PSA y FCA, una fusión complicada que llega en el peor momento
  1. Motor
CAEN MÁS QUE LOS MERCADOS

PSA y FCA, una fusión complicada que llega en el peor momento

En España han perdido hasta noviembre 127.551 unidades vendidas y en Europa 862.929 vehículos

placeholder Foto: Uno de los activos del Grupo PSA son sus comerciales ligeros, el Berlingo fabricado en Vigo.
Uno de los activos del Grupo PSA son sus comerciales ligeros, el Berlingo fabricado en Vigo.

El grupo francés PSA y el italiano FCA tienen ya el visto bueno de la Unión Europea para su fusión. La operación tendrá algunas limitaciones impuestas por la propia Comisión Europea para asegurar la libre competencia en lo que se refiere a furgonetas ligeras, las de tipo Berlingo, que el grupo PSA fabrica en la planta de Vigo. Pero dicha fusión ya tiene el necesario visto bueno que debe ser ahora ratificado por las juntas de accionistas de los dos grandes grupos.

Con ello, ya se ha solucionado el primero de los grandes escollos para llevar a efecto esta fusión entre los dos grandes grupos, que creará un gran consorcio europeo. Y previsiblemente las juntas de accionistas no supondrán ningún problema para el acuerdo. Donde va a estar el problema es en la viabilidad de esta fusión con la situación actual del mercado del automóvil a nivel mundial y en la producción de las factorías europeas. Y España se juega mucho porque el grupo PSA tiene tres fábricas importantes en España, en Vigo, Zaragoza y Madrid.

Esta operación debería servir para que ambos grupos puedan solucionar sus problemas actuales, pero llega en un momento realmente complicado. Europa ha perdido en lo que va de año casi 4,5 millones de unidades con respecto a las fabricadas en 2019. Y esa caída también ha afectado a las ventas de coches, que en el conjunto de la Unión Europea han perdido un 25,5% de sus ventas en el acumulado de los once primeros meses del año.

Si hablamos del grupo PSA, la marca Citroën ha perdido en los 11 primeros meses del año un 37,8 % de sus ventas en el mercado español, matriculando 38.425 vehículos. En el caso de Opel, la caída de sus ventas es de un 58,2 % y solo ha matriculado 27.455 unidades hasta noviembre. Por su parte, la marca Peugeot ha reducido sus ventas en España un 35,9 % con respecto a las cifras de los 11 primeros meses de 2019, al matricular 57.414 vehículos. Solo la marca DS, su división de coches de lujo, cae menos que el mercado, un 7,3 %, al matricular 3.519 vehículos desde enero.

placeholder En la planta de Zaragoza se producen Opel Corsa, Citroën C3 Aircross y Opel Mokka.
En la planta de Zaragoza se producen Opel Corsa, Citroën C3 Aircross y Opel Mokka.

Y si hablamos del grupo Fiat, la situación no es mucho mejor. La marca Fiat baja un 42,9 % y ha matriculado 25.143 unidades, Jeep reduce sus ventas un 46,6 % y solo ha vendido 9.297 coches en todo el año 2019. Y si hablamos de Alfa Romeo, la situación es igual de mala, baja un 38,7 % y solo ha vendido 2.200 coches en los once primeros meses del año. Entre enero y noviembre la caída acumulada del mercado español es de un 35,3% respecto al mismo periodo de 2019. Y de las siete marcas que conforman el nuevo grupo, solo una, la más pequeña de todas, baja menos que el mercado.

Mercado europeo

Y si hablamos del mercado europeo las cosas no son mucho mejores. El grupo PSA con todas sus marcas incluidas cae un 31,5 % en los 11 primeros meses del año y ha perdido más de 630.000 unidades este año. De todas ellas, la marca que más cae es Opel, que ha bajado sus ventas un 43,2 %. En el caso del grupo Fiat, tampoco las cosas son mucho mejores, ya que en su conjunto cae un 28,3 % en el acumulado del año. Y eso en un mercado europeo que cae un 25,5%.

Foto: Carlos Tavares y Mike Manley firman el acuerdo de la fusión de Grupo PSA y Grupo FCA.

La fusión entre ambos grupos traerá sin duda algunas ventajas por reducción de costes para el nuevo grupo Stellantis que se creará. Pero va a ser una fusión muy complicada. Hasta ahora, la política del grupo PSA ha sido la de aprovechar la misma plataforma para hacer el máximo de coches y reducir con ello los costes. Ahí están el Opel Corsa, el Peugeot 208 y el Citroën C3, o sus equivalentes de tipo todocamino, los C3 AirCross, Peugeot 2008 y Opel Mokka. Todos ellos comparten la misma plataforma y en algunos casos también fábrica.

Lo mismo ha hecho con sus furgonetas ligeras, con el Berlingo. Este último es un excelente vehículo que se adapta muy bien a la nueva movilidad de las ciudades, para adaptarse al comercio electrónico cada día más creciente y una solución magnífica por su gran utilidad. El problema es que el Berlingo tiene como competencia más directa al Peugeot Partner y al Opel Combo, que son exactamente el mismo vehículo fabricado en el mismo sitio.

placeholder El nuevo Fiat 500 ha estrenado plataforma propia solo para vehículos eléctricos.
El nuevo Fiat 500 ha estrenado plataforma propia solo para vehículos eléctricos.

Es más, también tienen de rival al Toyota Proace City, que es un vehículo fabricado en la misma planta de Vigo, pero hecho para Toyota. Se quieren ahorrar costes en el grupo PSA, es lo mismo que buscan todos los fabricantes de automóviles. Pero también es necesaria una inversión bien hecha para posicionar cada uno de esos vehículos y sus marcas.

El grupo Volkswagen es un buen ejemplo de ello, tiene cuatro marcas distintas compitiendo en el mercado, Audi, Volkswagen, Seat y Skoda. Hace algunos productos iguales pero otros están más diferenciados. Además, una marca apuesta por unos mercados y otra marca por otros y tienen gamas de productos diferentes.

Pero sobretodo tiene la capacidad suficiente para poder ofrecer en el mercado esos vehículos diferenciados y para invertir miles de millones de euros en los próximos modelos (73.000 millones hasta 2025). El grupo Fiat tiene en Jeep una marca interesante y reconocida a nivel mundial. Una marca que tiene una gran especialización en el mundo del todoterreno. Requiere una fuerte inversión para mantenerse como una marca diferente y con personalidad, pero eso solo se hace invirtiendo mucho dinero.

Alfa Romeo

Y exactamente lo mismo ocurre con Alfa Romeo. Es una gran marca, una divisa legendaria capaz de hacer vehículos deportivos muy buenos. En la actualidad tiene el Giulia o el Stelvio que son dos productos muy buenos. Pero es una marca que solo puede sobrevivir si tiene una fuerte inyección financiera que la ponga en órbita nuevamente y le permita tener una gama completa. La marca lleva muchos años casi muerta dentro del grupo y acaba de cesar la producción del Giulietta, su modelo compacto.

Opel es una marca legendaria de origen alemán y que durante años ha centrado su imagen en la tecnología alemana, la robustez y fiabilidad de sus productos. Pero ahora es una más de las marcas francesas, con algunos coches fabricados en Alemania pero otros en España y con tecnología francesa.

Carlos Tavares, máximo responsable del grupo PSA, e impulsor de esta nueva fusión, lanzó la marca DS hace tres años con el objetivo de hacer de ella la marca premium francesa de coches. Para ello la dotó de un presupuesto suficiente para aguantar al menos diez años en el mercado e ir creciendo poco a poco, lanzando un nuevo modelo cada año y, con el paso del tiempo, ser una marca fuerte y competitiva. El problema es que ahora tiene varias marcas en las que tiene que invertir mucho dinero si no quiere que se mueran, Opel, Jeep o Alfa Romeo y la cuestión es si va a tener la capacidad financiera suficiente para poder hacerlo o si va a dejar marcas por el camino. Un futuro incierto, sin duda.

Coches
El redactor recomienda