Las numerosas alternativas que dificultan el adquirir un coche nuevo ('renting', 'leasing'...)
  1. Motor
INCERTIDUMBRE CON LAS TECNOLOGÍAS

Las numerosas alternativas que dificultan el adquirir un coche nuevo ('renting', 'leasing'...)

Antes solo había diésel o gasolina y solo comprar al contado o a plazos, pero ahora hay muchas alternativas

Foto: ALD Automotive España es una de las grandes compañías del renting de vehículos en España.
ALD Automotive España es una de las grandes compañías del renting de vehículos en España.

Cada día es más complicado decidirse a la hora de comprar un coche. Por una parte cada vez hay más tecnologías disponibles, desde los tradicionales gasolina o diesel hasta las nuevas tendencias de los híbridos, híbridos enchufables o eléctricos, a los que pronto se unirá también la del hidrógeno. Por otra parte, es cada día más complicado tomar una decisión de compra por la incertidumbre económica en el contexto actual y por las nuevas tendencias de movilidad que apuntan en muchos casos a compartir un vehículo antes que a su adquisición.

Pero además de todas estas opciones, que sin duda hacen complicada la decisión de adquirir un coche, también está la manera en la que podemos adquirir el mismo. Ya no se trata de comprarlo al contado o a plazos, que eran las dos únicas opciones que se ofrecían hasta hace poco tiempo. Ahora, además, se ofrecen nuevas formas de adquirir el vehículo: renting, leasing, el sistema de compra Multiopción o Flexiopción. Estas últimas permiten cambiar un vehículo al cabo de los tres o cuatro años sin un coste adicional. Incluso llega una nueva tendencia que es la suscripción.

Una de las opciones sin duda interesantes es la del renting, y es que el sistema de alquiler a largo plazo se ha convertido en una atractiva alternativa. Es una opción, no solo para los autónomos y las pymes hasta ahora únicos clientes de este tipo de contratos, sino también para los particulares. Además, la situación actual provocada por la pandemia del COVID hace que el servicio del renting tenga más posibilidades de incrementar su penetración en el mercado.

Renting, leasing o sistemas multiopción ganan terreno frente a la compra tradicional.
Renting, leasing o sistemas multiopción ganan terreno frente a la compra tradicional.

Las ventajas del renting son claras. Por un lado que ante la incertidumbre económica pocos particulares están dispuestos a hacer grandes desembolsos de dinero o endeudarse por temor al futuro. En estas circunstancias el renting se convierte en una buena opción, pues no es necesario realizar una gran inversión. Además, el usuario conoce en todo momento la cuota mensual que va a pagar cada mes hasta el final del contrato. Y con ello evita gastos imprevistos y sustos.

En este sentido Antonio Cruz, subdirector general comercial y de marketing de ALD Automotive España, asegura que "las operadoras de renting partimos de una posición de vanguardia como agentes activos del cambio en una evolución continua y adaptadas a los cambios que demanda la sociedad en materia de transporte. En la nueva movilidad, el renting tiene mucho que decir, no solo para pymes y autónomos sino también para usuarios particulares.

Foto: El innovador Volkswagen ID.3 1st Edition estrena el nuevo sistema de adquisición de renting online.

Otra opción de adquirir un vehículo es mediante leasing, un servicio de alquiler con derecho a compra. En este caso, la compañía cede el uso de un vehículo al cliente a cambio del pago de una cuota mensual. Al término del plazo previamente establecido, el arrendatario tiene la opción de comprar el coche pagando lo que se denomina valor residual o bien devolverlo. También en este caso, cualquier persona física o jurídica, empresas, autónomos, profesionales y particulares pueden acceder a este sistema de adquisición.

Leasing

Pero una de las grandes diferencias con respecto al renting es que en el caso del leasing es el cliente quien administra el vehículo. Es decir es el usuario el que tiene que cubrir los costes de mantenimiento por su cuenta. Además, el límite de tiempo del contrato se establece en dos años. Existe la posibilidad de prorrogar el contrato con el mismo vehículo o cambiarlo por otro al terminar el mismo.

Pese a que estas tendencias están creciendo cada día, sin duda la opción de la compra de un vehículo sigue siendo la más demandada por los usuarios en estos momentos. La propiedad de un bien sigue estando bien valorada por la mayoría de los consumidores lo que hace que muchos todavía se sigan decidiendo por esta modalidad. Sobre todo en estos tiempos que los concesionarios se han visto obligados a hacer interesantes ofertas.

Sin duda son tres opciones interesantes que están disponibles en la actualidad para los conductores. Para decidirse por una modalidad u otra, el cliente debe hacer un análisis de sus necesidades de movilidad. Debe tener en cuenta los kilómetros que puede realizar cada año, los costes de mantenimiento del vehículo y por supuesto el desembolso económico que está dispuesto a asumir.

Coches
El redactor recomienda