GRACIAS AL ‘EMISOR JANO’ Y SIN ELECTRICIDAD

Investigadores coreanos hallan la forma de enfriar el interior de un coche aparcado al sol

Se trata de un dispositivo que utiliza propiedades únicas para enfriar pasivamente los espacios cerrados

Foto: El emisor Jano saca el calor al exterior (pintado en azul). Foto: Young Min Song/GIST
El emisor Jano saca el calor al exterior (pintado en azul). Foto: Young Min Song/GIST

Abrir la puerta de un coche aparcado al sol en verano puede ser una tarea peligrosa por las altas temperaturas acumuladas dentro del habitáculo. Ante ello, científicos de Corea del Sur afirman haber desarrollado un dispositivo que puede absorber todo este peligroso calor sin necesidad de estar conectado.

Bajo el nombre de 'emisor Jano' o JET, investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Gwangju (GIST) han desarrollado un objeto hecho de una pila de cuarzo, plata y capas finas de un polímero de silicona, llamado polidimetilsiloxano, que puede poner fin a este problema.

En un estudio, publicado en la revista científica 'Science Advances', sostienen que cada lado del JET utiliza propiedades únicas para enfriar pasivamente los espacios cerrados. El fondo absorbe un amplio rango de radiación térmica de espacios estrechos, como un coche caliente, y expulsa la energía de vuelta a la atmósfera desde la parte superior.

Liberación de calor al exterior

"Al separar las características de la radiación de las superficies superior e inferior con base en plata metálica que refleja fuertemente la luz solar (más del 90%), la superficie inferior absorbe el calor en un espacio cerrado y libera el calor absorbido a través de la superficie superior. Por eso fue nombrado el emisor de Jano en honor a Jano, el dios de dos caras en la mitología romana", escriben los autores.

Se puede crear un "efecto invernadero" dentro del coche que puede llevar a temperaturas tan altas como de 80 grados

Los investigadores explican que, en los interiores de los coches, la luz del sol pasa fácilmente a través de las ventanas de un vehículo, pero el problema de esta radiación térmica es que una vez que entra, no puede volver a salir.

Esto crea un "efecto invernadero" dentro del coche que puede llevar a temperaturas tan altas como de 80 grados, con el consiguiente riesgo, sobre todo para niños y ancianos, de insolación e hipertermia.

13 grados menos

Sin necesidad de electricidad, el equipo afirma que el 'emisor Jano' puede bajar la temperatura dentro de un vehículo en más de 13 grados. Añaden que su dispositivo puede ser el punto de partida para que los fabricantes construyan techos de vehículos que absorban toda esta radiación solar y la expulsen de los coches aparcados.

"Nuestro trabajo es el primero en abordar la refrigeración por radiación pasiva para espacios cerrados y esperamos que cree un efecto dominó que refuerce la investigación en este campo", explica Young Ming Song en declaraciones recogidas por Study Finds.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios