Aprilia RS 660, la pequeña joya que sorprende por su tecnología y rendimiento
  1. Motor
MOTOR NUEVO QUE SERÁ LA BASE DE OTROS MODELOS

Aprilia RS 660, la pequeña joya que sorprende por su tecnología y rendimiento

La nueva Aprilia RS660 está cautivando a todo el que la prueba y la marca ha replanteado al alza sus objetivos con esta moto

El terreno de las deportivas supersport es un segmento en el que Aprilia no se ha prodigado. Es un grupo que hace unos años parecía perdido frente a las grandes súper deportivas de 1.000 cc, y prácticamente abandonado por los principales fabricantes, pero poco a poco recupera el prestigio del pasado con una nueva orientación en la que tienen cabida modelos de mayor proyección y cilindrada. Sin embargo, Aprilia se ha metido de lleno en este segmento con una moto insólita en todos los sentidos, la Aprilia RS 660.

Es una moto sorprendente por planteamiento y rendimiento, tal como pudimos comprobar hace unos días en la presentación dinámica realizada en Madrid. La Aprilia RS660 cuenta con un motor bicilíndrico en paralelo de 659 cc, que consigue una potencia de 100 CV a 10.500 rpm, lo que indica su elevado rendimiento. Estamos hablando de una potencia específica de 150 CV/l. Son palabras mayores. Si a eso le añadimos sus ajustados 186 kilos de peso con todos sus llenos, nos encontramos ante una moto con enorme potencial deportivo que, en determinadas circunstancias, puede llegar a sorprender a mecánicas muy superiores.

Aprilia ha partido de un lienzo en blanco para diseñar esta moto. Es completamente nueva en todos los aspectos: moto, bastidor, electrónica… Toda la producción se ha desarrollado íntegramente en las factorías Noale, la sede de Aprilia, y Pontedera, base del Grupo Piaggio.

Destaca su elevado nivel tecnológico. Cuenta con una desarrollada electrónica que permite disfrutar de cinco modos de conducción con sus correspondientes sistemas: control de tracción –con ocho niveles de ajuste-, antiwheelie, control de deslizamiento, control de lanzamiento, y control de crucero. Los 100 CV que alcanza se ofrecen con consistencia y suavidad, es una moto de tacto agradable y respuesta progresiva, pero gracias a su gran cantidad de ajustes puedes configurarla de tal manera que en la opción más deportiva se despoja de su piel de cordero. Un comentario recurrente entre los periodistas que rodamos es saber qué sería capaz de dar de sí en un circuito, sin largas rectas, frente a las todopoderosas “mil”…

placeholder La Aprilia RS660 tiene una clara línea de inspiración deportiva muy propia de la marca.
La Aprilia RS660 tiene una clara línea de inspiración deportiva muy propia de la marca.

El chasis es revolucionario. Es autoportante, con el propio motor ejerciendo de conexión entre los diferentes componentes, aunque la apariencia de su diseño lleva a engaños y hace creer que se trata de un doble viga de aluminio, como el de las potentes RSV4 de superbike. Su corta distancia entre ejes le confiere una extraordinaria agilidad en los tramos revirados.

Las suspensiones son Kayaba, con un buen ajuste, y el amortiguador trasero, sin bieletas, ofrece suficiente progresividad sin comprometer la estabilidad ni intervenir en el rendimiento del tren trasero. Los frenos son de gran diámetro, dos discos delante de 320 mm que ofrecen una frenada impecable, con un primer toque suave y una fuerte mordiente cuando hace falta apretar con más fuerza la maneta. El ABS de última generación interviene en curva, y no es desconetable.

Tiene multitud de detalles de calidad. El equipo electrónico permite contar con faros adaptativos, y que orientan la luz en el sentido del giro. Los intermitentes delanteros están integrados en el conjunto del faro, con un detalle de calidad y estética indudable. Su aerodinámica está muy estudiada. Cuenta con una doble carrocería que crea un efecto Venturi para ayudar a evacuar el calor del motor. La nueva generación de motores trabaja a una temperatura muy elevada, por encima de 100ºC, y gracias a esa solución aerodinámica se consigue alejar el calor del piloto, mejorando su comodidad en el uso urbano, que es cuando se sufren más las altas temperaturas de los propulsores.

En marcha

Con una línea atractiva innegable, que rezuma deportividad se mire por donde se mire, era hora de subirse a ella y comprobar todo lo bueno que se dice de esta moto. La primera sensación es más que positiva: a pesar de ser una deportiva tiene una postura nada radical, la posición del cuerpo es relajada y los kilómetros, en curva principalmente, no cansan. Y la aerodinámica es muy eficaz. No hace falta aplastarse contra el depósito para protegerse del viento. Rodando deprisa, la cúpula cumple perfectamente con su labor, el cuello no se fatiga, no hay turbulencias, y los hombros no se castigan por el azote del viento.

Los mandos están bien posicionados, aunque quizás la maneta del embrague, que no es regulable, queda un poco lejos de los dedos. Pero Aprilia cuenta en su catálogo de accesorios con una maneta regulable para aquel que quiera hacerse un traje a medida. El tacto del freno es bueno. Los pedales y los reposapiés tienen medida y tacto adecuados. Y el funcionamiento del “quickshift” del cambio es ejemplar: subes y bajas marchas sin sobresaltos ni tirones.

placeholder Es una moto compacta y dinámica, que se muestra muy ágil gracias a sus dimensiones.
Es una moto compacta y dinámica, que se muestra muy ágil gracias a sus dimensiones.

El motor responde pleno desde abajo. Su curva de potencia es constante, desde muy abajo, pero es por encima de 6.000 rpm cuando empiezas a notar su verdadero tirón. Puedes estirar el motor hasta 10.500 rpm, aunque llevar el motor hasta tan arriba no es el uso que le daremos en el día a día. Porque, esta es una moto para el día a día también. Su faceta deportiva está a la vista por su rendimiento en términos de potencia, pero tiene una versatilidad tal que se hace fácil su uso a diario. No hace falta “vestirse de romano” para disfrutar con la RS 660.

Gracias a la electrónica puede conseguir disfrutar de más de una moto. En el modo Commute permite aprovechar el motor de un modo más amplio, capaz de responder con eficiencia a bajo régimen, entre coches, como una ciudadana ejemplar. Quizás puede resultar exagerado decirlo, pero probablemente la Aprilia RS660 esté marcando un nuevo camino a seguir en el segmento supersport.

Precio ajustado

Lo sorprendente es que Aprilia ha puesto a la venta la RS 660 a un PVP de 11.350 euros, una cifra muy por debajo de las supersport de la competencia –mil euros menos que la Kawasaki ZX-6R, por ejemplo-, pero con un equipamiento digno de motos muy superiores en potencia y precio. El paquete tecnológico de la Aprilia RS 660 está al nivel de motos de más de 20.000 euros.

Es una apuesta a largo plazo, porque el motor RS660 va a servir de base para una nueva generación de motos de Noale, que tendrán continuidad a finales de 2021 con la llegada de la esperada trail Tuareg, un nombre mítico dentro de la marca que se recupera con esta base técnica.

¿Es arriesgada la apuesta de Aprilia? No lo parece. A pesar de la compleja situación derivada de la pandemia, la respuesta que ha obtenido Aprilia en la puesta a la venta de este modelo ha sido espectacular. Tanto que el objetivo inicial que se habían marcado con este modelo, vender 800 unidades, va a tener que ser revisado al alza. Por algo será.

Tecnología