Diez años del diseño kodo: así ha evolucionado Mazda por dentro y por fuera
  1. Motor
Del Shinari al MX-30

Diez años del diseño kodo: así ha evolucionado Mazda por dentro y por fuera

El fabricante nipón ha elevado la apuesta por la estética en la última década para ofrecer una nueva experiencia de conducción donde las formas importan tanto como el fondo

placeholder Foto: El primer vehículo 100% eléctrico de Mazda ya ha recibido un premio por su diseño. (Cortesía)
El primer vehículo 100% eléctrico de Mazda ya ha recibido un premio por su diseño. (Cortesía)

De un coche se puede decir que ruge, que atraviesa la carretera como una flecha o que serpentea por las carreteras como una libélula. Pero pocos fabricantes se atreven a afirmar que sus coches laten desde el mismo momento en que se pisa el acelerador. 'Kodo' es la palabra japonesa que define al latido, y lo hace con una connotación: un latido capaz de insuflar vida. Y esa es, precisamente, la filosofía con la que Mazda trabaja en el diseño de sus coches durante la última década. El diseño kodo, que inspira los modelos del fabricante, se ha alzado con tres galardones solo en este 2020, pero su legado ya tiene más de una década.

Fue en 2010 cuando el fabricante nipón presentó el Shinari, un prototipo en cuyas líneas maestras se adivinaba la figura de un guepardo a punto de lanzarse sobre su presa. Con los años, los modelos conceptuales de Mazda han apostado por eliminar los elementos superfluos en busca de la intensidad y la emoción. "En Japón nos gusta pensar que los artesanos infunden vida en aquello que crean. Pensamos que una forma nacida de un esfuerzo humano sincero y minucioso recibe un alma", expresaba entonces Ikuo Makeda, responsable de diseño de Mazda.

placeholder El biplaza Mazda MX-5 llevó el diseño kodo también al interior del coche. (Cortesía)
El biplaza Mazda MX-5 llevó el diseño kodo también al interior del coche. (Cortesía)

Ese cambio de tendencia llegó en 2015. Fue el año en que, tanto en los salones de automóviles como en las carreteras, el diseño kodo se ganó el reconocimiento de conductores y profesionales del sector. Fue, además, el año en que el RX-Vision mostró al mundo por dónde iba a ir el futuro de la compañía, ganando el premio al prototipo más bello durante varias ediciones, gracias a detalles como el comportamiento del espacio vacío en los paneles laterales, un lienzo en el que las luces y las sombras están en constante movimiento. Luego llegó el MX-5, que mostró esas líneas maestras en el interior del vehículo, con controles simples, poco recargados, fáciles de usar y de interpretar. Todo ello le valió para alzarse con el World Car Design Award. Otros vehículos destacados por su diseño durante esa primera etapa fueron el galardonado Vision Coupe y el 'concept car' nipón Kai.

Las nuevas generaciones

En los últimos años hemos asistido a la transición de todos esos conceptos desde el bloc de notas hasta el asfalto, asentando una filosofía cuyo 'leitmotiv' es lograr una simplicidad que permita al conductor centrarse en la carretera. Así, la firma de Hiroshima ha logrado posicionar sus vehículos, especialmente sus todocamino, en lo más alto. De hecho, los rediseños de las nuevas generaciones continúan acumulando premios. El Mazda3 galardonado en abril con un World Car Award al mejor diseño, en lo que se conoce como los Oscar de la automoción, fue el primer modelo en incorporar ese concepto de menos es más desde su fabricación tanto en el interior como en el exterior del vehículo.

placeholder El Mazda CX-30 también se ha alzado con un Red Dot en la categoría diseño de producto durante este 2020. (Cortesía)
El Mazda CX-30 también se ha alzado con un Red Dot en la categoría diseño de producto durante este 2020. (Cortesía)

Pero no es todo. Los dos nuevos miembros de la familia, el Mazda CX-30 y el MX-30 —su primer 100% eléctrico— ya se han hecho con el premio Red Dot de 2020 en la categoría de diseño de producto. De ambos modelos el jurado afirmó que "se han ganado nuestro favor no solo por su estética, sino también por ofrecer una funcionalidad sobresaliente. Con sus diseños, los ganadores crean nuevas cotas de referencia en la industria". En el caso del SUV compacto a medio camino entre el CX-3 y el CX-5, su ergonomía interior, la calidad de sus acabados, sus tecnologías centradas en el ser humano que ayudan, por ejemplo, a un control del coche más natural e intuitivo, o propulsores como el Skyactiv-X de gasolina, pero con un consumo más bajo, propios del fabricante.

El primer eléctrico del fabricante japonés, por su parte, llevando un paso más su concepto de sostenibilidad. En su interior, al utilizar todo tipo de compuestos reciclables (como las puertas, forradas de materiales elaborados a partir de botellas PET) entre los que se encuentran bioplásticos o el corcho que adorna la consola central. Y también en su exterior, buscando una estética más moderna y futurista sin perder de vista las formas típicas de kodo, como su carrocería tricolor o sus puertas de apertura 'freestyle'.

placeholder El interior del nuevo Mazda MX-30, hecho con materiales sostenibles. (Cortesía)
El interior del nuevo Mazda MX-30, hecho con materiales sostenibles. (Cortesía)

En esta década otros siete coches de Mazda han sido premiados por su estética interior y exterior: desde el Mazda6 en 2013, pasando por el Mazda MX-5 con techo de lona, el Mazda CX-3 y el Mazda2 en 2015, así como el MX-5 RF en 2017 y el Mazda3 en 2019. Un palmarés que demuestra que los diez años de diseño kodo siguen tan vigentes como el primer día.

ECBrands Diseño SUV Coches
El redactor recomienda