CON DOS PLAZAS Y 863 LITROS DE CAPACIDAD

El Suzuki Jimny se transforma en un comercial ligero

Vehículo todoterreno con marchas reductoras y dimensiones reducidas ideal para algunos profesionales

Foto: El Suzuki Jimny comercial ligero tiene sus ventanillas traseras opacas.
El Suzuki Jimny comercial ligero tiene sus ventanillas traseras opacas.

Suzuki ha desarrollado una variante de su todoterreno Jimny como un vehículo comercial ligero para lo cual se ha transformado su habitáculo con dos plazas y un amplio vano de carga, lo que permite adaptarse a las necesidades de los profesionales. Ofrece un vehículo todoterreno de dimensiones reducidas pero con un amplio volumen de carga y con unas capacidades off-road que le hacen casi imparable en las condiciones más adversas.

Cuando la marca japonesa lanzó el Jimny hace tres años, se creó una verdadera revolución dentro del mercado de los vehículos con capacidades todo terreno de verdad, pero al mismo tiempo de precio accesible. Suzuki, un gran especialista de los vehículos pequeños pero también de los modelos pensados para una conducción off-road, consiguió con el Jimny el modelo definitivo. Un vehículo que, por cierto, ha muerto de éxito en el mercado español.

Y es que su precio muy ajustado y sus buenas capacidades todoterreno le hacían una opción interesante para todos los que buscan un coche con el que moverse por la naturaleza. Pero la normativa anticontaminación impuesta por la Unión Europea hizo que este modelo solo se haya mantenido dos años en el mercado y que ya esté fuera de catálogo. La razón es que cada unidad vendida suponía aproximadamente unos 6.500 € de multa por el exceso de emisiones de CO2.

Su distribución del habitáculo es de un dos plazas con 863 litros de capacidad en el vano trasero.
Su distribución del habitáculo es de un dos plazas con 863 litros de capacidad en el vano trasero.

Sin embargo la marca japonesa ha desarrollado una variante exactamente igual en cuanto a su mecánica que el Jimny, pero pensado como un vehículo comercial ligero que tiene una normativa menos estricta. Ofrece el mismo comportamiento, verdaderamente de uso off-road, que buscan muchos profesionales pero con un precio muy ajustado.

La diferencia con respecto al turismo de cuatro plazas, este comercial ligero tiene su parte trasera completamente transformada. Si la versión de cuatro plazas, al plegar los dos asientos posteriores tiene una capacidad de carga de 830 litros, en este caso al no tener esos asientos consigue aumentar su capacidad en otros 33 litros adicionales. Además, es mucho más práctico porque lleva un separador de la carga lo que hace que aumente la seguridad para los dos ocupantes del vehículo.

A lo que no se renuncia es a la seguridad. Y es que esta versión comercial ligera está equipada con las mismas medidas de seguridad que la versión de pasajeros. Estas incluyen el control predictivo de frenada con freno automático para evitar colisiones, control de descenso y de retención que facilita la conducción en rampas muy empinadas. E igualmente añade el e-Call o función de llamada de emergencia en caso de accidente. También su motor ha permanecido alterado, un alegre propulsor de gasolina de 1,5 litros de cuatro cilindros. Proporciona una potencia de 102 caballos, lo que permite mover con alegría un modelo como este cuyo peso en orden de marcha supera ligeramente los mil kilos.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios