Máxima incertidumbre en el desbloqueo de carreteras: "Los próximos días serán clave"
  1. Motor
NO SE PUEDEN HACER PREVISIONES

Máxima incertidumbre en el desbloqueo de carreteras: "Los próximos días serán clave"

La gran nevada y la inminente helada pone en jaque a los servicios de emergencia del país. Los cascos urbanos, con Madrid a la cabeza, preocupan especialmente por su mal estado

placeholder Foto: La autovía A-23, practicable, pero afectada por la nevada. (EFE)
La autovía A-23, practicable, pero afectada por la nevada. (EFE)

Filomena ha aterrizado en España dejando instantáneas que llevábamos décadas sin ver en España. Entre otros incidentes, la borrasca ha provocado un colapso generalizado en numerosas vías de comunicación, desde aeropuertos cerrados como el caso de Barajas Adolfo Suárez hasta carreteras intransitables en las que los servicios de conservación trabajan a destajo para garantizar su viabilidad. Aunque desde el Gobierno se apunta a que la situación “ha mejorado” en las últimas horas, provincias como Madrid siguen estando en situación de colapso.

El Ministerio del Interior ha confirmado esta mañana que 716 vías continúan afectadas por la nieve, un número incluso mayor que las 657 carreteras con incidencias que se confirmaron el sábado. De ellas, este domingo se encuentran cortadas al tráfico un total de 165 vías, incluyendo la C25 de Girona, la TO 22 en Mocejón-Toledo y la A66 en Badajoz, de la red principal.

placeholder La M30, justo antes del peor momento de la gran nevada. (EFE)
La M30, justo antes del peor momento de la gran nevada. (EFE)

Por el momento, Interior no se atreve a aventurar previsiones sobre cuándo volverán a un pleno funcionamiento las carreteras. Pablo Sáez, director general Acex (Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras), llama a la paciencia, especialmente en la capital: “Con la nieve que ha caído en Madrid, se podría hablar perfectamente de ocho o diez días hasta que se arregle todo. Está claro que dependemos de las condiciones climatológicas. Si durante el día contamos con varias horas de sol, todo será más fácil”.

Una cosa es el entorno municipal y otra cosa son las carreteras que comunican las vías. Además de las propias calles, en Madrid están las aceras. Al respecto, el riesgo de caídas es importantísimo, especialmente entre la población mayor. Para decir que la situación está controlada puede pasar un tiempo”, valora el representante. Por su parte, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, indica que se está estudiando la solicitud de declaración de zona catastrófica: 6.220 operarios se encuentran ahora mismo trabajando en la capital junto a la Unidad Militar de Emergencias (UME), en 115 calles, con el objetivo de desbloquear la ciudad, además de 125 máquinas quitanieve.

“No hablamos de una carretera interurbana donde la zona de acepción es una calzada, esto lo tendremos mucho antes. Sin emabrgo, es mucho más lento arreglar el entorno municipal", señala Sáez. Fuentes del 112 aseguran a este medio que las autovías comienzan a tener al menos un carril despejado, pero que la situación general “sigue siendo mala”. El problema de estas grandes vías reside en los ramales y salidas, que están completamente bloqueadas por la nieve. “Una vez que hay tránsito en las carreteras, es mucho más sencillo aplicar fundentes y sal para evitar el hielo”, confirman desde Acex.

Foto: Evolución de las temperaturas en las últimas horas. (Windy)

Los cascos urbanos continúan siendo la mayor preocupación de los servicios de emergencia, pero la mayoría de las carreteras secundarias también se encuentran en muy mal estado: “Hay que pedir a la gente que no salga si no es necesario, que moderen la velocidad y que dejen el carril izquierdo libre para las máquinas quitanieves. Lo que ha sucedido estos días es que la maquinaría no pudo llegar a rescatar porque, sencillamente, era incapaz de pasar”, lamenta Sáez.

El bloqueo de vehículos en la calzada es un serio problema al que se enfrentan las urgencias, ya que fueron abandonados por los conductores tras quedarse atrapados por las condiciones meteorológicas. El caso más grave es de los camiones embolsados: “Muchos se han quedado en situación de tijera, donde el camión corta totalmente la calzada, y sacarlos es una odisea. Ayudar a estos convoyes es una prioridad, es lo que se hace en cada temporal y es lo que toca hacer ahora”.

El hielo, principal amenaza de las carreteras

“Todo ha sucedido según lo previsto: primero una nevada importante, en torno a 50 centímetros y luego una helada. El verdadero peligro es esta última y vendrá cuando la nieve se hiele. Eso va a suceder y contamos con ello”, señala Sáez y apela a la coordinación entre los distintos dirigentes tanto a nivel estatal como local. Esteban García, ingeniero de caminos y experto en geotecnia, explica por qué los fundentes son tan necesarios: “La sal no te impide que se acumule la nieve, para quitarla están los medios mecánicos (palas y fresas), con la sal se consigue que la nieve no hiele, porque se produce una reacción y evita la formación de placas de hielo”.

García se muestra escéptico a la hora de hablar de una solución rápida, como aventuró Martínez-Almeida, que estimó la vuelta a la normalidad de la ciudad, la más afectada por Filomena, para finales de la próxima semana. “Teniendo en cuenta que de entrada los colegios de la Comunidad de Madrid han suspendido las clases lunes y martes y que además para el miércoles se espera muchísimo frío y se va a producir muchísimo hielo... veremos si hay sal suficiente para evitarlo”, reflexiona el ingeniero. Según el Ayuntamiento, en los últimos días se han empleado siete toneladas de sal y otros 78.000 kilos de salmuera.

placeholder Uno de los vehículos con los que cuenta la flota del ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Uno de los vehículos con los que cuenta la flota del ayuntamiento de Madrid. (EFE)

“Extendido de fundentes a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde”, es la receta de Sáez para paliar la situación de las carreteras españolas, pero avisa que “el golpe que va a tener la seguridad vial no se puede resolver en dos días. “El éxito depende mucho de la climatología, pero también del gran trabajo de los operarios de conservación; se habla mucho de la UME y con razón, pero ellos están realizando una labor importantísima y doblando turnos sin descanso”.

La planificación de la campaña de invierno a nivel estatal

El Gobierno dispone de un dispositivo especial denominado Plan de Vialidad Invernal desde el 1 de noviembre de 2020 hasta el 30 de abril de 2021 para llevarlo a cabo cuando la Red de Carreteras del Estado se vea afectadas por problemas de nieve o hielo. En este proyecto, la prioridad especial va destinada a las autopistas y autovías así como a aquellas vías con mayor intensidad de tráfico y aquellas que sirvan de acceso a capitales de provincia y a poblaciones de más de 20.000 habitantes. Este plan no afecta a vías como la M30, que dependen directamente del ayuntamiento de Madrid.

placeholder Estragos de Filomena en Cataluña. (EFE)
Estragos de Filomena en Cataluña. (EFE)

La campaña invernal cuenta con una serie de medios que están siendo desplegados ante la situación meteorológica adversa que azota al país y que consta de: 1.440 máquinas quitanieves, 246.147 toneladas de fundentes, 264 plantas de salmuera y 350 depósitos con capacidad para 18,3 millones de litros de salmuera. El coste anual estimado asciende a 66,6 millones de euros y el gasto diario en torno a 370.000 euros, según desglosan desde el ejecutivo.

Al inicio de la campaña de vialidad invernal 2020-2021, la Red de Carreteras del Estado se dividió en 150 sectores, cada uno de ellos abarca del entorno de 70 km de autovías o 150 km de carretera/s convencional/es. Además, el documento atribuye la responsabilidad de desarrollar la conservación de la red de forma que permita el tránsito de vehículos en las condiciones adecuadas a la Dirección General de Carreteras (DGT) y sus órganos territoriales. Filomena pone a prueba un acontecimiento sin precedentes.

Ayuntamiento de Madrid Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico (DGT) Tráfico
El redactor recomienda