Seat León TDi, el compacto ideal para hacer muchos kilómetros
  1. Motor
PRUEBA SEAT LEÓN 2.0 TDI 150 CV DSG FR

Seat León TDi, el compacto ideal para hacer muchos kilómetros

Con un magnífico motor diésel de 150 caballos y un comportamiento dinámico muy deportivo

Seat lanzó durante la pandemia su nuevo León, un vehículo del segmento compacto cargado de novedades, con mucho equipamiento tecnológico, pero que destaca sobre todo por un comportamiento dinámico excelente que le posiciona un escalón por encima de sus rivales. Un coche que se ofrece con una amplia gama de versiones de gasolina, diesel, de gas natural y que pronto tendrá también variantes híbridas enchufables. La versión que hemos probado es la variante diesel de 150 caballos con el acabado FR, el coche ideal para los que necesitan hacer muchos kilómetros de forma rápida y con un consumo ajustado.

Poco a poco los diesel están reduciendo su cuota de mercado, como consecuencia de la campaña en su contra lanzada hace meses. Pero la realidad es que la última generación de modelos diesel ofrece un importante ahorro en el coste de utilización, incluso tras el aumento del impuesto al gasóleo anunciado ayer. También permiten una notable reducción de emisiones de CO2 respecto a las versiones de gasolina equivalentes. Este León incorpora el sistema más avanzado para eliminar los óxidos nitroso gracias a la doble adición de AdBlue en el escape. Y en cuanto a emisiones de CO2, es entorno a un 20 % menor que la de un coche equivalente de gasolina.

El nuevo León supone un importante salto en cuanto a calidad respecto a la anterior generación. Solo hay que abrir la puerta de acceso, ver su salpicadero, su cuadro de instrumentos digital o su gran pantalla central para darse cuenta que este nuevo León es mucho más que una renovación del anterior. La clave de todas estas mejoras, y muchas más, es el empleo de la nueva plataforma MQB Evo, que supone un notable paso adelante. Sobre todo se aprecia en su dinamismo por su mayor rigidez y ligereza, lo que contribuye a ese comportamiento más deportivo.

placeholder Puesto de conducción muy completo
Puesto de conducción muy completo

También influye en su dinamismo que esta versión que hemos probado con el acabado FR de enfoque más deportivo incorpora el DCC por sus siglas de Dynamic Chasis Control. Este equipamiento permite un ajuste de las suspensiones en función del modo de conducción seleccionado.

A través del Drive Select el conductor puede elegir entre diferentes modos, eco Comfort o Sport a los que se añade uno más, el Individual. Lo más importante es que si lo normal es que se puedan seleccionar tres durezas de suspensión diferentes, las equivalentes a Eco, Comfort o Sport, en este caso hay hasta 15 posibilidades diferentes, ya que entre cada una de ellas se ofrecen opciones intermedias. Con ello se consigue una selección mucho más precisa de cómo queremos ajustar nuestro coche para poder circular.

Hablando de nuestra prueba, hemos podido ir probando los diferentes modos y yo diría que los que están por encima del Sport resultan demasiado duros y secos en sus reacciones, lo que hace perder confort. Aunque quizá se pueda ganar algo de dinamismo, mayor velocidad de paso por curva etc. Desde mi punto de vista los modos a seleccionar podrían ser el Sport, si queremos rodar más rápido, o el modo confort o incluso el eco si queremos hacer una conducción tranquila y de paso ahorrar carburante. Es decir para el uso diario Eco o Comfort y para el día que queremos disfrutar de la conducción el modo Sport.

150 caballos

En este sentido esta variante TDI con el motor 2 litros de 150 caballos (aunque también hay una variante diesel de 115 CV) combina lo mejor de dos mundos. Por un lado ofrece agilidad de marcha, y casi yo diría hasta deportividad, gracias a que su motor es brillante, ofrece mucho par desde pocas vueltas. Con ello es un propulsor muy elástico, que tampoco exige pisar mucho el acelerador para conseguir unas prestaciones elevadas. Pero lo que marca la diferencia con respecto a uno de gasolina similar es que en este caso su consumo es muy ajustado. El valor homologado es de 4,6 litros cada 100 km según el ciclo WLTP. Pero es que no sube mucho aunque queramos conducir más deprisa. Lo normal es estar haciendo un consumo de 5 litros circulando por carretera dentro de los márgenes legales.

placeholder Muchas ayudas a la conducción
Muchas ayudas a la conducción

Su conducción es muy agradable. La dirección ofrece un tacto muy bueno, es progresiva y transmite perfectamente todo lo que está pasando en la carretera, incluso cuando estamos rodando muy deprisa, algo por cierto no muy razonable. Si circulamos normal podremos disfrutar de esos consumos que marcan la diferencia con respecto al modelo de gasolina.

La caja de cambios es de doble embrague, una DSG de siete marchas que combina perfectamente con este propulsor diesel de 150 caballos. Es rápida cuando funciona en modo automático y con las levas del volante podremos tener algo parecido a un cambio manual, por su rapidez de reacciones, pero sin el engorro que supone tener que pisar el embrague. Sobre todo cuando estamos en un atasco o cuando se trata de rodar en ciudad manteniendo esos 50 km/h, que dentro de poco pasaran a ser de 30 km/h.

Foto: El León e-Hybrid, se convierte en el primer híbrido enchufable de Seat.

El Seat León es la pieza clave de la marca española en los mercados internacionales. En España, el León lleva años siendo el líder del mercado, y lo es incluso cuando cambia de generación, porque parece que los usuarios el mismo día que dejan de comprar el modelo viejo se pasan directamente al nuevo. Saben que es una garantía, que mantiene los estándares y que cada vez es más tecnológico, más dinámico y todo ello con un precio bastante razonable.

Hay versiones de acceso de 115 caballos tanto en diesel, gasolina, pero sin duda los 150 caballos de esta versión que hemos probado o los de la variante TSi de gasolina son una opción muy equilibrada para un usuario medio que busca un gran coche compacto, seguro y muy bien equipado.

La versión que hemos probado en esta ocasión es la variante de carrocería compacta, de cinco puertas, pero es que por 1.100 euros más tenemos disponible la opción con carrocería familiar. En este caso se gana mucho en versatilidad, en espacio de carga, con un volumen de maletero que supera los 620 litros. Si necesita mucho espacio en el maletero, versatilidad y quiere un consumo ajustado, el León Sportstourer puede ser una buena alternativa.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros en linea

Potencia máxima: 150 CV a 3.000 rpm

Par máximo: 360 Nm desde 1.600 rpm

Cilindrada: 1.968 cc

Combustible: gasóleo

Velocidad máxima: 218 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 8,6 segundos

Caja de cambios: automática de doble embrague de 7 marchas.

Tracción: Delantera

Consumos homologados WLTP en ciclo combinado 4,6 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,37 x 1,81 x 1,44

Capacidad maletero: 380 litros.

Peso en vacío: 1.430 kg.

Precio: desde 30.500 euros.

Gasolina
El redactor recomienda