Bolide, la última locura de Bugatti con 1.850 CV de potencia
  1. Motor
RELACIÓN PESO/POTENCIA DE UN FÓRMULA 1

Bolide, la última locura de Bugatti con 1.850 CV de potencia

Con una relación peso/potencia de 0,67 kg/CV está pensado solo para rodar en un circuito

placeholder Foto: Bugatti Bolide, de momento un concept que podría llegar a fabricarse en serie limitada.
Bugatti Bolide, de momento un concept que podría llegar a fabricarse en serie limitada.

Lo último de la exclusiva marca Bugatti es el Bolide, un espectacular hiperdeportivo con el motor de 16 cilindros con su geometría en W que desarrolla 1.850 caballos. Gracias a la ligereza del vehículo, proporciona una relación peso/potencia sin precedentes en el mercado, de 0,67 Kg/CV, similar a la que proporciona un monoplaza de la Fórmula 1. Es el tercer modelo de Bugatti en su nueva era, tras el Veyron y el Chiron.

El Bolide es un concept que representa la última locura de la marca Bugatti. Es un concepto de un vehículo extremo, el más rápido y ligero de la historia de la marca. Combina el motor más potente fabricado por la marca francesa en su historia, con 1850 caballos, junto con un peso de solo 1200 kilos. Todo ello permite alcanzar unos valores de relación peso/potencia similares a los de la Fórmula 1. Su velocidad máxima se sitúa por encima de los 500 km/h y según anuncia la marca, todo esto es posible sin que el vehículo pierda su manejabilidad y su agilidad máximas.

Este Bugatti Bolide es la respuesta de la marca a la pregunta de cómo se podría representar en su forma más pura el potente motor de 16 cilindros como un símbolo técnico de la marca. Y es que este coche representa los aspectos básicos de un coche, es decir cuatro ruedas, motor, caja de cambios, volante y dos asientos. "Sentarse a los mandos del Bolide es como cabalgar sobre una bala de cañón", explicaba el presidente de la compañía, Stephan Winckelmann, durante su presentación.

placeholder El `puesto de conducción del Bolide, entre un turismo y un coche de carreras.
El `puesto de conducción del Bolide, entre un turismo y un coche de carreras.

Todo el vehículo ha sido desarrollado en torno al motor, e incorpora las cuotas mínimas de carrocería necesarias para poder decir que es un coche. Desde la nueva etapa de Bugatti, a principios del siglo XXI con su integración en el grupo Volkwagen, el Bolide es el tercer modelo de la marca Bugatti, tras el Veyron y el Chiron.

El centro neurálgico del vehículo es su motor de 16 cilindros, que proporciona 1.850 caballos de potencia y un par de 1.850 Nm. Es un vehículo pensado solo para una utilización de circuito y por ello no está homologado para rodar en carreteras abiertas al tráfico.

Su monocasco es muy ligero y está construido en carbono. El Bolide tiene una altura de 995 mm, es decir exactamente la misma que el histórico Bugatti Type 35. Su sistema de apertura de las puertas se hace hacia arriba y se accede a un interior bastante amplio, ya que se pueden dar cabida dos personas de hasta dos metros de altura, según las informaciones facilitadas por la marca.

placeholder Un hiperdeportivo inspirado en los coches que participan en las 24 Horas de Le Mans.
Un hiperdeportivo inspirado en los coches que participan en las 24 Horas de Le Mans.

Es un coche inspirado en las 24 Horas de Le Mans y por ello sus dimensiones son más parecidas a las de un coche de carreras de Resistencia, más que de un deportivo biplaza. Su capacidad de aceleración también se acerca a la de un coche de competición, ya que acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,17 segundos mientras que los 200 km/h los alcanza en 4,7 segundos. Y para conseguir 500 km/h solo necesita 33 segundos, lo que requiere un coche normal para recorrer el kilómetro partiendo de cero.

En cualquier caso no parece probable que este coche vea la luz verde en el grupo Volkswagen como un vehículo de competición para participar oficialmente en las 24 Horas de Le Mans. Otra cosa muy distinta es que la marca siga adelante con su desarrollo para ofrecer un vehículo con el que sus clientes puedan disputar carreras y entre ellas las míticas 24 Horas de Le Mans.

Coches
El redactor recomienda