Lexus LC500 Cabrio, placer de cinco estrellas en un espectacular descapotable
  1. Motor
RECORREMOS 300 KM ENTRE SEVILLA Y MÁLAGA

Lexus LC500 Cabrio, placer de cinco estrellas en un espectacular descapotable

Un espectacular descapotable con motor V8 de 477 caballos y la tecnología más avanzada

Lexus lanza al mercado español el LC500 Cabrio, un espectacular descapotable de cuatro plazas equipado con un potente motor V8 de 477 caballos. Un coche de ensueño del que solo está previsto vender en España 20 unidades en todo el año 2021, dos de ellas de la variante más exclusiva, el Regatta Edition. Con el Lexus LC500 Cabrio hemos podido hacer una primera toma de contacto en un recorrido de 300 kilómetros entre Sevilla y Málaga. Una experiencia difícil de superar por el vehículo y por el recorrido.

En los tiempos que corren, con la pandemia del coronavirus alterando la normalidad, un recorrido entre las dos ciudades andaluzas a bordo de un súper coche como este es una gran experiencia. Y si además el tiempo acompaña, como en esta ocasión con buena temperatura y el cielo nublado, resulta un viaje espectacular.

Todo en el LC500 Cabrio es especial, su exterior, el morro afilado, su trasera con unos grupos ópticos en acabado negro. La experiencia se completa con un interior cuidado hasta el mínimo detalle. El botón para abrir o cerrar la capota queda escondido bajo una tapa por detrás de la palanca de cambios. Con solo presionar un botón, en menos de 15 segundos, tendremos ante nosotros una nueva experiencia: disfrutar de la conducción a cielo abierto. Y eso con el valor añadido del sonido de un propulsor V8 es algo muy especial.

placeholder La caravana de Lexus LC500 Cabrio en una parada intermedia del recorrido.
La caravana de Lexus LC500 Cabrio en una parada intermedia del recorrido.

El puesto de conducción destaca por un cuadro de instrumentos con un gran reloj central como cuentavueltas. En realidad es una pantalla que va cambiando de aspecto según el modo de conducción seleccionado, pero que tiene un círculo exterior para recordar los clásicos cuadros analógicos con sus correspondientes relojes.

El selector de modos de conducción va situado en una posición un poco extraña. O al menos diferente, aunque muy fácil de usar. En la pantalla superior que protege al cuadro de instrumentos tenemos a la derecha un botón giratorio, con sus diferentes posiciones. Hacia arriba los modos más deportivos, Sport y Sport+ y otras dos posiciones hacia abajo, Confort y Eco. Y si pulsamos el botón, entonces tendremos el modo intermedio de utilización.

Si activamos el modo confort todo se ajusta en busca de una conducción más tranquila, relajada y muy cómoda, mientras que en el más deportivo, el "Sport +", se desconectan en parte las ayudas a la conducción y el coche se hace algo más juguetón y divertido. Pero siempre se mantienen esas ayudas operativas y si la situación se complica aún más el vehículo tomará medidas para reducir riesgos.

En cualquier caso tenemos un coche divertido y seguro con el que podemos hacer una conducción normal o una más deportiva. Pero gracias a su impresionante motor V8 se puede en alguna ocasión disfrutar al máximo. Normalmente, circulamos por debajo de las 2.000 vueltas, lo que gracias a su caja cambios de 10 marchas y desarrollos largos permite ir muy deprisa, sobre los 140 km/h.

placeholder Conducir el LC500 Cabrio con el techo abierto por una carretera de segundo orden es un verdadero placer.
Conducir el LC500 Cabrio con el techo abierto por una carretera de segundo orden es un verdadero placer.

Solo hay que presionar fuerte el acelerador y el propulsor V8 empieza a rugir, se reducen varias marchas y el coche empieza a demostrar toda su furia. O también se pueden usar las grandes levas en el volante para quitar marchas. Estos cambios manuales son muy rápidos. De hecho podemos estar rodando en la décima marcha a 100 km/h con una conducción muy tranquila y si presionamos la leva izquierda en el modo Sport se puede poner directamente en quinta o incluso en cuarta para conseguir el máximo empuje.

Su motor, un V8 atmosférico, es magnífico. Es el concepto de un motor delicioso, con mucho par en todo el espectro de utilización, que está siempre ahí ofreciendo todo el par necesario. Si se hace una conducción normal no pasará de las 2.000 o 2.500 revoluciones. Pero si le apretamos el acelerador, o con el cambio en modo manual, tendremos la oportunidad de comprobar que se estira hasta las 7.000 vueltas.

Entonces, el LC500 Cabrio se convierte en un verdadero escándalo: un motor que sigue empujando hasta las 7.000 vueltas y que lo hace con un sonido espectacular. En este sentido, hay que destacar que el sonido es natural, no como en otros coches similares copn potenciadores del sonido. Solo se ha optimizado con unas conducciones para que llegue mejor ese sonido a sus ocupantes.

Solo motor V8

El caso del LC500 Cabrio es único dentro de la gama de Lexus ya que solo este modelo dentro de toda su oferta comercial, no se ofrece con una mecánica híbrida. Hasta la variante con carrocería cupé de la que deriva este modelo, el LC500, si cuenta con una versión híbrida. En este caso su potencia combinada es de 359 caballos, que provienen de los 299 caballos de su motor de seis cilindros en V y el propulsor eléctrico de 180 caballos. Aunque también está disponible el LC500 Coupé en una variante con el mismo motor V8 que equipa al Cabrio.

placeholder Lujoso interior con un acabado en piel de primera calidad.
Lujoso interior con un acabado en piel de primera calidad.

El comportamiento dinámico de la versión descapotable es muy bueno, proporciona una buena rigidez torsional, muy similar a la de la versión con carrocería cupé. Además, tiene un centro de gravedad muy bajo, y eso hace que tenga la mejor dinámica de marcha. Ya sea en el modo confort o incluso el Eco, sus suspensiones son bastante firmes y aseguran un agrado máximo al volante.

Y si queremos disfrutar al máximo, y tenemos buenas manos al volante, con el modo Sport + tendremos una verdadera joya de cuatro ruedas. Porque acelerar fuerte al salir de una curva y notar cómo se desliza la parte trasera, ver cómo el coche se transforma y se hace ma´s juguetón es un verdadero placer.

Hay que hablar de su habitáculo. Es un cuatro plazas, pero en realidad podríamos decir que es un 2+2. Las traseras son bastante justas, menos amplias que las delanteras. Lo que no es tan positivo es su maletero. Solo tiene 149 litros según el valor homologado. Además es bastante complicado de utilizar, y lo más razonable es llevar uno o dos "trolley" en esa zona del maletero. Por ello, en algunos casos los asientos traseros son los que se utilizarán para llevar algo más de equipaje, o unos palos de golf, por ejemplo.

Foto: El UX300e será el primer coche eléctrico de Lexus y llegará al mercado en 2021.

Por lo que se refiere a sus dimensiones, este nuevo Lexus mide 4,77 metros mientras que su anchura es de 1,92 metros. Tiene un diseño elegante, sin estridencias, en el que destaca su gran capó delantero, necesario para albergar el propulsor V8. No recurre llantas de colores o a grandes escapes. Tan solo un frontal afilado, un lateral muy estilizado y una capota de lona marcan su estilo clásico y elegante.

Este es un detalle diferenciador frente a algunos de sus rivales que recurren a un techo metálico. En este caso es de lona, pero aísla perfectamente del ruido exterior. Es más, el sonido del motor V8 se aprecia muy bien con el techo abierto, pero cuando vamos con la capota puesta queda más diluido. Esta capota de lona se quita o se pone en solo 15 segundos y se puede hacer dicha operación con el coche en marcha.

En principio sólo llegarán a España 20 unidades en su primer año completo, 2021. Además, habrá dos unidades para el mercado español de la variante Regatta Edition, una serie limitada en color azul y con tapicería de color blanco cuyo precio se incrementa en 10.000 euros. En cuanto al precio recomendado para España del LC500 Cabrio es de 155.000 euros.

Coches Lexus Málaga Sevilla
El redactor recomienda