Honda e, un coche ideal para moverse por la ciudad con estilo
  1. Motor
PRUEBA HONDA e ADVANCE 154 CV

Honda e, un coche ideal para moverse por la ciudad con estilo

Con motor de 136 o 154 CV y 222 km de autonomía, es el coche urbano más pijo y tecnológico

Honda ha hecho una fuerte apuesta por el coche urbano desde dos enfoques muy diferentes, híbrido y eléctrico, pero con el objetivo de posicionarse claramente en el mercado de los vehículos pensados para la ciudad con un toque premium de estilo de vida y diferenciación. Si el Honda Jazz es la versión híbrida, muy eficiente y sofisticada pero también más cara y exclusiva que sus rivales en el mercado, con su modelo 100 % eléctrico, el Honda e, el objetivo ha sido el mismo: hacer un coche urbano muy bueno, diferente y muy exclusivo, sin importar demasiado el precio.

Desde el momento de subirse en el coche se aprecia que este modelo es algo muy diferente a todo lo que hay en el mercado. Es más, también es distinto de lo que se anuncia que va a llegar próximamente. Es un coche de solo 3,9 m de longitud que ofrece una buena habitabilidad interior para cuatro personas, con bastante sensación de sitio. Tiene bastante espacio para las piernas en las plazas traseras aunque, hay que tener en cuenta que es un vehículo homologado para cuatro plazas. Con ello ofrece cuatro plazas bastante buenas.

El maletero es el que "sufre" sus dimensiones tan reducidas, con un volumen de solo 171 litros. Además, hay que tener en cuenta que en este coche siempre hay que llevar un cable para poder enchufarlo, o dos en el caso de nuestro coche de pruebas. En este caso para poder recargar tanto en un enchufe doméstico como en uno de carga rápida y corriente continua. A su favor tiene que los asientos traseros se pueden plegar en dos partes para aumentar la capacidad, a costa de perder una o dos plazas.

placeholder Todo el salpicadero del vehículo, de un extremo al otro, está formado por pantallas, hasta cinco.
Todo el salpicadero del vehículo, de un extremo al otro, está formado por pantallas, hasta cinco.

Tiene un acabado minimalista muy sencillo, con muy pocas cosas, pero en el que todo es bueno y diferente. Sin duda lo más llamativo es su puesto de conducción. La mayor parte de los coches ofrecen un cuadro instrumentos digital y una pantalla en la consola central, a lo que en algunos casos se puede añadir un head up display.

En este caso encontramos una solución distinta: cinco pantallas diferentes, seguidas una de otra, formando un panel de instrumentos completo en todo el ancho del vehículo. El cuadro de instrumentos va en la posición delante del conductor. pero a la derecha hay otras dos pantallas diferentes pero igualmente unidas. Una para el navegador y la otra para el resto de funciones relacionadas con el vehículo, el equipo de sonido, el climatizador y el resto de sistemas.

Foto: El primer Mini 100 % eléctrico. (Mini)

Donde llega la gran sorpresa es porque a estas tres pantallas, situadas en la parte central del vehículo, se añaden otras dos en los extremos, que corresponden con las pantallas de los retrovisores exteriores. Les decía antes que todo en este coche es diferente, exclusivo e innovador. Ya hay algún modelo en el mercado que tiene retrovisores exteriores por cámara y pantalla, pero son vehículos altos de gama como el Audi e-tron. En este caso, es el coche más pequeño de Honda pero también el más tecnológico el que los incluye de serie.

La posición de las pantallas que hacen de espejos es muy buena y uno se acostumbra a mirarlas al cabo de muy pocos segundos. Las pantallas tienen el grado de inclinación justo para que directamente, cuando vamos buscando el retrovisor normal del vehículo, encontremos inmediatamente la pantalla. Y la nitidez de la imagen es muy buena, lo que facilita notablemente la conducción y le aporta seguridad.

placeholder El retrovisor por pantalla está perfectamente resuelto en este vehículo.
El retrovisor por pantalla está perfectamente resuelto en este vehículo.

Hemos podido hacer algo más de 100 km con el nuevo Honda e con su versión más potente. La gama de este modelo ofrece dos motorizaciones diferentes: 136 caballos en la versión de acceso y 154 CV en el Advance. Este incremento de potencia permite darle un poquito de alegría, aunque tampoco es muy necesaria. En cualquier caso, el coche se mueve con una gran soltura porque combina una potencia elevada con una entrega de par inmediata desde el momento de la aceleración y un peso razonable pese a su baterías.

El puesto de conducción es, más allá de la complicación que puede suponer acostumbrarse al uso de todas estas pantallas, muy sencillo. La caja de cambios en rfealidad solo tiene un botón "D" para poder circular y una palanca que requiere presionar y echarla para atrás, con la letra "R", cuando queremos activar la marcha atrás. No puede ser más intuitiva su utilización.

Foto: Peugeot 208, un coche moderno y tecnológico que incluye una variante 100% eléctrica.

Por detrás de la palanca encontramos el selector de modos de conducción, con dos opciones: normal o sport. Con este ajuste se cambia el tacto de la dirección y la gestión del pedal del acelerador para aumentar la velocidad de manera más rápida. Además, en el volante encontramos unas pequeñas levas. Lógicamente no sirven para cambiar de marcha puesto que no tiene marchas.

En realidad sirven para ajustar el grado de retención que queremos en cada momento. Permite dos posiciones, una más suave, para poder conducir a vela, y otra más fuerte para permitir el funcionamiento con un solo pedal. Con ello se puede jugar de manera muy sencilla entre gastar más energía o recuperarla, en función del estado de carga de la batería de nuestro vehículo.

222 kilómetros

Uno de los aspectos clave de todos los eléctricos es su autonomía. Aunque el valor homologado es de 222 km, que parece algo justo, en realidad permite una conducción urbana más que suficiente. Cuando recogimos el Honda e para hacer nuestra prueba, el vehículo tenía la batería cargada pero la indicación de la autonomía marcaba solo 187 km. Sin embargo, después de hacer más de 110 km con el vehículo llegamos a nuestro destino con autonomía de 92 km. Es decir, habíamos gastado 95 km de autonomía para recorrer 110 km y eso sin hacer excesos.

Nuestro recorrido fue básicamente por ciudad, pero también en algunas carretera entre pueblos y de circunvalación en los alrededores de Madrid. Con ello les quiero decir que el vehículo tiene un consumo muy razonable. Haciendo una conducción muy urbana y sin excesos creo que se pueden recorrer 200 km con cierta tranquilidad.

Este Honda e es un coche que va a marcar de alguna manera el futuro de los vehículos eléctricos de uso urbano que llegarán en los próximos meses y otros que ya están en el mercado. Entre sus rivales podríamos destacar el Renault Zoe, que fue casi el inventor del segmento urbano eléctrico junto con el Smart. En este segmento se encuentran también el Peugeot e-208, o el Opel Corsa-e, aunque también por precio se podría comparar con el Mini eléctrico.

Con respecto a todos ellos, el Honda e es el más pequeño, también el más tecnológico y si analizamos sus precios es algo más caro que lo modelos de PSA. Y si comparamos la versión tope de gama del Honda con el Mini también resulta ligeramente más cara la opción japonesa. Es el precio que hay que pagar por la exclusividad que garantiza este modelo para moverse por la ciudad de una manera diferenciada.

Ficha técnica

Motor eléctrico en posición trasera

Potencia máxima: 154 CV

Par máximo: 315 Nm

Autonomía homologada WLTP: 222 km

Consumo homologado WLTP: 18,8 kWh

Velocidad máxima: 145 km/h

Tracción: Trasera

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 3,90 x 1,75 x 1,51

Capacidad maletero: desde 171 litros hasta 850 litros con solo dos asientos.

Peso en vacío: 1.510 kg.

Precio: desde 37.800 euros.

Coches Coche eléctrico Honda Estilo de vida PSA Peugeot-Citroen
El redactor recomienda