VENTAS, PRODUCCIÓN Y REPARACIÓN EN ESPAÑA

La automoción española perdió 19.800 empleos en el tercer trimestre

Pese al crecimiento de las ventas de turismos y vehículos comerciales en Europa en septiembre

Foto: La planta de producción de Mercedes en Vitoria reducirá sur producción hasta final de año.
La planta de producción de Mercedes en Vitoria reducirá sur producción hasta final de año.

El sector del automóvil perdió 19.800 empleos en el tercer trimestre del año como consecuencia de la crisis comercial que atraviesa el mercado español de vehículos, con las ventas cayendo un 38,3% desde enero. También contribuye a este resultado negativo la reducción de matriculaciones en los principales mercados europeos, hacia donde se dirigen mayoritariamente los vehículos fabricados en España.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa publicada por el Instituto Nacional de Estadística, el sector español del automóvil perdió 19.800 puestos de trabajo en el tercer trimestre con respecto a las 560.300 personas empleadas en el mismo periodo de 2019. Estas cifras son globales y corresponden, no solo a la fabricación de coches en las 17 plantas españolas, sino también a la venta y reparación de vehículos. Con todo ello el descenso en el número de empleos se sitúa en el 3,5 % con respecto a las cifras de igual periodo de 2019.

Estos resultados negativos son consecuencia de la grave crisis que atraviesa el sector de automoción como consecuencia de la pandemia. Por lo que se refiere a producción de vehículos en España, en los nueve primeros meses se han fabricado 1,53 millones de vehículos. Esta cifra supone un descenso del 27,7 % respecto a la producción en los nueve primeros meses de 2019. Y si hablamos de matriculaciones en España, en el número de vehículos matriculados en el acumulado hasta septiembre fue de 595.435 unidades. Es decir, un desplome del 38,3 % en la comparativa interanual.

Europa crece

Sin embargo, estas cifras contrastan con las logradas en el mes de septiembre que, en el conjunto de la Unión Europea, supusieron un crecimiento de las ventas de turismos de un 3 %. De esta forma, el mes de septiembre se rompió la tendencia negativa y fue el primer mes que cierra en positivo de todo el año 2020.

Eso mismo ha ocurrido con la venta de vehículos comerciales que han experimentado un fuerte crecimiento, del 14,5 %, último mes contabilizado. También hay otro dato muy positivo y es que el superávit comercial del sector del automóvil en España logró el pasado mes de agosto un nuevo récord.

Todo ello hace pensar que lo peor de la crisis ha podido pasar, al menos en el conjunto de la Unión Europea, donde ya se dan cifras de crecimiento. Sin embargo, en España todavía los resultados son muy negativos, con una caída de las ventas en el mes de septiembre de un 13,5 %, que mantiene la racha a la baja.

El empleo de este sector de automoción, en el más amplio sentido de la palabra, depende directamente de la confianza de los ciudadanos. Y si en Europa hay un cierto optimismo pese a la gravedad de la situación, en España las cosas pintan peor. Sobre todo cuando el Gobierno acaba de aprobar una subida del impuesto del diesel y cuando, si no se soluciona a tiempo, a partir del próximo 1 de enero el 50 % de los coches sufrirán un incremento en su precio como consecuencia del aumento del Impuesto de Matriculación.

El apoyo al sector de automoción, del que tanto habla el Gobierno, debería concretarse con medidas que permitan mejorar las ventas y con ello retirar de la circulación los coches más viejos. Pero con la llegada de nuevos impuestos, como el del diesel o el de Matriculación, es difícil que la confianza aumente.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios