Así es el 'gran hermano' de la DGT: el radar multicarril que todo lo multa
  1. Motor
MÁS HABITUAL DE LO QUE PENSAMOS

Así es el 'gran hermano' de la DGT: el radar multicarril que todo lo multa

Los radares están a la orden del día en nuestras carreteras, con el objetivo de 'cazar' a los conductores irresponsables que no quieren cumplir con la normativa al volante

Foto: Radar de tráfico en acción.
Radar de tráfico en acción.

Los radares se han convertido en la principal estrategia de la Dirección General de Tráfico (DGT) para tratar de 'cazar' a los infractores al volante. Las estadísticas son claras: el exceso de velocidad y las distracciones al volante son las principales causas de muerte en nuestras carreteras. Por esa razón, desde Tráfico se trata de vigilar cada vez de manera más exhaustiva a los conductores que no cumplen con las normativas y, por ello, el número de radares incrementa año tras año en nuestras vías, especialmente en las convencionales que es donde se suceden el mayor número de accidentes mortales.

Como bien sabemos todos, la DGT cuenta con numerosos y muy diferentes métodos para el control de velocidad: desde los clásicos radares fijos, a los cada vez más habituales radares de tramo, pasando por los Pegasus, los drones o, incluso, las furgonetas camufladas. Pero, sin duda, los puntos de control de la velocidad que más hacen temer a los conductores son los radares móviles, aquellos incapaces de ser localizados por el usuario de la vía y que pueden cogernos desprevenidos en cualquier momento. Pero dentro de ellos, existe una categoría especial: los radares multicarril.

Foto: Radar de tráfico en acción.

Se trata de una serie de radares que controlan mucho más que el carril en el que están instalados. Estamos acostumbrados a que un radar solo controla una zona muy concreta de la carretera y, por ello, o bien adecuamos la velocidad de nuestro vehículo cuando nos encontramos en su proximidad o, incluso, los hay que se alejan de su radio de acción para evitar la multa. Pero los radares multicarril, como su nombre indica, son capaces de cazar a cualquier infractor: no en vano, pueden controlar entre cuatro y seis carriles al mismo tiempo en ambos sentidos, por lo que son considerados como el 'gran hermano' de nuestras carreteras.

Posiblemente, dentro de esta categoría el radar más efectivo que tiene la DGT sea el famoso Veloláser, el radar indetectable: mide 50 centímetros y se trata de un aparato muy versátil, pudiendo colocarse sobre un trípode o en el lateral de un coche de la Guardia Civil; además, puede ser trasladado rápidamente, lo que da lugar a que el mismo aparato esté en varios lugares de la misma carretera en un mismo día. Pero hay que tener en cuenta que se trata un radar relativamente nuevo y que tampoco prolifera nuestras carreteras.

Por ello, posiblemente el cinemómetro más efectivo de la DGT sea el conocido como Multaradar CD pues, no en vano, es uno de los radares más utilizados por la DGT. Funciona tanto de día como de noche, es eficiente a temperaturas entre -20 y 60°C, tiene capacidad para almacenar hasta 40.000 fotos y registra velocidades entre 20 y 300 km/h. Pero, además, es capaces de distinguir el tipo de vehículo para aplicarle las restricciones pertinentes y, además, puede multar otras irregularidades, como no haber pasado la ITV o no tener el seguro en regla.

(EFE)
(EFE)

En la actualidad, la DGT cuenta con más de 800 cinemómetros de este estilo en nuestras carreteras y su principal característica es la gran versatilidad que ofrecen. De hecho, pueden ser instalados tanto en una cabina como en un trípode o dentro de un vehículo, por lo que podemos encontrarlo como radar fijo o como radar móvil. En España, la legislación solo le permite controlar seis carriles al mismo tiempo, mientras que en otros países es apto para vigilar hasta nueve. Eso sí, en nuestras carreteras puede usarse en ambos sentidos al mismo tiempo: su gran capacidad fotográfica permite discernir perfectamente al vehículo infractor, captando su matrícula y la cara del conductor con absoluta nitidez.

Hay que tener en cuenta que, a pesar de nuestros recelos, España no es de los países de Europa que más radares tienen. En realidad no es importante saber el número de punos de control, sino cuántos radares hay por cada 1000 km², lo que nos ofrece una comparativa real con todos los países. Teniendo esto en cuenta, Bélgica es el país de Europa que más radares tiene por cada 1.000 km², con 67,6; le siguen Malta (66,5), Italia (33,8), Gran Bretaña (31,3), Austria (15,4), Alemania (12,8), Francia (6,3) y Suecia (3,8), apareciendo España en novena posición, con 3,4. En 2021 seguiremos teniendo más radares, pero aún nos encontramos muy lejos de otros países europeos.

Dirección General de Tráfico (DGT) Coches
El redactor recomienda