene el sector de automoción del que dependen muchos miles de puestos de trabajo.

El Gobierno de España anunció en junio del pasado año unos planes de ayuda a la compra de vehículos nuevos, los Renove y Moves II, pero fueron un fracaso. Ni la manera de anunciarlos y de ponerlos en marcha, ni la forma de repartir dichas ayudas por Comunidades Autónomas, ni tampoco el plazo de vigencia o la cuantía de la ayudas fueron las necesarias. Y todo ello hizo que, tanto el Moves II como el Renove, fueran un gran fracaso.

placeholder La crisis sanitaria y económica ha puesto en serios aprietos al sector de automoción.
La crisis sanitaria y económica ha puesto en serios aprietos al sector de automoción.

Es relativamente fácil poner en marcha un plan de ayudas para reforzar el mercado del automóvil. Todos los países de nuestro entorno lo hacen y funcionan. Para que triunfe un plan de ayudas, solo hay que poner dinero, que se recupera rápidamente vía impuestos y reduciendo el desempleo. Y hay que hacerlo con una serie de premisas básicas que se le ocurrirían a cualquier persona. Lo único que hace falta es voluntad de que ese plan funcione y sirva para lo que está previsto.

Pero ¿cuáles son las claves para que un plan de ayudas funcione realmente? La primera de todas, sin duda, es no anunciarlo previamente. El anuncio se debe hacer de un día para el siguiente. Si en el mes de enero se dice que en mayo se va a poner en marcha un plan de ayudas, hasta que no llega ese plan de ayudas las ventas se hunden. Si a alguien que quiere comprarse un coche le dicen que tres meses después le van a dar dos mil euros de ayuda, nadie comprará un coche hasta dentro de esos tres meses.

Larga duración

Una segunda norma básica es que tiene que tener una larga duración en el tiempo. En España se han llegado a hacer planes que se han agotado en solo 24 horas, se había creado mucha expectación y el día que se anunciaban se agotaban todas las ayudas por la escasez de presupuesto. Eso, más que ayudar al sector del automóvil, lo que hace es ponerle un problema adicional: en solo unos días se dispara la demanda y sin embargo los días siguientes se hunde nuevamente. Un plan de ayudas tiene que ser dilatado en el tiempo, es decir por un mínimo de uno o dos años.

El tercer pilar para que sea un éxito es que sea muy fácil pedir la ayuda. Durante muchos años se han hecho en España planes de ayuda de este tipo, los sucesivos planes PIVE, que funcionaron bastante bien. La clave estaba en que el propio concesionario era el que hacía la petición ante el organismo competente. El usuario no tenía que hacer nada más que pagar menos dinero al comprar su coche y entregar un coche viejo a cambio. Y por eso funcionaron muy bien.

Foto: Automóviles aparcados en el exterior de una fábrica. (EFE)

Y sin duda el cuarto pilar fundamental para que un plan de ayudas funcione es que esté bien dotado en su cuantía. Si al comprar un coche eléctrico nos ofrecen 5000 o 6000 euros, si es una cantidad razonable, porque el sobreprecio que tiene un coche eléctrico frente a uno que contamina se puede estimar en torno a unos 10.000 euros para un coche de nivel medio.

Hay un quinto pilar básico que se puede añadir para que el plan sea efectivo al máximo, que el plan sea a nivel nacional. Es decir, que no dependa de las comunidades autónomas o de los ayuntamientos o de otros organismos. De esta forma se evita un reparto desigual de las ayudas o que cada autonomía tenga que fijar unos criterios, con la disparidad que eso conlleva. Todo esto lleva a crear confusión en los ciudadanos que, una vez que ya están dispuestos a cambiar su coche, se encuentran con que no saben cómo gestionarlo, si en su comunidad ya están operativas las ayudas, o si ya se ha agotado el presupuesto.

Son cinco normas básicas que hacen que un plan de ayudas funcione. Aunque lo que hay que analizar desde el principio es si realmente el objetivo de un plan de ayudas oficial lo que busca es fomentar las ventas de coches nuevos y la renovación del parque, apostar por coches menos contaminantes y más seguros. O simplemente decir que se está apoyando al automóvil.

Renove y Moves II

En el caso del los planes Renove y Moves II han sido un cúmulo de errores ya que no se ha cumplido ni uno solo de los pilares básicos que aseguran el éxito de un programa de ayudas. El anuncio de ambos planes se hizo en el mes de junio de 2020, mientras que hasta mediados de octubre no se pudo formalizar la primera petición de dichas ayudas.

El Plan Moves, centrado en coches menos contaminantes, se distribuyó a través de las Comunidades Autónomas. Con ello, Madrid agotó sus ayudas en algo más de una semana, casi lo mismo que Barcelona, mientras que algunas comunidades ni siquiera llegaron a implementar el plan.

Sobre que el plan tuviera una larga vigencia en el tiempo para evitar problemas de stock de las marcas y los concesionarios, la vigencia del Renove fue de solo dos meses, mientras que en cuanto al Moves fue también ese plazo, pero solo en las comunidades que lo implementaron más rápido.

placeholder La tramitación de los planes de ayuda debe ser muy fácil para asegurar su éxito.
La tramitación de los planes de ayuda debe ser muy fácil para asegurar su éxito.

Y solo queda un aspecto importante, la cuantía de las ayudas. Las del Plan Moves fueron razonables para el sobrecoste que supone un coche eléctrico o híbrido enchufable. Pero si se analizan las del Plan Renove, tenemos las causas del fracaso absoluto del plan, que solo agotó un 15% del presupuesto asignado. Las ayudas para adquirir un coche de motor térmico eran de 400 o de 800 euros, dependiendo del tipo de vehículo. A cambio había que achatarrar un coche de más de 10 años.

Ese vehículo de 10 años en un estado medio ya vale bastante más que ese dinero, sobre todo si es un modelo compacto de nivel medio o una berlina superior. Los que optaron por comprar un coche nuevo, vendieron el suyo viejo en el mercado particular o se lo regalaron a un hermano o un familiar antes que tirarlo a cambio de 400/800 euros.

Parece ser que el Gobierno está estudiando poner en marcha un nuevo Plan de ayudas a la compra de coches nuevos. Si quiere que este programa tenga éxito solo debe hacer el anuncio el día antes de que esté realmente operativo, que se aplique a nivel nacional, que tenga una cuantía razonable y con una duración de al menos un año. Y ya si hace que sea fácil de solicitar por parte de los ciudadanos, o permite que sean los propios concesionarios los que lo tramiten en nombre del cliente, el éxito del plan estaría asegurado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coches
El redactor recomienda